Inicio Reportajes Robles Montoya desestabiliza San Jacinto Amilpas

Robles Montoya desestabiliza San Jacinto Amilpas

0
0
15

La presidenta municipal Yolanda Santos Montaño responsabiliza al diputado federal del PT de contaminar el clima en ese municipio y le exige sacar las manos del conflicto que la mantiene fuera del Palacio Municipal; está pagando culpas ajenas, afirma

 

Juan Antonio ILESCAS

 

La injerencia de tres ex presidentes municipales del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y de Benjamín Robles Montoya ha enrarecido el ambiente de conflicto que crearon cuatro detractoras del gobierno de San Jacinto Amilpas, por eso el diputado federal debe sacar las manos y tener cuidado con sus declaraciones. No sabe cuál es el panorama en el municipio, sostuvo tajante la edil Yolanda Santos Montaño al hacer un análisis de la situación que la mantiene fuera del palacio municipal y que, incluso, la ha llevado a prisión.

Es la primera mujer que dirige el destino de ese municipio y advierte que en sus seis primeros meses de gobierno el principal obstáculo que encontró son cuatro mujeres que por intereses políticos y personales afectan a la población, aunque aclara que los servicios municipales no están paralizados.

— ¿Hay alguna mano negra detrás de este conflicto?

–“En redes sociales hubo un personaje por parte del PT (Partido del Trabajo), Benjamín Robles, que inmediatamente se manifestó diciendo que tenía que haber desaparición de poderes. No sé si está detrás de todo esto, no quiero creerlo, por eso le pido que no se meta en conflictos que no les corresponden, que saque las manos y deje gobernar”.

En el caso de los tres ex presidentes municipales de San Jacinto Amilpas que recientemente acusaron ingobernabilidad, la alcaldesa exigió presentar pruebas de sus acusaciones.

Asegura tener el apoyo de las colonias. Trabaja en torno a sus ejes de gobierno que son la seguridad, salud, educación y obra pública. Al sanear la policía, dieron de baja 22 elementos, cinco por dar positivo el examen antidoping.

La presidenta municipal emanada de Morena se define como buena administradora del presupuesto doméstico y esa experiencia la traslada a su gobierno.

43 millones de pesos asignados en el ejercicio 2019 son insuficientes, sin embargo, concretó tres obras de beneficio social y buscar repavimentar la carretera, desde el puente del Instituto Tecnológico de Oaxaca (ITO) al de San Jacinto, “los 648 mil pesos mensuales para obra pública no alcanzan, por eso se gestiona este trabajo”.

El tema económico se complica por la serie de laudos con ex trabajadores municipales y no saber de dónde sacar cinco millones de pesos para pagar esos adeudos.

Asegura que paga culpas ajenas, pues desde el 2011, los presidentes municipales dejaron de cubrir salarios a varios empleados municipales.

El Tribunal Estatal Electoral (TEO) resolvió rápido sobre el laudo más reciente, donde la regidora de equidad y género, principal opositora a su gobierno, Mónica Belén Morales Hernández y su tío Nemesio Bernal, reclaman el pago de dietas.

“Soy respetuosa de leyes y procedimientos legales, no me niego a pagar, pero no estoy de acuerdo en que esas personas que no trabajan se les tenga que pagar, hay mucha gente de nuestro municipio que necesita trabajo”.

“Pagué una sanción que no me corresponde, a esos dos trabajadores de la administración pasada les debían dietas, el TEO me obliga a pagarles por dos años del gobierno pasado, son 700 mil pesos, con los que dejaría de dar servicios como agua potable y energía eléctrica”.

No cumplir el ordenamiento la llevó, al igual que al síndico municipal y a regidores a prisión. Tras el arresto, podrían volver a ser privados de su libertad, incluso hasta desaparecer de su mandato en caso de desacatar la orden.

Insiste en no tener responsabilidad e ignora dónde está el dinero destinado a pagarles en la administración pasada, “el TEO obliga a pagarles pero no tenemos ese dinero”.

Encima, los obligan a erogar cerca de medio millón de pesos para pagar salarios de cuatro regidoras que no están trabajando y tienen tomado el palacio municipal.

“No se había realizado el pago de las dietas, pues por un lado (las cuatro regidoras) en el TEO pedían un salario de 15 mil pesos a la quincena, en la Secretaría General de Gobierno (Segego) pedían 13 mil pesos, mientras que el presupuesto 2019 es de siete mil 500 como pago.

“El pago es de 500 mil pesos, se tienen que pagar por que es una orden que dio el TEO, y estoy dispuesta a acatarla, pero que se abra el palacio municipal y la Casa de la Cultura, no es por mí, es por los trabajadores, es por la ciudadanía”.

“A veces manifiestan que yo no doy la cara, no entiendo que es dar la cara, yo estoy trabajando, voy a las escuelas, voy a la explanada, estoy trabajando”.

Yolanda Santos Montaño reconoce estar en un dilema pues no tiene el dinero para pagar esas dietas, y si dispone del dinero del pueblo, señala que la acusarían de desvío de recursos.

Los ingresos municipales son mínimos. Las regidoras opositoras hicieron una campaña para que los pobladores no paguen continuación de operaciones e impuestos.

Actualmente se trabaja en el rescate arroyos y el río Atoyac. Con ayuda de habitantes de las 13 colonias ha sembradío 500 árboles. Ellos apoyan con herramienta, vehículos y maquinaria, los vecinos con la mano de obra.

“No renuncio, me debo a las personas que confiaron en este proyecto y en esta mujer”, finalizó.

 

 

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Reportajes

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

Compruebe también

Investigan corrupción en Cobao

La compra de un boleto de avión para el presidente estatal del PRI, quien resulta ser el p…