Inicio Reportajes Políticos y chambistas, al relevo en el gabinete

Políticos y chambistas, al relevo en el gabinete

0
0
58

Sofía Castro Ríos y Samuel Gurrión Matías, los nuevos secretarios de Desarrollo Agropecuario, Pesca y Acuacultura (Sedapa) y del Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable de Oaxaca (Semaedeso), es de lo más cuestionado en los recientes cambios en el gobierno estatal por su nulo perfil en los cargos encomendados; los nuevos funcionarios lejos de atender la problemática que enfrentan sus áreas, serán dos operadores políticos que desde ahora trabajarán con miras a interferir en los procesos electorales tanto de usos y costumbres como en los del 2021, donde se renovarán municipios y el Congreso local

 

Alonso Pérez Avendaño

 

“Es la iglesia en manos de Lutero”, “se escogió a lo peor del Istmo de Tehuantepec”, “es una traición a la Cuarta Transformación”, “están dando cargos para desmovilizar a rivales”… los cambios en el gabinete que anunció el gobernador Alejandro Murat el pasado 10 de junio causaron todo, menos expectativas de mejora en el estado. Ni los sustitutos en las secretarías de Medio Ambiente ni en Desarrollo Agropecuario, Pesca y Acuacultura ni el regreso de viejos conocidos del priismo en Oaxaca fueron bien recibidos por la opinión pública, por políticos, diputados ni analistas.

La visión general es que carece de rumbo y que con las nuevas designaciones están pensando más en las lejanas elecciones de 2021 que en atender los rezagos que existen en materia de producción agropecuaria, medio ambiente y programas sociales.

 

Sin perfil ni trayectoria

 

En total, el gobernador Alejandro Murat anunció el pasado 10 de junio nueve cambios en su gabinete, en los que destaca la inexperiencia de los funcionarios seleccionados.

En el Registro nacional de Profesionistas Sofía Castro Ríos aparece como licenciada en Derecho por la UABJO, mientras que de Samuel Gurrión Matías no aparece información disponible.

La Sedapa es la segunda secretaría que ocupará Ríos en el gobierno de Alejandro Murat, tras dejar la Secretaría de Asuntos Indígenas 47 días después de haber sido designada. Ha sido diputada federal y estatal, sin contar con responsabilidades en materia del sector agropecuario.

Para el diputado de Morena, Pavel Meléndez Cruz, la decisión de colocar a Castro Ríos al frente de la Secretaría de Agricultura estatal es una traición a la Cuarta Transformación porque el presidente López Obrador pretende universalizar los programas sin sesgo político, mientras que la priista es una reconocida operadora política que “va a condicionar y segmentar para la base del PRI sea la que se beneficie.

Gurrión Matías ocupa también un cargo sin ser priista, pues en la elección de 2018 abandonó al tricolor para postularse por la alianza Por Oaxaca al Frente, del PAN y PRD, en busca de la capital del estado. Entre las escenas protagonizadas por el nuevo encargado de Medio Ambiente en Oaxaca se encuentra la tala de un árbol que estorbaba una imagen proselitista colocada en su casa de campaña.

Entre las figuras a las que revivió el gobernador, se encuentra el ex presidente municipal de Oaxaca de Juárez, José Antonio Hernández Fraguas, a quien solo en su primer año de gobierno (2017), el Órgano Superior Fiscalizador del Estado (OSFE), le señaló la falta de comprobación en la utilización de 20.8 millones de pesos, además de haber generado una deuda pública en dos años superior a los 170 millones de pesos. Ahora ocupará el cargo de Enlace con el gobierno federal y encargado de relaciones internacionales.

También sale de la congeladora, Celestino Alonso Álvarez, en el tercer cargo que ocupa dentro del gabinete. En 2017 renunció a la Secretaría de Salud, incapaz de cumplir con la reestructuración administrativa del sector que el gobernador prometió concretar en un año.

 

Demasiada responsabilidad

para un constructor

 

Miguel Ángel García Ramírez, coordinador regional de Maderas del Sureste, una organización que ha defendido la utilización sustentable de los recursos forestales de esta región, ofrece un dato que quizá desconoce el nuevo secretario del Medio Ambiente: “En los Chimalapas solamente no existen dos ecosistemas de los que hay en el planeta, las nieves perpetuas y el semidesierto natural, todos los demás los hay”. Estos municipios, que por sí mismos comprenden más de 5 mil 400 hectáreas, representan la zona de mayor diversidad biológica tanto de México como de Mesoamérica y debieran ser una prioridad para Samuel Gurrión por diversos motivos tanto históricos como recientes.

