Inicio Reportajes Tensa calma aguarda en San Antonio de la Cal

Tensa calma aguarda en San Antonio de la Cal

0
0
247

Sin autoridad municipal ante las anomalías de las elecciones pasadas, habitantes de uno de los municipios que ha dado renombre a Oaxaca, por la elaboración de la tradicional tortilla tlayuda, esperan impacientes la resolución del Tribunal Estatal Electoral para saber si se reconoce el triunfo de Alfonso Ángel Vásquez Santiago o se convoca a nuevas elecciones; en tanto los servicios básicos como agua potable, recolección de basura y seguridad, que fueron suspendidos a principios de año, se han restablecido

 

En cifras:

10

candidatos participaron por la presidencia municipal

28

mil habitantes, tiene el municipio

500

pesos por voto pagó uno de los candidatos

 

Texto: Yolanda PEACH

Fotos: Esteban CHINCOYA

 

SAN ANTONIO DE LA CAL.- Una aparente calma –que amenaza con extinguirse en cualquier momento– impera en este municipio conurbado a la capital, donde la especialidad de las mujeres es la elaboración de la tortilla tlayuda, que ha dado renombre a Oaxaca.

Luego de que el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana (IEEPCO) invalidará la elección de presidente municipal, los habitantes no sólo se quedaron sin autoridad municipal, también sin los servicios de agua potable, recolección de basura y seguridad.

Las calles comenzaron a inundarse de basura y la delincuencia se hizo presente casi de inmediato ante la ausencia de un cuerpo de policía que resguarda el orden y la seguridad de la población.

Actualmente, un comisionado municipal, que despacha de manera provisional, se ha encargado de restablecer los servicios públicos prioritarios en tanto se resuelve el conflicto político-electoral.

San Antonio de la Cal es uno de los municipios más cercanos a la capital oaxaqueña, con alrededor de 28 mil habitantes, se rige por los sistemas normativos indígenas para elegir a sus autoridades, método conocido comúnmente como usos y costumbres.

Las últimas elecciones, en las que participaron 10 candidatos estuvieron manchadas por diversas anomalías. Esperan la decisión del Tribunal Estatal Electoral para saber la situación respecto a su autoridad.

 

EN DUDA, LOS COMICIOS

 

Semanas antes de las elecciones, pobladores de San Antonio de la Cal acusaban al entonces edil, Eliseo Méndez Martínez, de que no les permitiría participar en los comicios como candidatos.

El funcionario municipal rechazó entonces las denuncias. Enfatizó que sí tomaba en cuenta a los avecindados; sin embargo, reveló que meses antes, se habían acercado personas ajenas al municipio para solicitar constancias de origen para votar en las elecciones programadas el 17 de noviembre de 2019.

Ante el temor fundado de que pudieran amañarse los comicios, suspendió la expedición del documento hasta que pasara la fecha.

Días antes, el 3 de noviembre, en asamblea, los pobladores eligieron un consejo electoral, con representantes de cada una de las secciones que conforman el municipio, así como la agencia de policía. Acuerdo que se tomó con la presencia de personal del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO).

Se detalló que serían planillas las que competirían en la elección, en la que se especificó que podrían inscribirse todos los que quisieran participar, siempre y cuando vivieran en San Antonio de la Cal, ya que no se discriminaría por ser avecindado o nativo.

 

ELECCIONES VIOLENTAS

 

Las elecciones no fueron las esperadas. Ese día, se detuvieron a cinco personas acusadas de la compra de votos.

El saldo, cinco personas detenidas por la presunta compra de votos y dos candidatos fueron descartados durante el desarrollo de la jornada electoral.

Detonaciones de armas de fuego en la parte alta del municipio, así como acusaciones de acarreo de personas que al parecer no eran originarias de la población, provocaron la tensión.

Vecinos exigían linchar a las personas detenidas. Las acusaban de compra de votos, de ofrecer entre mil y mil 500 pesos para votar a favor del candidato de la planilla naranja que encabezaba Juan Carlos Pascual.

Dentro de los detenidos, estaban tres mujeres a las que decían, apresaron cuando intercambiaban dinero por votos en la calle Independencia. En la calle Aldama es donde se escucharon los disparos de armas de fuego.

Incluso, las votaciones fueron interrumpidas alrededor de dos horas. Se reanudaron luego de llegar a un acuerdo en la asamblea de retirar la candidatura de Juan Carlos Pascual, de la planilla naranja, quien no quiso continuar en el proceso, así como la de Manuel Martínez Santiago, dos de los 10 candidatos que inicialmente contendieron por la Presidencia Municipal.

“El proceso se empañó por el acarreo de personas, compra de votos y otras irregularidades”, comentó Tomás Ríos, vecino de La Experimental.

Al final, todo indicaba que el voto favorecía a Alfonso Ángel Vásquez Santiago; sin embargo, ante las irregularidades, no se validó el proceso, pues precisamente es al candidato al que acusaban de compra votos y de tener el apoyo de políticos para ganar la elección.

“Comenzó a circular en redes que Alfonso Vásquez estaba apoyado por Flavio Sosa y Eufrosina Cruz, de quienes recibió ayuda monetaria y política, pero fueron los grupos de estos políticos quienes propiciaron la violencia”, detalló.

