Inicio Reportajes Servicios de Salud colapsados; el saqueo sigue

Servicios de Salud colapsados; el saqueo sigue

0
0
51

Desabasto de medicamentos e insumos hospitalarios prevalece en hospitales y centros de salud de todo el estado

David Méndez

 

Las denuncias por actos de corrupción al interior de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) no sólo no se han detenido durante la actual administración sino que permanecen en el mismo tope crítico que durante el gobierno de Gabino Cué Monteagudo, considerado uno de los peores en la historia de la entidad.

Integrantes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA) acusaron que a pesar de los recursos multimillonarios que le han sido destinados a la dependencia, 8 mil 121 millones de pesos en dos años (2017 y 2018) sumados a los 4 mil 736 millones de pesos etiquetados en 2019, persiste tanto el desabasto de medicamentos como de insumos hospitalarios y de reactivos para análisis de laboratorio.

Mientras las carencias mantienen en una crisis crónica a los SSO, que encabeza el priista Donato Casas Escamilla, sostuvieron que existen diversos casos de licitaciones amañadas, avaladas por la dependencia, en las que se favorece con recursos multimillonarios a empresas que no cumplen con los contratos signados o, bien, entregan servicios fraudulentos.

“El recurso se ejerce mal, eso es lo único que podemos decir”, lanzó el ex secretario de Asuntos Laborales de la Sección 35 del SNTSA, Alberto Vásquez San Germán, en una entrevista publicada con anterioridad por Real Politik.

Actual subsecretario de la Subsección 07 de la Sección 35 del SNTSA, dijo que al interior del Hospital Civil “Aurelio Valdivieso” –jurisdicción sindical que le compete– la precaria situación que persiste provoca que la vida de los pacientes dependa básicamente de la pericia de médicos y enfermeras.

Aun con las constantes protestas llevadas a cabo y las múltiples mesas de diálogo entabladas con los SSO, indicó que al interior del nosocomio continúa un desabasto de 50 por ciento en medicamentos e insumos de laboratorio.

A decir del dirigente, tales condiciones persisten a pesar de que, en 2018, los SSO signaron un contrato por 400 millones de pesos con la farmacéutica DISUR para el abastecimiento eficiente de medicinas, sin contar una relación con otra empresa, que recibió en aquel periodo, de manera mensual, 4 millones de pesos (48 millones de pesos al año) para el suministro de reactivos de laboratorio.

“Por ejemplo, se licitaron 400 millones de pesos a una farmacia y esa farmacia tenía que cumplir proporcionándonos medicamentos suficientes; sin embargo, nunca se nos proporcionó lo suficiente en medicamentos y nadie le exigió a esa farmacia que cumpliera con el compromiso.

“Luego, se habló de una compra consolidada de carácter nacional, (en coordinación) con el Seguro Social, y tampoco llegó el material que se había estipulado; el material que llegó de compra consolidada muchas veces no fue el que nosotros requerimos, es un material de mala calidad”.

En la actualidad, agregó, la farmacia del nosocomio carece de productos “básicos” como Paracetamol, Ketorolaco, penicilinas, ampicilas y jeringas, lo que provoca que uno de cada dos pacientes que acuden a aquel centro médico –todos o la mayoría de escasos recursos– deban costear sus propios tratamientos.

Tales dichos, coincidieron con una protesta realizada el pasado 21 de enero por trabajadores de la Jurisdicción Sanitaria Número 01, en la región de la Sierra Norte, que contempla 70 centros de salud distribuidos en los distritos de Villa Alta, San Carlos Yautepec, la región Mixe e Ixtlán de Juárez.

Los inconformes, a través de un pronunciamiento público, acusaron que en sus centros de trabajo persistía la falta de medicamentos, insumos para atender enfermedades crónico-degenerativas, equipos de cómputo para los centros de salud así como baumanómetros, insumos dentales y mantenimiento en el 80 por ciento de unidades de primer nivel de aquella región.

En diciembre pasado, durante su comparecencia en el Congreso del Estado en la glosa del segundo informe del gobernador, Alejandro Murat, los legisladores de Morena, PT, PES y Acción Nacional, demandaron la renuncia del funcionario.

Además del desabasto de medicinas, los diputados reprocharon la falta de una cobertura adecuada de los servicios de salud, así como la existencia de decenas de centros de salud a medio construir heredados por anteriores administraciones, sin que estos se culminen o, en su defecto, se presenten denuncias penales para llevar a prisión a los responsables de tales fraudes.

“Estamos colapsados”, lamentó, al respecto, el líder de la Subsección 07.

 

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Reportajes

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

Compruebe también

Quiebra del Issste, “problema heredado” que resolveremos: AMLO

  Agencias Ante el anuncio de que el ISSSTE está en virtual quiebra financiera, el pr…