Inicio Reportajes Privilegia a Oaxaca política de desarrollo social: Pérez Magaña

Privilegia a Oaxaca política de desarrollo social: Pérez Magaña

0
0
23

Al concluir el sexenio 2012-2018 se ha reducido la brecha de la desigualdad social en el país y particularmente en la entidad, donde 52 de cada 100 oaxaqueños son beneficiarios de algún programa de la Secretaría de Desarrollo Social y más de medio millón de niñas y niños cuentan con becas del programa Prospera para estudiar desde la primaria hasta el bachillerato, dice el ex titular de la Sedesol; aunque la administración anterior construyó una generación de mexicanos más sanos, mejor alimentados, más educados y más preparados, el reto del nuevo gobierno es consolidar un México incluyente, indica

Redacción

Con una inversión total de 80 mil 500 millones de pesos, Oaxaca fue uno de los cuatro estados más beneficiados del país por la política de desarrollo social del Gobierno de la República, en los últimos seis años, sostuvo Eviel Pérez Magaña.
Lo anterior, aseguró el ex secretario de Desarrollo Social, con el proyecto social del Gobierno de la República, se construyera una generación de oaxaqueños más sanos, mejor alimentados, más educados y mejor preparados.
Además, dijo, este apoyo permitió establecer en la entidad una amplia red de protección social y una plataforma de desarrollo sin precedentes en todas las regiones del estado.
Al, encabezar la semana pasada, en San Juan Bautista Tuxtepec lo que fue su última gira de trabajo como titular de la Sedesol, resaltó las transformaciones de los programas que dejaron atrás el asistencialismo por una visión más activa y participativa de las personas y las comunidades.
De esta manera, indicó, al concluir la pasada administración federal, 52 de cada 100 oaxaqueños son beneficiarios de algún programa de la Sedesol, 47 de cada 100 reciben Prospera y 9 de cada 10 adultos mayores que no contaron con seguridad social para jubilarse dignamente, son apoyados con una pensión para cubrir sus gastos más elementales.
Más de medio millón de niñas y niños cuentan con becas del Programa Prospera para estudiar desde la primaria hasta el bachillerato; 6 mil 800 jóvenes pueden ahora estudiar una carrera profesional porque Prospera los respalda para cumplir sus sueños. Aunado a ello, 322 mil mamás están más tranquilas, porque saben que, si ellas llegan a faltar, sus hijos podrán seguir estudiando gracias al apoyo del Seguro de Vida para Jefas de Familia de la Sedesol. Casi tres mil niñas, niños y jóvenes que lamentablemente perdieron a su madre, cuentan ya con esta protección y apoyo para seguir en la escuela.
Por otra parte, aseguró que Oaxaca cuenta con una de las infraestructuras de abasto alimentario más grandes del país conformada por 660 lecherías Liconsa, casi 2 mil 500 tiendas Diconsa, y 197 comedores comunitarios que atienden a 25 mil oaxaqueños.
“Se dice fácil, pero detrás de estos números hubo una coordinación estrecha entre los gobiernos estatal y federal; sabemos que seis años no son suficientes para cambiar la historia de México y Oaxaca, pero al menos esta administración que finaliza deja grandes logros”, puntualizó.
Pérez Magaña subrayó que gracias a la oportunidad que recibió del Presidente de la República, al frente de la Sedesol pudo coadyuvar en el desarrollo de una política social que definió una clara ruta para sustituir el asistencialismo por la participación y el empoderamiento de las personas.
“Oaxaca ya se está convirtiendo en un ejemplo de buenas políticas públicas para lograr resultados contundentes en la reducción de la pobreza, porque tiene todo para salir adelante: recursos naturales, riqueza cultural, tradiciones inigualables, y sectores económicos que están generando empleos y atrayendo inversiones”, enfatizó.
Acompañado del gobernador Alejandro Murat Hinojosa, quien fuera el responsable de la política social del país agradeció a los oaxaqueños su compromiso con la Estrategia Nacional de Inclusión que ha permitido avanzar hacia la construcción de un estado con mejores niveles de bienestar para nuestra gente.
A lo largo de su desempeño como servidor público, agregó, ha trabajado siempre por la justicia social para Oaxaca y ahora le tocó trabajar, junto a un gran equipo de la Sedesol, para romper las inercias y hacer de México un país donde los derechos no sean privilegio de unos cuantos.
“La creación de nuevos programas y la infraestructura social que llegó a lugares que no se habían alcanzado no se hubiera logrado si el Gobierno no hubiera trabajado para hacer de México un país más moderno, más competitivo, más abierto al mundo”, expuso.
Así como México es un líder a nivel mundial en cuanto al diseño de programas sociales, dijo, también el mundo está volteando la mirada hacia nuestras fortalezas en materia económica.
En seis años, puntualizó, se han creado cerca de 4 millones de empleos y se alcanzaron niveles históricos de Inversión Extranjera Directa, además, México pasó de ser el décimo quinto lugar entre los países más visitados del mundo en 2012, a ser hoy el sexto destino turístico. “¡Hoy México está de moda, Hoy Oaxaca está de Moda!” .