“No solo son las invasiones históricas del gobierno de Chiapas, este año Oaxaca fue el estado más afectado por incendios, y la zona más afectada, de forma extraña, fueron los Chimalapas”, señala. Tres conflagraciones en lugares inaccesibles, atendidas tardíamente tanto por la Comisión Nacional Forestal (Conafor), la Comisión Estatal Forestal (Coesfo) y la propia Semaedeso, dañaron una extensión de 25 mil hectáreas.

“El Gobierno del Estado no solo no hace nada, ni el federal tampoco, pero en el Gobierno del Estado es patético nombrar a esta persona como secretario no solo porque tiene un desconocimiento total, sino porque es un político de carrera, de origen priista, que tiene constructoras en la región del istmo, se ha dedicado a destruir, a deforestar, a devastar, con sus empresas constructoras, cómo es posible, la iglesia en manos de Lutero.

“Se ve una absoluta incapacidad, no es solo desinterés, hasta parece un afán de destruir la entidad más importante en términos de riqueza biológica, además de reserva de agua”.

Para Miguel Ángel, la agenda de la Secretaría de Medio Ambiente representa también otros retos para los cuales el ex diputado local y federal Samuel Gurrión parece estar poco preparado. Tan solo en el Istmo las alertas están encendidas por la posible devastación que pueden generar la construcción del Tren Interoceánico y el proyecto de desarrollo del Istmo anunciado por Andrés Manuel López Obrador; así como por el que García considera un “fraude verde” de los parques eólicos, la contaminación que generan las mineras, la regeneración de los afluentes de la región, entre otros temas.

 

Escogieron lo peor del Istmo

 

Desde el Congreso del Estado también surgió inconformidad por lo que se considera como equivocaciones en la designación de nuevos funcionarios públicos.

El diputado Pavel Meléndez, representante del distrito local de Tehuentepec, integrante de la comisión de Administración Pública, señala que los cambios anunciados por Murat son una decisión que “le dan la espalda a la Cuarta Transformación”. Además de que “violan la Ley de Equidad, aprobada por el Senado y por el Congreso del Estado, que dicta que todos los gabinetes deben estar conformados por la mitad de hombres y la mitad de mujeres”, expresa.

Más allá, expresa, dentro de la comunidad istmeña, asegura, se eligió lo peor. “En la comunidad hay científicos, académicos, gente comprometida con la sociedad civil, no necesariamente los partidos políticos, lamentó que se haya tomado lo peor, vemos un regreso al autoritarismo, supuestamente el gobernador representaba frescura, una administración encabezada por un joven preparado, pero su gabinete no es así. Los dirigentes se conocen por la gente que los rodea, el maestro Alejandro no es lo que representa ni Samuel Gurrión, ni Sofía Castro ni Dónovan Rito, esperaría que recomponga su administración, no con gente venida del Estado de México, sino con gente de Oaxaca”.

De igual forma, consideró irresponsable que la LXIII Legislatura del Congreso del Estado haya retirado requisitos legales que se exigían para ocupar un cargo dentro del gabinete del Poder Ejecutivo, tales como contar con un perfil académico adecuado, experiencia en el área en el que se pretende desempeñar como funcionario público y contar con un título universitario congruente con dicha área.

“En esa parte también nos sale debiendo el gobernador. La cuarta transformación se va a retrasar a través del gabinete del gobernador. Son operadores electorales, no son burócratas profesionales de la administración pública, son operadores políticos que se van a encargar de entrar de lleno en las elecciones de usos y costumbres y por el otro lado empezar a allanar el camino para las elecciones de 2021”.

 

Encerrar al enemigo

 

Para el analista político Álvaro López, los nombramientos hechos por Murat Hinojosa son todo menos una equivocación, pues es parte de una estrategia para debilitar cualquier carta que pudiera competir por la gubernatura contra Raúl Bolaños Cacho Cué, que encabezaría una alianza entre Morena y el Partido Verde Ecologista.

López señala que el gobernador ha atrapado en esta red de desmovilización al ex candidato a la gubernatura, José Antonio Estefan Garfias, quien recibió la Coordinación General de Educación Media Superior y Superior, Ciencia y Tecnología para uno de sus allegados y la dirigencia estatal del verde, donde colocó a su hijo José Antonio Estefan Gillesen.

También apunta en esta lista a la ex diputada Eufrosina Cruz Mendoza, a Samuel Gurrión Matías, a quien “ataron” como encargado de “temas que desconoce ni le importan”, y a los expresidentes municipales José Antonio Hernández Fraguas y Javier Villacaña.

 

 

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Reportajes

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

Compruebe también

AMLO no modificará estrategia de seguridad

Andrés Manuel López Obrador descartó modificar la estrategia de seguridad, luego de que no…