Incluso, días después, un grupo de pobladores se manifestaron afuera de las oficinas de Sistemas Normativos Internos del IEEPCO para exigir al órgano electoral la validación y entrega de acta de mayoría para su candidato.

Los manifestantes retuvieron dos camiones del transporte público para cerrar la circulación de las calles cercanas.

Con cartulinas en mano y consignas, exigían que se le permitiera a su candidato tomar protesta al iniciar el año.

No obstante, el Consejo General del IEEPCO calificó como invalida la elección en el municipio de San Antonio de la Cal.

Consideró se vulneró el derecho a votar y ser votado, además de diversos actos de violencia que impidieron que transcurriera el ejercicio electivo en condiciones de seguridad para la ciudadanía.

 

SIN SERVICIOS, PERO CON FIESTA

 

Al quedarse sin autoridad, automáticamente se quedaron sin servicios. Agua potable, servicio de recolección de basura, seguridad pública. Eso no impidió que celebraran al Santo Patrón, San Antonio Abad. Un festejo que dura varios días.

Inició el 6 de enero, con la novena al Santo Patrón. Le rindieron culto, por día, el Sindicato de la Confederación de Trabajadores de México y albañiles, la capilla en general, el Sindicato Libertad, la Unión de mototaxis, taxistas en general, tianguistas de San Antonio, Casas de Oración, tablajeros, misceláneas y campesinos, así como el comisariado ejidal.

El 15 de enero se realizó la misa de calenda, al otro día, la misa de maitines y el 17, la misa patronal y la de tres ministros.

Aunado al festejo, se realizó la feria anual, en la que participaron los grupos Juquilita, Rancho Santa Teresita, Pichones, Pequeños Implacables y Banda Palmeras de Yuta.

Se preparó un “agarron de ganaderias” en el jaripeo de octavo, con jinetes profesionales, el sábado 18 la Gran Becerrada y el domingo 19 un torneo abierto, con jaripeos gratuitos.

“Tal vez tengamos problemas internos, pero el Santo Patrón se respeta en este pueblo. Aunque no tengamos autoridad la fiesta no se puede suspender”, asegura doña Eloísa Martínez, de la tercera sección Las Moras.

“Tenemos que rescatar que la fiesta del pueblo terminó con saldo blanco. Pese a la pirotecnia no se registró ningún accidente. Se apoyó con bomberos al 100 por ciento, policías de Seguridad Pública Estatal, policías viales, grupos de rescate y de salud”, informó José Herrera López, actual comisionado municipal provisional.

 

RESTABLECEN SERVICIOS

 

José Herrera López fue nombrado comisionado municipal provisionalmente, en tanto resuelve el Tribunal Estatal Electoral la impugnación por los comicios.

“Me encargué, básicamente, de restablecer servicios básicos, como el tema de la basura, agua potable, seguridad y atender a la ciudadanía”, informó al tiempo de decir que llevaba 15 días en el cargo.

“Llegué justo cuando estaba la Fiesta Patronal. El pueblo estaba de fiesta. Me apersoné con el comisariado y poco a poco, he ido platicando con los pobladores de distintas colonias”, indicó.

Abundó que, al llegar, llevaban los colonos 15 días sin agua, servicio que se restableció.

Se contrataron camiones entre los propios vecinos para recolectar la basura. Actualmente llevan 70 toneladas, ya que recolectan entre 7 y 10 toneladas por día. Se espera que en una semana, se haya abatido el problema al 100 por ciento.

Ante la situación, el palacio municipal continúa cerrado. No opera la ambulancia, las patrullas ni la maquinaria, “no hubo acta de entrega recepción”.

Se re contrató a 20 de los 40 policías municipales, que ya están operando, así como a tres personas del barrido en el centro del municipio, otro que apoya en el Centro de Salud en el área de lavandería, otro auxiliar en la agencia de policía, un velador del Centro de Iniciación Musical, así como personal administrativo, en total, 36 trabajadores municipales actualmente, de los más de 100 que laboraban en la anterior administración municipal.

El funcionario, destacó la labor del Centro de Salud, donde da atención pre hospitalaria, así como partos, en donde estudiantes de Estados Unidos de Norteamérica realizan sus servicios.

Apuntó que la preocupación del gobierno estatal por restablecer servicios, se debe, principalmente, a que, una gran mayoría de la población son estudiantes.

“No estamos cobrando impuestos. Esperemos que los pobladores se pongan de acuerdo para la elección de sus autoridades y el fallo del Tribunal (Estatal Electoral) mi cargo es provisional y sólo me encargo del programa operativo emergente para que la vida de la población se desarrolle sin contratiempos”.

En tanto, vecinos esperan la resolución del Tribunal Estatal Electoral, para saber si se convocará a nuevas elecciones o harán válidas las anteriores.

“No sabemos qué pasará, estamos esperando la resolución para saber qué acciones tomar o qué sigue”, aseveró Juan Alberto Antonio, oriundo de la agencia de policía La Experimental.

“Siempre buscamos lo mejor para nuestro pueblo, lo que no queremos es que nos impongan un administrador, por ahora todo marcha bien, pero debemos ser los ciudadanos los que elijamos quién queremos que nos gobierne”, puntualizó.

 

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Reportajes

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

Compruebe también

Pide Legislativo a administradores de justicia redoblar esfuerzos para el bien de Oaxaca

San Raymundo Jalpan, Oax. 18 de septiembre de 2020.- El diputado presidente de la Junta de…