Menos pobres

Eviel Pérez Magaña indicó que a través de los programas sociales de la Sedesol, en los últimos seis años se consiguió que alrededor de 2.8 millones de personas abandonen la pobreza en el país.
Ello, dijo, gracias a que la Secretaría de Desarrollo Social y sus sectorizados contribuyeron de manera fundamental a la alimentación, educación, salud, vivienda e ingreso de las familias mexicanas.
El oaxaqueño se mostró convencido de que la política social de nuestro país debe garantizar derechos y construir bienestar para los mexicanos.
Recordó que desde su creación, el principal objetivo de Sedesol, y de sus entidades sectorizadas, ha sido lograr que más personas puedan ejercer sus derechos sociales: alimentación, educación, salud, vivienda e ingreso.
En la pasada administración, agregó, Sedesol trabajó para conseguir los objetivos de la Estrategia Nacional de Inclusión con el trabajo en equipo de los tres órdenes de gobierno para generar información, compartir buenas prácticas con otros países, reducir las carencias sociales en los sectores más desprotegidos e integrar un padrón único de beneficiarios, entre otros avances.
La construcción de un México incluyente y garantizar todos los derechos sociales en cada una de las etapas en el ciclo de vida de los mexicanos sigue siendo un reto para nuestro país, admitió.
Y resaltó que este proyecto de política social consolidó una generación de mexicanos con capacidades y conocimientos para insertarse al progreso y a las oportunidades que brinda el entorno global, en el que México ocupa un destacado papel entre las 15 economías más grandes del mundo.
Durante seis años, agregó, “actuamos con apego al principio republicano de división de poderes, convencidos que el quehacer del Congreso fortalece el desarrollo político, económico, social y cultural de la Nación”.
Afirmó que el desarrollo social incluyente conlleva la valiosa aportación de los tres órdenes de gobierno, la academia, las organizaciones de la sociedad civil, los empresarios y, por supuesto, la participación del Congreso de la Unión, lo que ha permitido rescatar de la pobreza extrema a un importante sector de mexicanos.
El ex funcionario federal consideró que la vida de millones se ha transformado, “el México de hoy es mejor que el de hace seis años, tal y como lo reflejan los resultados del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social”.
Con las cifras del Coneval, resaltó que entre 2012 y 2018, alrededor de 2.8 millones de mexicanos dejaron atrás la pobreza extrema, y las seis carencias sociales que mide el organismo público autónomo llegaron a su mínimo histórico.
“Destacan también 6.2 millones de personas que ahora cuentan con servicios de salud, 3.4 millones con seguridad social, y 2.8 millones con acceso a la alimentación. Como resultado del despliegue de los programas implementados por el gobierno federal, 4.5 millones de personas ya no son pobres y tampoco son vulnerables”, precisó.
Explicó que la política social dejó sentir sus efectos en un amplio abanico territorial que incluye a 29 estados de la Federación, y que impactó a 4 de cada 10 municipios donde se redujo la pobreza extrema.
“El esfuerzo que emprendió el Gobierno de la República para impulsar una economía dinámica, creciente e incluyente fue motivado por un sólo propósito: que cada mexicano pueda soñar, prosperar y forjarse un mejor presente y un futuro más prometedor”, comentó.
Insistió el gran avance logrado en materia social gracias a la coordinación de autoridades de los tres ámbitos de gobierno y que se ha traducido en que millones de mexicanos han logrado abatir la carencia más lacerante, que es la alimentaria.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Reportajes

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

Compruebe también

Abren expedientes por amenazas contra periodistas oaxaqueños

Periodistas oaxaqueños de diversos medios de comunicación denunciaron haber sido víctimas …