Inicio Reportajes Vulnerable, el laberinto de la transparencia en Oaxaca

Vulnerable, el laberinto de la transparencia en Oaxaca

0
0
53

Envuelto en un entramado burocrático, el calendario de la transparencia en Oaxaca solo tiene 225 días y la mitad de ellos un ciudadano los puede pasar a la espera de que una dependencia como la Secretaría de Vialidad y Transporte elabore una respuesta inútil, esquiva, soportada en un sistema burocrático e informático débil e ineficaz. Ante los vacíos que enfrenta este sistema, cualquiera de los sujetos obligados puede mantenerse impune, sólo con el hecho de no entregar la información solicitada

 

Alonso PÉREZ AVENDAÑO

 

El sistema de transparencia de Oaxaca tiene vacíos muy fáciles de encontrar. A través de ellos cualquiera de los más de 600 sujetos obligados que hay en la entidad puede mantener la impunidad de la desinformación. Basta con que tenga la intención de no entregar información para que la transparencia quede en blanco, un blanco opaco que es soportado por una ley endeble, por un proceso burocrático lento, entorpecido e ineficaz, que valida simulaciones y que ordena a un instituto cuyos consejeros pese a los sueldos millonarios que perciben solo laboran 225 días del calendario.

La Secretaría de Vialidad y Transporte (Sevitra) se ha convertido en una de las dependencias del Gobierno del Estado que mayor cantidad de información ha negado a los ciudadanos. Todo para esta secretaría, que carece de un titular desde febrero pasado, parece ser objeto del ocultamiento: desde el número de concesiones que operan en el estado y las fechas en las que fueron entregadas, los procesos que ha realizado para su revisión, cancelación o ratificación, los operativos que ha efectuado en el estado y un largo etcétera.

El pasado 18 de mayo fue presentada ante el portal de transparencia del Instituto de Acceso a la Información Pública de Oaxaca (IAIP) http://oaxaca.infomex.org.mx la solicitud por la cual se pedía a la Sevitra informar:

El número de unidades de autobús que cuentan con una concesión para prestar el servicio de transporte colectivo en las zonas urbana y metropolitana de la ciudad de Oaxaca.

Cuáles son las rutas para el trasporte colectivo que existen en la capital del estado y su zona metropolitana.

Cuántas unidades cubren cada ruta.

El año de modelo de cada uno de los autobuses que prestan el servicio de transporte colectivo en las zonas urbana y metropolitana de la ciudad.

La solicitud de información fue registrada por el sistema Infomex el 21 de mayo con el folio 00468718. A partir de ahí comenzaron a correr los 15 días hábiles que establece el artículo 123 de la Ley de transparencia y acceso a la información pública para el estado de Oaxaca. La respuesta de la dependencia fue entregada 11 días hábiles (15 días naturales) después, el 4 de junio.

Orfa Micaela Pérez Bohórquez, titular de la unidad de transparencia de Sevitra, remitió la información entregada por Sergio Barrera Mejía, director de Operación de Transporte Público. La secretaría detalló que en la capital y su zona conurbada hay 78 rutas de transporte público para autobuses. Informó el número de concesiones con que cuenta cada una de las cuatro empresas que operan estas unidades: Transportes Urbanos de la Ciudad de Oaxaca, 20 rutas y 309 unidades; Choferes del Sur, 19 rutas, 199 unidades; Transportes Urbanos y Suburbanos Guelatao, 29 rutas, 307 unidades; Transportación Express de Antequera, 10 rutas, 96 unidades. No obstante, en la respuesta no hay información de cuántas unidades recorren cada ruta.

Sevitra descartó además informar el año de modelo de cada uno de los autobuses que prestan el servicio de transporte en la ciudad de Oaxaca, aunque de acuerdo con el artículo 25 de la Ley de Transporte del Estado de Oaxaca “los vehículos del servicio público de pasajeros en su modalidad colectivo tendrán una antigüedad máxima de diez años”. ¿Desconoce la dependencia esta información? ¿Carece de sistematización o considera riesgoso informarlo pues a través de ella se puede conocer el número de unidades que prestan el servicio a pesar de infringir la legislación? No lo detalló, simplemente no hubo respuesta.

