Inicio Reportajes Sube el PRI a cuadros reciclados al ring electoral

Sube el PRI a cuadros reciclados al ring electoral

0
0
63

 

Personajes señalados de incurrir en actos de corrupción o que se han caracterizado por ser políticos “chapulines” que saltan de un cargo a otro y hasta caciques conforman la lista de candidatos del tricolor que buscarán un escaño en la LXIV Legislatura federal. El Revolucionario Institucional va a la contienda del 1 de julio, desgastado por los escándalos de corrupción, con precandidatos cuestionados y una  dirigencia estatal desdibujada

 

Flor Hernández

 

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) se sube al ring de la contienda electoral 2018 en Oaxaca, con políticos señalados de incurrir en actos de corrupción y “chapulines” que saltan de un cargo de elección popular a otro, sin haber otorgado respuestas a la ciudadanía y más aún, con una dirigencia que no ha logrado unificar al instituto político.

Y es que pese a haber recuperado la gubernatura del estado en 2016, el tricolor enfrenta luchas internas entre el ex gobernador Ulises Ruiz Ortiz y su equipo, contra el actual mandatario, José Murat Casab, que no han permitido un crecimiento en los votantes, además de múltiples escándalos de malversación de fondos.

En este contexto, el Revolucionario Institucional abrió el registro de candidaturas a diputaciones federales el pasado 20 y 21 de enero, al cual acudieron 10 contendientes para seis distritos que fueron los otorgados al PRI en la coalición “Todos por México”, en la que también participan los partidos Nueva Alianza (Panal) y Verde Ecologista de México (PVEM).

Los postulantes que se registraron son: por el distrito 01, Tuxtepec, Jorge Ilescas Delgado; 04, Tlacolula, Sofía Castro Ríos y Felicitas Hernández Montaño; 07, Ixtepec, María Luis Matus Fuentes; 08, Oaxaca de Juárez, Martha Alicia Escamilla León, Celestino Alonso Álvarez y Martín Mathus Alonso; 09, Puerto Escondido, Eduardo Rojas Zavaleta; y 10, Miahuatlán de Porfirio Díaz, Mercedes Rojas Saldaña y Jorge Zárate Medina.

No obstante, la Comisión Estatal Electoral de Procesos Internos dejó fuera a: Hernández Montaño, Alonso Álvarez, Mathus Alonso y Zárate Medina, permitiendo el paso a seis participantes quienes tienen el tiempo contado para posicionar su nombre en el gusto del electorado.

 

¿Quién es quién?

 

Los palomeados por el PRI y su dirigente, Germán Espinoza, para sumar votos al candidato a la presencia de la República, José Antonio Meade y obtener una curul en el Congreso Federal, ocuparon un puesto público en la actual administración.

Jorge Ilescas Delgado, quien compite por el distrito de Tuxtepec, fungió como director de la sucursal Diconsa en Oaxaca de 2013 a 2016, cuando se separó del cargo para sumarse a la campaña del actual mandatario estatal.

Su salida de la dependencia federal estuvo marcada por una sanción impuesta por la Secretaría de la Función Pública, de acuerdo al expediente 0125/2016, misma que aplicó de abril de 2017 a junio de ese mismo año.

Al inicio del gobierno de Murat Hinojosa, fue nombrado titular de las Unidades Móviles para el Desarrollo, cargo en el cual únicamente permaneció unos meses y en octubre de 2017, saltó a la dirección del Registro Civil del estado, luego que sustituyera a Martha Alicia Escamilla (también precandidata).

Por Tlacolula se registró Sofía Castro Ríos, quien se ha desempeñado en diversos puestos de elección popular: de 1999 a 2001 fungió como presidenta municipal de su natal San Carlos Yautepec; y en cinco ocasiones ha sido diputada federal y local.

De 2001 a 2003 ocupó una curul en la LVIII Legislatura del Congreso local, para dar paso al Congreso federal entre 2003 y 2006; y de 2008 a 2010 fue integrante de la LX Legislatura de la Cámara de Diputados de Oaxaca.

La licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma  “Benito Juárez” de Oaxaca (UABJO) fue diputada federal de 2009 a 2012.  Actualmente es integrante de la LXIII Legislatura local (2016-2018), no obstante, apenas 16 días después de haber tomado protesta, pidió licencia para dejar a su suplente, Eva Méndez Luis.

Durante poco más de un año, Castro Ríos se desempeñó como secretaria de Asuntos Indígenas del gobierno de Alejandro Murat, pero se separó del cargo para reincorporarse al Poder Legislativo la segunda quincena de enero de 2018, aunque nuevamente va por una diputación federal.

