Inicio Reportajes Estupro,el delito olvidado

Estupro,el delito olvidado

0
0
51

Una seducción penalizada que acarrea en las víctimas trastornos en su sano desarrollo sexual, social y psicológico, resultado de la presión social o el enamoramiento que da pie a iniciar la vida sexual precozmente y que, en teoría, debería traer consecuencias penales para el infractor; sin embargo, pese a que parámetros internacionales penalicen a quienes cometen este ilícito, en Oaxaca no se le da la importancia del caso y se perfila como el delito con más impunidad

 

El dato

En el sistema penal tradicional era común que los jueces negaran la orden de aprehensión a quien cometiera el delito de estupro al argumentar que en la actualidad las adolescentes tienen acceso a mucha información respecto a la autoridad. Con la reforma penal, en el nuevo sistema adversarial estos casos ni siquiera llegarán ante un juez.

 

Yolanda PEACH

 

A punto de irse con el que creía el amor de su vida a la Ciudad de México, donde vivirían su romance, una quinceañera se enteró que éste estaba casado.

Sin nada qué hacer más que presentar su querella formal, la vida de la adolescente quedará marcada para siempre y el delito cometido en su contra, quedará en el olvido oficial.

Pese a que el estupro es uno de los delitos más comunes en Oaxaca, pocas son las víctimas que presentan su querella y respecto a las carpetas de investigación, las cifras oficiales apuntan a una total impunidad.

Datos proporcionados por la Fiscalía General del Estado, refieren que del año 2017 a junio de 2019 se habían iniciado 174 querellas por el delito de estupro, de las cuales, 35 se iniciaron en la Fiscalía de la Mujer.

El dato fue confirmado por la Fiscalía especializada para la atención de Delitos contra la Mujer por Razón de Género, la que detalló que respecto al número de carpetas de investigación iniciadas por estupro a partir de la entrada en vigor del nuevo sistema de justicia penal, el 18 de junio de 2017 hasta el mes de junio del año 2019, eran 45 carpetas de investigación, detallando que se fueron 12, del 18 de junio al 31 de diciembre de 2016; 13 en el 2017; 16, en el año 2018 y 4 de enero a junio de 2019.

Respecto a estas carpetas de investigación, en el año 2016 se archivaron temporalmente cinco carpetas, en el 2017 fueron tres, en el 2018 otras cinco y ninguna en el 2019.

Ninguna investigación terminó en la judicialización del caso ni tampoco se realizaron salidas alternas.

 

PRIMER AMOR

Laura, estudiante de secundaria, seducida por su novio 10 años mayor, confiesa que aceptó tener relaciones sexuales porque se creía amada. “Me decía que me quería mucho, que era yo muy bonita, nuestro noviazgo iba bien, él me decía que quería hablar con mis papás para que nos viéramos y saliéramos más seguido a pasear e ir al cine, pero con el consentimiento de mis papás”.

Como sus papás le dijeron que era muy pequeña para tener novio, ésta se dejó convencer por su novio para irse de casa. Pasaron algunas semanas antes de que lograran rescatarla.

Otros de los casos más comunes que sufren las adolescentes, es el que le sucedió a Rebeca. Abandonada cuando su novio se enteró que estaba embarazada.

Irving le insistió en que quería hacer una vida junto a ella, que se quería casar porque la quería y la amaba.

El día determinante para la adolescente fue cuando se percató que su menstruación no le llegó. Una vez que éste se enteró “desapareció”.

Días después logró contactarse con Irving por Internet. El joven le contestó que no quería verla porque de seguro el bebé no era de él. Le aseguró que le contaron que ella andaba con varios muchachos.

Otra querella la puso doña Guadalupe. No lo podía creer. La llamaron de la escuela para avisarle que su hija Carmela estaba embarazada, “en ese momento hasta me quise desmayar de la impresión, luego que me recuperé me fui a buscar a mi hija”.

La estudiante terminó por contarle que había sido seducida por el conductor de un mototaxi. Al decirle que estaba embarazada éste no volvió a contestarle las llamadas y la evitaba.

La violencia también impera en estas relaciones, como el caso de Lorena. La quinceañera tenía el permiso de sus papás de ser la novia de su vecino.

La convenció de quedarse a dormir con él en su cumpleaños con la promesa de matrimonio. Al otro día, sus padres lo fueron a buscar molestos y le exigieron que respondiera, incluso ofrecieron apoyar para que se casaran.