 

Recurso de revisión, fallas del sistema

 

Ante la falta de información, los ciudadanos tienen una alternativa que es interponer un recurso de revisión, un pase automático para que las dependencias que nieguen una respuesta inmiscuyan al IAIP y sea éste el que directamente la requiera. Para desarrollar este trámite la ley otorga 27 días hábiles más, que se pueden traducir en 40 o más si el periodo coincide con los múltiples días inhábiles del IAIP. El artículo 138 de la ley de transparencia marca que luego de aceptado el recurso, el comisionado ponente del instituto pondrá a vista de las partes un expediente del caso por siete días hábiles tras los cuales se cerrará la instrucción. Se tienen además 20 días para dictar una resolución, que deberá ser votada en sesión de los tres consejeros del instituto. Pasados los 20 días para estudiar el caso, la  fecha de la sesión queda al arbitrio de los consejeros, puede ser un día o un mes después.

En este caso, el recurso de revisión fue aceptado por el comisionado Juan Gómez Pérez el 18 de junio, no obstante la sesión para su votación en el pleno se realizó hasta el 16 de agosto pasado. Fueron 43 días hábiles, a los que hay que descontar un periodo vacacional de 11 días que tomaron los funcionarios del IAIP entre el 16 y el 30 de julio.

En su resolución el comisionado Gómez Pérez identificó que referente al modelo de los autobuses la unidad de transparencia de Sevitra “no requirió dicha información a las áreas administrativas que puedan tenerlas en posesión, pues en atención a las obligaciones en materia de acceso a la información pública, el sujeto obligado a través de la unidad de transparencia debió agotar la comunicación interna”.

Asimismo, estableció que Sevitra debía “requerir la información solicitada al área que pueda o deba generarla en atención a las atribuciones del sujeto obligado” por lo que ordenó su búsqueda.

 

El sistema está roto

 

Si el tiempo de espera ha sido poco, se hará aún mayor debido a que la plataforma electrónica Infooax ha desaparecido la información referente a los recursos de revisión. Al ingresar el número de folio en el reporte público de recursos, el sistema informa que la información es inexistente.

A pesar de que la solicitud fue hecha a través de la plataforma de información, la notificación no fue realizada a través de este medio, sino en los estrados electrónicos. De la funcionalidad de Infooax, el IAIP se deslinda.

“El sistema Infomex presenta problemas para realizar las notificaciones, no se pueden hacer, el sistema no es manejado por el instituto, sino es a nivel nacional, no permite el paso para notificar”, explicó una funcionaria del instituto.

Ante la falta de un correo electrónico del solicitante, el IAIP exhibe las resoluciones en los estrados de su página de internet y si el usuario desconoce este medio de notificación jamás se enterará de que su solicitud ha sido juzgada. La fecha de la notificación que aparece en el portal de transparencia es el 31 de agosto, 11 días después de la resolución. Aunque para el IAIP solo cuentan 63 días, desde que se presentó la solicitud de información pasaron 103 días para recibir una respuesta insatisfactoria, carente de utilidad para conocer información que por ley debiera tener el Gobierno del Estado.

 

Respuesta, intrascendente

 

Pese a la larga espera por la respuesta ésta resultó intrascendente para corroborar si existía una violación a la ley por parte de los concesionarios.

En la notificación realizada por el IAIP el 31 de agosto a través de los estrados electrónicos, Jorge Ismael Flores Avendaño, director de concesiones de Sevitra, informó que en el registro de modelos de las unidades de motor de transporte que circulan en “el Estado de Oaxaca” y su área metropolitana:

Respecto a Transportes Urbanos y Suburbanos de Guelatao “se observa que del año 2000 al 2005 se tiene una cantidad de 175 unidades que amparan a la citada empresa… del año 2006 al 2018 la cantidad de unidades amparadas por esta empresa es de 126”.

Sin aclarar a qué se refiere con “unidades que amparan”, el funcionario establece una cifra diferente a la registrada por la dirección de operación del Transporte Público; las cifras reportadas por ambas áreas para Transportes Urbanos de la Ciudad de Oaxaca tampoco coinciden.

La respuesta a la solicitud recobra importancia en el marco del aumento de la tarifa a ocho pesos que autorizó la Sevitra a los concesionarios. Pese a la importancia de saber si los modelos con que se presta el servicio a los ciudadanos de la ciudad de Oaxaca y los municipios cercanos cumplen con lo establecido en la ley, el entramado burocrático de la transparencia en Oaxaca ha mostrado después de más de cien días su debilidad, su alto costo y su vulnerabilidad ante la opacidad de los sujetos obligados, del Gobierno del Estado y sus dependencias.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Reportajes

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

Compruebe también

Hondureños exigen agilizar ingreso a EU o 50 mil dólares para ‘un retorno digno’

Dos contingentes de la caravana centroamericanamarcharon el martes hasta el consulado de E…