Inicio Reportajes Doblega CNTE  a López Obrador

Doblega CNTE  a López Obrador

0
0
25

Movilizaciones y tres días de paro de labores de mentores agremiados a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), bastaron para que el presidente Andrés Manuel López Obrador cediera a la demanda de establecer un diálogo directo con él, para revisar el tema de la nueva Reforma Educativa ya promulgada

 

Diana Paola CANCINO

 

Marchas y plantones, un paro magisterial de 72 horas y la advertencia de llevar a cabo uno indefinido de labores bastaron para doblegar al presidente Andrés Manuel López Obrador, y aceptar un diálogo con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), este lunes 20 de mayo en Palacio Nacional.

“Nada está resuelto, porque la falsa nueva reforma educativa, mantiene el esquema peñista con mínimas modificaciones, y las promesas de campaña de López Obrador de abrogar totalmente la reforma de Peña Nieto no fueron cumplidas, debido a los compromisos con la oligarquía y el sistema neoliberal rapaz”, indicó la CNTE.

Así, esta organización magisterial durante tres días –del 15 al 17 de mayo-, realizó lo que llamó “una jornada de agitación y brigadeo”, en 37 sectores de las siete regiones de la entidad.

Esas actividades, señala, “fueron mandatadas por el V Congreso Nacional Extraordinario de la Coordinadora y ratificado por la Asamblea estatal de la sección 22 del SNTE”.

 

En este sentido, la disidencia magisterial resaltó que se sumaron a las acciones de protesta “desde cada trinchera del estado”, para denunciar, agitar y dar a conocer a los padres de familia, obreros, campesinos, estudiantes, trabajadoras del hogar, sindicatos y autoridades municipales, que el magisterio nacional se encuentra en una jornada de lucha.

“Vamos a defender los derechos laborales que fueron violentados con el régimen de excepción –que contempla la suspensión o restricción de ciertos derechos fundamentales-, estipulado en la nueva reforma educativa”, indicó.

En ese esquema, López Obrador, en su habitual conferencia mañanera, anunció que este lunes 20 de mayo, se reunirá por separado, con los dirigentes magisteriales del SNTE y la CNTE, “para revisar los temas relacionados con la nueva reforma educativa”, -cuyo decreto constitucional fue publicado el 15 del presente en el Diario Oficial de la Federación (DOF)-.

Así, López Obrador tuvo que ceder a las demandas de la Coordinadora, para tener un diálogo directo y reconsiderar algunos puntos de la nueva reforma.

Y el propio mandatario aceptó que, “si hizo falta algo en la reforma, se revisará”, y aseguró que “lo importante es el diálogo, que podamos platicar, conversar, intercambiar puntos de vista con los maestros. Está abierto el diálogo, el lunes los escucharemos”, dijo.

Señaló que “todo aquello que signifique mejorar la educación tiene que ser tomado en cuenta y, si hizo falta algo en la reforma, se revisará”.

Refirió que, aunque ya se tiene el marco legal principal, falta elaborar las leyes secundarias y será en estas donde se tomen en cuenta las observaciones que puedan tener, tanto el sindicato (SNTE), como la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

López Obrador resaltó que la cancelación de la reforma hecha en la administración pasada “fue un gran avance” e ironizó:

“Creo que ni se pensaba que se iba poder llevar a la práctica a convertir en realidad la consigna de ‘Va a caer, va a caer, la reforma va a caer’ Y cayó”.

Por su parte, el secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, aseguró que, “con la nueva Reforma Educativa, se cancela totalmente el modelo anterior, los derechos de los maestros están protegidos y surge la nueva escuela mexicana”.

Insistió en que, “nace un nuevo derecho para el magisterio, que coloca a la educación normal en la primera fila de la educación nacional”.

Sin embargo, la CNTE considera que “es indispensable explicar a la sociedad que la implementación de diversas políticas y reformas desde un presidencialismo puro, aunado al incremento en la tasa de desempleo en el primer trimestre de este año al 3.5 por ciento, representan la antesala del atropello a los derechos laborales de los trabajadores, mientras López Obrador abandera un gobierno populista-paternalista.

La sección 22, en tanto, ha anunciado que “está abierta la posibilidad” de implementar un paro indefinido de labores del magisterio, en caso de que los planteamientos de la CNTE no sean tomados en cuenta en la elaboración de las leyes secundarias de la nueva Reforma Educativa.

La organización gremial rechaza la evaluación para conseguir ascensos escalafonarios, y exige la contratación de solo normalistas para impartir clases, y no profesionistas como, aseguran, lo propone la ley aprobada.

Lamentó además la prisa con la bancada de Morena en el Congreso de la Unión, buscó aprobar la nueva ley educativa, sin consenso, porque “sigue siendo lesiva para el magisterio”.

 

 

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Reportajes

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

Compruebe también

Fue exitosa la venta de inmuebles del narco, aseguran

CIUDAD DE MÉXICO Como “un éxito” calificó el Titular del Servicio de Administración y Enaj…