La aspirante fue señalada de actos de corrupción, luego que presuntamente durante el gobierno de Ulises Ruiz Ortiz, la sociedad de Magueyeros Chontales y Zapotecos de Yautepec –en la que tiene participación como accionista y cuyo hermano es representante legal-, recibió una planta productora de mezcal, construida con recursos públicos y a costos inflados por 100 millones de pesos.

En su declaración patrimonial tres de tres, la ex delegada de la Secretaría de Desarrollo Territorial y Urbano (Sedatu) –de 2013 a 2015–, afirma contar con siete propiedades, adquiridas entre 1996  y 2016, cuyos costos van desde mil pesos (una vivienda en Santa Cruz Xoxocotlán, comprada de contado en 1995), hasta un terreno de casi 13 hectáreas ubicado en Ánimas Trujano, con valor de un millón de 200 mil pesos, que adquirió en 2010.

María Luisa Matus Fuentes, contendiente por Ixtepec, formó parte también del gabinete ampliado de Murat Hinojosa, en el que se desempeñó desde el arranque del mismo en diciembre de 2016 como coordinadora de Ciencia y Tecnología del Estado en un primer momento, y posteriormente como directora general del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos de Oaxaca (Cecyteo).

La profesora de Educación Primaria fue diputada local en la LXII Legislatura (2013-2016), periodo durante el cual influyó para que su hijo, Igmar Medina Matus, asumiera el puesto de Oficial Mayor del Congreso del Estado, el cual aún ostenta.

Estuvo al frente de la Coordinación de Educación Básica y Normal de 2006 a 2011 durante la administración de Ulises Ruiz Ortiz.  Sin embargo, permaneció en la nómina del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) hasta 2015, cuando fue señalada de “aviadora” de esa institución.

La servidora pública recibió una “amonestación” por parte de la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental, de acuerdo al expediente 82/2009, sin que esto implicase una sanción económica o de suspensión.

Para contender por el distrito 08, Oaxaca de Juárez se inscribió y fue aceptada Martha Alicia Escamilla León, quien durante el actual gobierno se desempeñó como directora del Registro Civil, cargo que abandonó en medio de una crisis de inconformidad por parte de los trabajadores de la dependencia.

Fue reincorporada al gabinete de Murat Hinojosa en octubre del año pasado como subsecretaria de Inclusión Social de la Secretaría de Desarrollo Social y Humano (Sedesoh).

La ex diputada local en la LXII Legislatura (2013-2016) es accionista de las empresas de transporte “Choferes del Sur” y “Transportes Urbanos de la Ciudad de Oaxaca”.

De acuerdo a su tres de tres, posee 16 propiedades adquiridas entre 1981 y 2016, las cuales tienen un costo en su conjunto –de acuerdo a las escrituras–, de 18  millones 185 mil pesos y se encuentran ubicadas en la ciudad de México y la capital oaxaqueña.

Por Puerto Escondido, se postuló Eduardo Rojas Zavaleta, quien renunció al puesto que ocupó por poco más de un año al frente de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario Pesca y Acuacultura (Sedapa), para perseguir una curul en el Congreso Federal.

El ex presidente municipal de San Pedro Mixtepec, de 2011 a 2013, fue señalado de mantener un conflicto de intereses en la localidad, al beneficiar a las gasolineras y constructora de su propiedad, en la prestación de servicios para el ayuntamiento.

De acuerdo a su tres de tres, posee cuatro estaciones de servicio de hidrocarburos, además de tres empresas constructoras y otra más de transporte de carga y traslado de residuos peligrosos, así como cinco propiedades, una en San Felipe del Agua, otra en Tlalixtac de Cabrera y tres en la región de la Costa.

La precandidata por el distrito 10, Miahutlán de Porfirio Díaz, Mercedes Rojas Saldaña va nuevamente a la contienda electoral para llegar al Congreso Federal, esta vez como propietaria, y es que en la LXI Legislatura (2004-2006), ocupó una curul por la licencia presentada por Héctor Pablo Ramírez Puga.

La licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Guadalajara, actualmente es diputada local en la LXIII Legislatura, puesto que repite luego que entre 2010 y 2013 también se desempeñó como legisladora.

Con Ulises Ruiz Ortiz entre 2006 y 2009, ocupó la dirección de la Corporación Oaxaqueña de Radio y Televisión.

Con un partido golpeado por los escándalos de corrupción y precandidatos envueltos también en este mismo entorno, el PRI en Oaxaca va a la contienda electoral en un escenario adverso, ya que de acuerdo a la historia reciente, las dos últimas elecciones presidenciales en la entidad el tricolor ha perdido espacios.

 

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Reportajes

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

Compruebe también

Despiden con homenaje de AEI a caídos en Tlaxiaco, Oaxaca

Agencias Para los familiares de las víctimas, sentados en primera fila, es imposible conte…