Pasaron los días y la actitud del joven cambió, comenzó a maltratar a la quinceañera y a ofenderla. Al final, le dijo que si quería volviera con sus padres, pues ya no se sentía a gusto con ella.

“Lo mejor será que quedemos como amigos, ya que no estamos a gusto y si me demandas, quedará en tu consciencia”, le advirtió.

Las relaciones con personas que les doblan la edad o con personas solventes económicamente también son comunes, ya que éstos las halagan con regalos y atenciones.

“Acepté la relación y empezamos a andar como cualquier novios, como típicos noviecitos me llevaba florecitas, me decía que me quería”, cuenta una estudiante de bachillerato.

No le llevó mucho seducirla. Tras salir del motel la llevaba a comer a restaurantes y le hacía regalos.

Una tarde, al salir con sus papás a una feria, se encontró de frente a su novio. Iba con su esposa e hijos y al verla, fingió no conocerla.

 

SEXUALIDAD PRECOZ

 

Liliana Patricia Morales Castellanos, psicóloga del Centro de Justicia para las Mujeres (Cejum), advirtió que actualmente los padres son más permisivos. Los adolescentes, al tener la libertad y oportunidad de experimentar algo nuevo, no tardan en llegar a la práctica; por otro lado, el enamoramiento crea confusión.

“Crean un mundo perfecto. Ellos sólo buscan relaciones cortas, en cambio las chicas, al príncipe de sus sueños, lo que es aprovechado por éstos para pedirles la famosa prueba de amor, que no es más que un engaño para tener sexo y luego dejarlas”, señaló.

Indicó que en esta etapa se descubre la atracción hacia otra persona y nuevas formas de manifestar ternura, amor, alegría y tristeza.

Les ilusiona pensar que es la persona perfecta, destinada para toda la vida, lo que provoca, en muchos casos, a perder la voluntad y el control. Las lleva a una relación para la cual no están preparadas.

Explicó que las víctimas de estupro son convencidas de tener relaciones principalmente por su necesidad afectiva, ya que poseen el don de la ingenuidad y creen en ellos.

Además, el victimario, al tener mayor edad tiene más vivencias y la madurez suficiente para saber lo que hace. Seducen a la víctima a sabiendas de que es menor de edad y está penado por la ley.

Muchas de las víctimas, admitió, logran salir de este trance por el apoyo de sus papás, pues la mayoría de las querellantes están embarazadas.

Subrayó que los padres de la adolescente, aun cuando se enojen por la situación, también les duele la burla a su hija y se sienten burlados, lo que los impulsa a ayudarla.

La psicóloga refirió que, a pesar de la información respecto a la sexualidad, en Oaxaca todavía es un tabú y es difícil que una adolescente se acerque a un médico para que éste le medique un método anticonceptivo.

Los padres, respecto a este tema, prefieren no informar a sus hijas ante el temor de que de hacerlo fomenten la promiscuidad.

En tanto, la doctora Gabriela Geminiano, médico del Sector Salud, anotó que tener relaciones sexuales a tan temprana edad no causa ninguna complicación, a menos que no se protejan; entonces podría darse un embarazo no deseado o una enfermedad de transmisión sexual.

Indicó que el daño es más psicológico, aunque los riesgos de tener un bebé a tan temprana edad es que puede ser prematuro, tener enfermedades genéticas, que no termine de desarrollarse o sufrir preeclampsia.

 

EXPERIENCIAS QUE MARCAN

Don Víctor pidió auxilio para su pequeña, estudiante de segundo de secundaria. Esa tarde su prima le llamó a su celular y le aseguró que su hija estaba adentro de un auto en la carretera de Santa María Coyotepec y le dio la ubicación exacta.

Inmediatamente se dirigió al lugar. Al llegar, su prima le dijo que acababan de entrar al motel Los Pinos.

La adolescente, sorprendida, tuvo que confesar que era novia joven con el que se encontraba, “Me pidió que tuviéramos relaciones sexuales. Me juró se casaría conmigo y respondería por mí. Al principio no sabía si aceptar o no, pero me seguía insistiendo”.

Otra escolar, al denunciar a su profesor, contó que éste, al notar su interés en la materia que impartía, la retenía al finalizar las clases para platicar.

