Inicio Reportajes Seara Vásquez, un genio de la educación

Seara Vásquez, un genio de la educación

0
0
199

DE LA GUERRA CIVIL A LA ACADEMIA

Militante desde 1950 del Partido Socialista Obrero Español, lo que lo obligó a huir de su país de origen en 1960, Modesto Seara Vásquez se refugió en México y desde entonces ha impulsado diversos cambios en la estructuración del sistema de enseñanza de nivel superior, desde la fundación de la División de Estudios de Posgrados de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM hasta la creación de la Universidad Tecnológica de la Mixteca, una institución oaxaqueña de prestigio mundial, que dio pie a la formación del Sistema de Universidades Estatales de Oaxaca, su más grande legado académico

David Méndez

Reconocido a nivel internacional como académico, activista y político socialista, Modesto Seara Vásquez (87 años), se ha convertido en un emblema de la educación superior en México al fundar dos de los centros académicos más importantes del país: la División de Estudios de Postgrado de la Universidad Nacional Autónoma de México (FCPS-UNAM) y el Sistema de Universidades Estatales de Oaxaca (SUNEO); éste último, concebido a partir del éxito del proyecto de la Universidad Tecnológica de la Mixteca (UTM), de prestigio mundial.
Autor de al menos 20 libros y poseedor de 20 reconocimientos por su labor, nació en 1931 en la Villa de Allariz, de la provincia de Orense, en Galicia, España, y viajó a México en 1960, a la edad de 29 años, luego de que por sus convicciones ideológicas estuvo a punto de ser detenido durante las secuelas de la Guerra Civil.
Desde marzo de 1961, Seara, también catalogado como uno de los padres fundadores del Tratado del Espacio Exterior, por sus escritos en los años 50, en su tesis como estudiante, se incorporó a la UNAM como profesor investigador de tiempo completo en el Instituto de Derecho Comparado, hoy Instituto de Investigaciones Jurídicas, a la vez que colaboró en la Facultad de Derecho y la entonces Escuela (hoy Facultad) de Ciencias Políticas y Sociales, con las cátedras de Derecho Internacional Público y Organización Internacional.
Fue en ese periodo cuando comenzaron sus vínculos con esta entidad, ya que uno de sus alumnos fue Heladio Ramírez López, en aquel entonces, un joven de 20 años que cursaba la Licenciatura en Derecho y que al mismo tiempo se desempeña como líder juvenil del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Ciudad de México y que a la postre, entre 1986 y 1992, gobernó Oaxaca.

SUNEO, ejemplo académico

Luego de haber fundado el Departamento de Estudios de Posgrado y el Centro de Estudios Internacionales en la Escuela de Ciencias Políticas de la UNAM, 1988 fue decisivo en la vida de Modesto Seara. Tras sostener un reencuentro con Heladio Ramírez, éste le pidió la elaboración de un proyecto para una universidad en la ciudad de Huajuapan de León, en la región de la Mixteca oaxaqueña, en una zona alta, sin vegetación y de difícil acceso, pues no contaba con carretera.
“Las ambiciones del proyecto eran muy limitadas: construir una universidad para una población pequeña, que respondiera a las necesidades locales”, cuenta Seara, en una reseña suya publicada en su sitio web, http://www.modestoseara.com/.
Seara aceptó la empresa y elaboró el proyecto, pero, lejos del plan local que le fue solicitado, el académico y activista internacional dio inicio a un nuevo modelo de universidad “concebido para el desarrollo”.
“La definición que le dio a la universidad iba en el sentido de trascender su función educativa, y entenderla como un instrumento cultural para transformar la sociedad”, agrega su biografía.
El escritor y colaborador, en su momento, de diversos medios de comunicación mexicanos, como El Universal, El Sol de México, Excélsior y 13TV y de medios internacionales como El País, Le Monde Diplomatique y el Diario de Madrid, optó por darle cuatro funciones principales a su nuevo proyecto en Oaxaca: enseñanza, investigación, difusión de la cultura y promoción del desarrollo. Un sistema creado por él.

Del desierto de “Seara”, a
proyecto sin precedentes

Dos años después, en 1990, la Universidad Tecnológica de la Mixteca inició labores con 48 alumnos, cinco profesores y dos aulas, en medio de un terreno bautizado por los humoristas locales como “el desierto de Seara”.
Fue el comienzo de un proyecto académico universitario sin precedente: En 2016, la UTM dio cobijo a 220 profesores investigadores de tiempo completo y a alrededor de mil 500 estudiantes, que se dividían en 10 licenciaturas e ingenierías, 15 maestrías, cinco doctorados, y ocho Institutos de investigación.
Sin embargo, de acuerdo con la postura del internacionalista, lo más importante es la calidad de la universidad, cuyos alumnos rutinariamente consiguen los primeros lugares nacionales (según los Exámenes Generales de Conocimientos de CENEVAL), en los campos de la Ingeniería en Computación, Electrónica, Industrial o Ciencias Empresariales.
En 2008 y 2011, equipos de estudiantes de la UTM consiguieron el primer lugar mundial en HCI (Human Computar Interaction, de ACM), en las finales que tuvieron lugar en Florencia y Atlanta y quedaron número dos en las que se celebraron en San José de California y París, en 2017 y 2013.
A raíz de aquel éxito, Modesto Seara Vásquez o MSV, como también se identifica, fue nombrado rector del Sistema de Universidades Estatales de Oaxaca, que hoy cuenta con nueve centros académicos más que buscan replicar los logros de la UTM; éstos son la Universidad del Mar, la Universidad del Istmo, la Universidad del Papaloapan, la Universidad de la Cañada, la Universidad de la Sierra Juárez, la Universidad de la Sierra Sur, la Universidad de la Costa, la Universidad de Chalcatongo y NovaUniversitas.
Aquellas instituciones, con un total de 17 campus, que cubren las ocho regiones de la entidad, atienden a 9 mil 500 alumnos a través de mil 100 profesores de tiempo completo, de los cuales 500 tienen un grado de Doctorado. Se imparten, en total, 80 ingenierías y licenciaturas, 30 maestrías y 10 doctorados.
“El SUNEO es ya un referente de la educación superior en México”, opinó el analista y político poblano Alberto Jiménez Merino.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Reportajes

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

Compruebe también

AMLO promete una “Guelaguetza nacional” para el 15 de septiembre

Ciudad de México. Para los festejos patrios del 15 de septiembre con motivo del aniversari…