Inicio Opinión Escaparate político Escaparate político

Escaparate político

0
0
61

 

Felipe SÁNCHEZ JIMÉNEZ

 

PARTIDOS PATITO

Se han consolidado en la industria del chantaje político más de 800 organizaciones “sociales” en Oaxaca.  Pero no es el único gran negocio en el contexto de una falaz “lucha social”, abundan otros mecanismos como los partidos políticos.

El caso más reciente es el llamado partido social demócrata. No tiene nada de democrático ni de social. Significó un magnífico lucro para su fundador Manuel Pérez Morales. Ahora intentó revivir esta entelequia en su “segunda época”. El elector que ya no se deja engañar tan fácilmente, no le dio votos y volvió a desaparecer. La pregunta es ¿devolverá los muebles e inmuebles que adquirió con recursos públicos que recibió? ¿dejará adeudos a proveedores como lo hizo la primera ocasión en que también perdió el registro? La autoridad electoral tiene la palabra.

Otro partidito morralla, es el llamado “de mujeres revolucionarias”. Recibió dinero público luego de su registro pero al perderlo ¿se atreverá el IEEPCO a exigirle cuentas del dinero público que recibió?

 

EN TODO EL PAÍS

Este fenómeno no es exclusivo de Oaxaca. Los partidos políticos y organizaciones sociales resultan un gravamen para el erario público, incluyendo el Morena, ese partido considerado un “fenómeno social”.

A la cabeza del Gobierno federal y con mayoría en ambas cámaras del Congreso, Morena es el partido que más dinero público recibirá a partir del próximo año. Al haber arrasado en las elecciones pasadas el partido propiedad de Andrés Manuel López Obrador, calcula recibir el próximo año mil 600 millones de pesos. Si partimos que en este año electoral obtuvo 441.6 millones de pesos del gobierno, en tan solo en un año, sus prerrogativas crecieron en más de mil millones de pesos. Digan si hay un negocio más lucrativo. Y no solo eso, los ingresos de los partidos, por más vituperados que estén, crecen constantemente. El próximo año el financiamiento público para los partidos será de 4 mil 680 millones de pesos; es decir, 383 millones de pesos más que en 2018. Una barbaridad de dinero en este país de tanta pobreza.

 

A LA BAJA

El Morena estará a punto de atragantarse con tanto dinero, y el PAN que es la segunda, aunque disminuida fuerza, tendría en el 2019, cerca de 888 millones de pesos.

Además de apestar a cadáver, el PRI también se empobrecerá. Si en 2018  recibió prerrogativas por mil cien millones de pesos, en próximo año verá disminuido sus ingresos por este rubro. Apenas pasará de 837 millones de pesos.

El PRD que va a la baja, a punto de desaparecer, de 525 millones que recibió este año solo dispondrá de 416 millones en 2019.

Los otros partiditos morralla, por el simple hecho de colgarse del Morena y de los otros partidos mayoritarios, aumentarán sus percepciones del gobierno. El verde pasaría de 366  millones a 398.8 millones; MC, de 366 millones de pesos a 381.9 millones. El PT que ya apestaba a cadáver, de 258 millones a 365 millones de pesos.

 

ELOGIO DE LA LOCURA

Recordando a Erasmo de Rotterdam en su Elogio de la Locura, vale decir que en el intercambio epistolar que se da en estos días entre el Presidente del Imperio, Donal Trump y el virtual mandatario de México, AMLO,  podemos decir que hay una gran gota de locura.

Pero se entiende porque ambos tienen similitudes y hay que tomar sus mutuos elogios con la imperturbabilidad del humanista: ¿qué sería de la vida sin una mínima gota de locura?

Si en tiempo de campaña hubiera planteado un escenario tan romántico como el que están viviendo en estos momentos Donald Trump y López Obrador, cualquiera me hubiera dicho que andaba extraviado. Para sorpresa de propios y extraños se ha dado una “Luna de Miel”, un intercambio de elogios y cartas (de amor) entre Trump y el Peje.

Incluso AMLO se ha llegado a comparar con (el odiado, al menos por los mexicanos) Trump. La carta que el mexicano envió al gringo, chorrea embelecos: “en cuanto a lo político, me anima el hecho de que ambos sabemos cumplir lo que decimos y hemos enfrentado la adversidad con éxito. Conseguimos poner a nuestros votantes y ciudadanos al centro y desplazar al establishment o régimen predominante”.

Los elogios de allá para acá no se hicieron esperar. En rueda de prensa Trump se refiere a López Obrador de la siguiente manera: “El nuevo presidente es una persona estupenda (…) Hizo un gran trabajo, consiguió una tremenda votación. Hay mucha confianza en él en México y eso es bueno. Estamos hablando con ellos sobre hacer algo muy dramático y positivo para ambos países”.

¿Qué tal? ¿Ahora qué opinan del virtual presidente electo? ¿Esperaban esto?

Las críticas no se han hecho esperar por quienes quisieran ver a AMLO más liberal ante el imperio. Pero no. Hay más similitudes que distancias entre López y Trump. Ambos han descalificado a los medios de comunicación, son reacios a la crítica mediática,  han sido señalados de populistas y han centrado su política en el desarrollo interno de sus respectivos países.

