Inicio Reportajes Conciliar a las bases priistas,propone Ivonne Ortega

Conciliar a las bases priistas,propone Ivonne Ortega

0
0
55

La ex gobernadora de Yucatán demanda una consulta abierta a las bases para elegir a la nueva dirigencia nacional del tricolor; anticipa que de ganar la contienda interna primero hará alianza con la militancia y después con otros partidos

 

Jorge VEGA AGUILAR

 

Ivonne Aracelly Ortega Pacheco, se define como “priista de toda su vida”, y anda en campaña por el país, en busca de llegar a la dirigencia nacional del Partido Revolucionario Institucional, donde, asegura, su primera tarea sería reconciliar a las bases.

“El peor escenario, es perder la elección, pero, no pasa nada, pues sólo sumaría un número de militantes al partido”, asegura.

Por el contrario, señala, “ganar sería el mejor escenario, pero se requiere de muchas voluntades, porque hay que cambiar viejos esquemas partidistas”.

Ortega Pacheco, en conferencia de prensa en la que hubo escasa asistencia de medios informativos, aseguró que el PRI primero tiene que hacer alianza con sus militantes, antes que con otros partidos políticos.

Expresó que en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, hay denuncias permanentes contra la corrupción, como el caso de las estancias infantiles o en el asunto de los huachicoleros, “pero no procesan a nadie”.

Luego, en breve entrevista, “porque tenía prisa”, la ex secretaria general del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del tricolor, afirmó que la elección de la nueva dirigencia tiene que llevarse a cabo a través de una consulta abierta, “para saber quién tiene verdadero liderazgo”.

Desafortunadamente, dijo que a seis dirigencias nacionales se les olvidó refrendar la militancia partidista que, según consideró, es de aproximadamente 5 millones 100 mil.

De la rueda de prensa, que se realizó en un restaurante del centro de la ciudad de Oaxaca de Juárez, la ex gobernadora de Yucatán, con una decena de sus acompañantes caminó tres cuadras para llegar al Jardín Labastida donde se reunió con un grupo de apenas veinte jóvenes.

Inseparable en todo momento, estuvo Elpidio Concha Arellano, dos veces diputado federal, a quien en 2015 la entonces secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles Berlanga nombró como delegado estatal de esa dependencia, el mismo que estuvo vinculado con el homicidio del profesor Serafín García Contreras, ultimado a palos en julio de 2004 en el paraje “Puente de Fierro”, ubicado a ocho kilómetros de Huautla de Jiménez.

En el Jardín Labastida, Ortega Pacheco expuso que nadie puede cuestionar su militancia priista de toda la vida, y reconoció que, cuando era una adolescente, en lo que menos pensó era en incursionar en la política, sino en ser empresaria.

Refirió que, a los 25 años de edad, a través de un proceso interno, fue la primera presidenta municipal de su “pueblo pobre, Dzemul, Yucatán, donde no había oportunidades para ir a la escuela”, y además lamentó haber sufrido bullying “por ser mujer, pueblerina y joven”.

“Fui diputada local a los 27 años de edad, diputada federal a los 29, senadora a los 33, gobernadora de Yucatán a los 34, secretaria general del CEN del PRI a los 40 y, ahora a los 47 tengo la posibilidad de recomponer al partido y hacer contrapesos como oposición”, señala.

Enfatiza que su principal carta de presentación es que “su pueblo ha votado nueve veces por ella”, y reta que, “si alguien tiene otra propuesta”, retira su candidatura a la dirigencia nacional del tricolor.

Ofrece “oídos para escuchar”, y afirma que, como gobernadora de Yucatán, durante el periodo 2007-2012, dio oportunidad a las nuevas generaciones.

Sin embargo, de acuerdo a versiones al respecto, como gobernadora, su administración se caracterizó por el despilfarro de recursos y el abuso al erario público.

“Al término de su periodo, dejó la mayor deuda registrada en la entidad por un monto cercano a los 3 mil millones de pesos”.

Su antecesor en la gubernatura, Patricio Patrón Laviada, denunció después, en 2015 a Ortega Pacheco, de haber incurrido en un presunto desvío de 112 millones de pesos que estaban destinados a la construcción de un hospital en la localidad de Tekax.

También es señalada de que durante su gestión hubo derroche de dinero del erario público para espectáculos y producciones de televisión, “para promover el estado y hacer turismo cultural”.

De igual manera, indican que el Gran Museo Maya, inaugurado en septiembre de 2012, que es considerado una de las grandes obras de Ortega Pacheco, fue un fracaso financiero.

También, en 2009, durante su mandato, fue enviada al Congreso de Yucatán, una iniciativa popular promovida por la organización católica “Red Pro Yucatán”, para impedir el enlace entre personas del mismo sexo y penalizar el aborto.

La iniciativa fue aprobada con el voto de 24 de los 25 diputados –incluidos los del PRI y PAN-, con lo cual fue elevada a rango constitucional y quedó establecido que en Yucatán, el matrimonio y el concubinato sólo pueden efectuarse entre un hombre y una mujer.

Ortega Pacheco, es sobrina de Víctor Cervera Pacheco, quien fuera dos veces gobernador de Yucatán, y secretario de la Reforma Agraria durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, y figura entre quienes aspiran a suceder a Claudia Ruiz Massieu en el CEN del PRI.

En la lista están también, el ex gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz Ortiz, quien está aliado con ella, mientras que el llamado grupo muratista impulsa al titular del Ejecutivo estatal de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas –actual presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) conocido como Alito.

Hay otros aspirantes, como el ex rector de la UNAM y ex secretario de Salud, José Narro; el político y empresario José Ramón Martel López; Lorena Piñón Rivera, ex delegada de la secretaría de Relaciones Exteriores en Veracruz, y los coordinadores de la fracción priista en el Senado de la República y la Cámara de Diputados, Miguel Ángel Osorio Chong y René Juárez Cisneros, respectivamente.

De igual manera intentan llegar a la presidencia del CEN del tricolor, el actual secretario general de ese partido, Arturo Zamora, así como los ex gobernadores de Durango, Ismael Hernández Deras, y el de Querétaro, José Calzada Rovirosa.

En tanto, Ortega Pacheco, lamenta que haya una generación de jóvenes que no militan en ningún partido político, ni ocupan cargos de representación popular. “Están fuera de la realidad de México”, señala.

 

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Reportajes

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

Compruebe también

Cae cifra de empleos para Oaxaca en dos meses

Oaxaca registró su segundo mes consecutivo con caída del empleo, aunque un marginal medio …