Un día, cuando platicaban en la escuela, el profesor le confesó que ella le gustaba mucho y le propuso que fuera su novia.

La adolescente tenía miedo, pero se sentía enamorada del profesor. Le pidió que fueran discretos para no tener problemas en la escuela, así que ella guardaba celosamente su relación y no le contó a nadie.

Con el tiempo, la convenció de tener relaciones sexuales, hasta que un día, al volver de su casa, su mamá le dijo que ese día la había ido a buscar la esposa del profesor y le informó del amorío, de esta manera, la adolescente se enteró que su amado era casado.

 

ILÍCITO IGNORADO

 

La maestra en Ciencias Penales, Irma Villavicencio González, explicó que el objeto jurídico en este delito es proteger la seguridad sexual. Se trata de resguardar la inexperiencia de la mujer que no ha logrado el desarrollo completo de su capacidad volitiva. El ilícito daña el normal desarrollo psicosexual de la víctima.

Reconoció que los tiempos han cambiado y con ello la sociedad cada vez se toma más a la ligera actos que antes eran castigados de manera severa, como el caso de la vida sexual a temprana edad, lo cual, aunque no parezca, puede traer consecuencias de carácter jurídico.

Recalcó que el estupro es uno de los delitos más practicados, pero menos conocido, al considerar el acto sexual como algo natural en los menores de edad, lo que provoca su práctica indiscriminada.

Detalló que el medio ejecutivo del delito es el engaño. El activo debe seducir a la víctima y obtener su consentimiento.

La penalista recordó que este delito es uno de los que más ha sufrido transformaciones con las reformas. Antes, la víctima, además de ser menor de edad, debía ser casta y honesta. Los límites de edad para ser sujeto pasivo es ser mayor de 12 años y menor de 18.

Este delito, destacó, implica una violación de derechos y acarrea consecuencias irreparables en el desarrollo de las adolescentes, ya que puede impedir que continúen con su educación, enfrenten situaciones de violencia, sean vulnerables a la explotación, un embarazo temprano o adquirir alguna infección de transmisión sexual.

El estupro continúa siendo un delito de poca monta para Oaxaca. En el sistema penal tradicional era común que los jueces negaran la orden al argumentar que en la actualidad las adolescentes tienen acceso a mucha información respecto a la autoridad. Con la reforma penal, estos casos ni siquiera llegarán ante un juez.

 

 

Sustento legal

A quien tenga cópula con persona mayor de 12 años y menor de 18, obteniendo su consentimiento por medio del engaño, cualquiera que haya sido el medio utilizado para lograrlo, se le impondrán de tres a siete años de prisión.

Cuando la persona estuprada fuere menor de 15 años, se presumirá en todo caso la seducción o el engaño. (Artículo 243 del Código Penal vigente)

 

Secuelas médicas

Tener relaciones sexuales a temprana edad, podría, en caso de no protegerse, provocar una enfermedad de transmisión sexual o tener un embarazo no deseado. Otro riesgo es que el bebé sea prematuro, tener enfermedades genéticas, que no termine de desarrollarse o sufrir preeclampsia.

 

Daños psicológicos

Entrada precoz en la pubertad, la pobreza, el desempeño deficiente en la escuela, la carencia de objetivos académicos, una historia de abuso sexual u olvido de los padres y patrones sexual familiares o culturales de experiencia sexual precoz influyen en la probabilidad de una actividad sexual temprana, lo cual trae consecuencias de carácter psicológico.

Con frecuencia las adolescentes (y en menor grado, los varones) se sienten presionadas a comprometerse en actividades para las que aún no están preparadas.

 

 

 

 

Las cifras:

45

las carpetas de investigación iniciadas en la Fiscalía de la Mujer desde que inició el sistema penal actual

13

carpetas fueron archivadas, ninguna ha sido judicializada ni se tienen salidas alternas

12

La edad mínima de la estuprada, menor a 18, la máxima

7

años de prisión, la pena máxima corporal por estupro

1

de cada dos mujeres tuvieron sexo antes de los 18

14

años, la edad promedio en que se inicia la actividad sexual

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Reportajes

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

Compruebe también

Cumplen cuatro días de protesta empleados de salud

Oaxaca de Juárez. Trabajadores de Regulación y Fomento Sanitario de los Servicios de Salud…