 

TAL PARA CUAL

Muy sospechoso que ahora, en las ausencias y presencias, anden tan juntos personajes tan discutidos del partido Morena en Oaxaca como Flavio Sosa, Benjamín Robles alias “cara sucia”, Salomón Jara y su fiel Nancy Ortiz,  entre otros. Todos los que hoy andan de la mano han sido muy cuestionados por sus afanes protagónicos.

Los que lo conocen me dicen que sus obsesiones en este momento es llevarse la mejor tajada del pastel y por eso andan sobre dos objetivos concretos. Estar más cerca del virtual presidente y, cuanto más puedan, acercarse a su oído.

En esta puja permanente andan y a eso atribuyen los morenistas chapulineros los encuentros y reencuentros con la senadora electa Susana Harp. Esta dama, en un diálogo de mayor nivel logró consensar la primera mini cumbre con todos los legisladores de la alianza “juntos haremos historia”. Legaron pero no se juntaron todos. Cada uno mostró fuerza. Y vaya que la tienen porque así se los permite López Obrador.

Midieron fuerzas el chilango Benjamín Robles que es diputado federal igual que su esposa y mueve abiertamente a cuatro legisladores locales. También Flavio Sosa “el demonio de Tasmania” quien ya hizo alianza con el primero para que designara como coordinadora de la bancada del PT en la cámara local a su prima Griselda y como vicecoordinador a su hermano Horacio. Es decir, todo queda en familia.

En esta puja también muestran sus cartas Salomón y la dirigente estatal del Morena y virtual vicegobernadora, Nancy Ortiz. Puros ases y tercia de reyes.

Se miran superiores desde el momento en que López Obrador mencionó a Nancy entre los morenistas con méritos para transitar del virreinato al vicegobernador@. Ella tendría esta figura en Oaxaca por lo que, a decir de sus cercanos, camina mirando a todos hacia abajo.

Desde que el virtual presidente anunció en presencia de los miembros de la Conago, su decisión de mandar al diablo el actual Convenio de Coordinación Fiscal mediante el cual los gobiernos estatales reciben todos los recursos federales y designar 32 “coordinadores Estatales de Programas de Desarrollo”, ocurrió el nacimiento de la elite política con el sello del Morena.

Nancy es la modesta activista que salta al lugar riesgoso que significa    que después de  llegar tan alto no hay nada más allá. A partir del 1 de diciembre a sus manos llegarán  todos los recursos, programas y ramos federales que se envían al gobierno de Oaxaca  pero que ya no pasarán por las Tesorerías de los estados ni por los gobernadores. Nomás.

Alguien dirá que falta legislar. Efectivamente, este cambio a la coordinación fiscal tendrá que ser aprobado por la Cámara de Diputados pero no hay que olvidar que allí mandará la mayoría de Morena.

Se supone que la intención de López Obrador con esta medida es acabar con la corrupción y discrecionalidad que ha existido en los gobiernos estatales en la aplicación de los recursos federales. No creo que alguien en su juicio crea que esto sucederá tal como lo planea el nuevo presidente con personajes empoderados hoy por Morena pero que en el sexenio pasado “enseñaron el cobre” como altos funcionarios y diputados de Gabino.

 

POR FIN, UN RESPIRO

Hoy que, después de tres sexenios, volvemos a disfrutar de nuestras fiestas de Julio, máxima expresión del folclore y el costumbrismo ancestral, sin bloqueo de calles ni connatos de violencia, es necesario reflexionar.

Cavilar sobre lo peligroso de seguir tolerando a los políticos que con tanta ligereza caen en la temeraria conseja de que “el fin justifica los medios”.  En Oaxaca detestamos, al extremo del desvarío, la política de la presión, de la violencia, quema de carros, secuestro de personas, pillaje y demás prácticas devastadoras que usan los grupos de interés con tal de alcanzar el poder.

Fueron estas motivaciones las que movieron a los oaxaqueños a votar por AMLO. No queremos seguir padeciendo el “accionar” de los grupos que durante los últimos cuatro sexenios han servido como instrumento de presión social para conducir a las negociaciones políticas que no son más que el reparto del poder. Hoy que el partido Morena y sus rémoras han llegado el poder, esperamos que sus estrategias de lucha por el poder no destruyan más, física y económicamente a Oaxaca. Si ya se fueron buena parte de los saqueadores del erario público, que no se queden otros depredadores, los de la paz social.

 

Cargar más artículos relacionados
  • Escaparate político

        Felipe SÁNCHEZ JIMÉNEZ     CLIENTELA CRECIENTE A quienes no conoce…
  • Escaparate político

    Felipe SÁNCHEZ JIMÉNEZ   PARADOJA Que paradoja. Entre más favorecen las encuestas a A…
  • Escaparate político

    Felipe SÁNCHEZ JIMÉNEZ   UNDEN EL TECNOLÓGICO ¿Hasta dónde pretenden llevar sus consi…
Cargar más en Escaparate político

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

Compruebe también

Inician campaña contra acoso y violencia hacia las mujeres en el transporte público de Oaxaca

La Secretaría de Movilidad (Semovi), la Secretaría de la Mujer Oaxaqueña y concesionarios …