Inicio Portadas Panteón San Miguel, estará “muerto”, en la fiesta de Muertos

Panteón San Miguel, estará “muerto”, en la fiesta de Muertos

0
0
60

 

 A casi dos meses del terremoto de 8.2 grados del 7 de septiembre, los muros, bóvedas y pilares que conforman la estructura del principal camposanto de la ciudad de Oaxaca están a punto de colapsar sin que las autoridades municipales y federales hayan comenzado las labores de rehabilitación de este espacio histórico que data de 1839

 

 David Méndez

 

A raíz de los terremotos de septiembre pasado, el Panteón de San Miguel, conocido como Panteón General, el principal camposanto de la Ciudad de Oaxaca, que da cobijo a al menos 22 mil tumbas y 2 mil 300 nichos, donde reposan los restos de personajes históricos como José María Díaz Ordaz, Félix Díaz Mori o Gregorio N. Chávez, entre otros, se ha convertido en una auténtica trampa que podría poner en riesgo la vida de los ciudadanos que este primero y dos de noviembre acudan al lugar para conmemorar las festividades del Día Muertos, alertó el especialista en conservación de patrimonio histórico y ex presidente del Colegio Libre e Independiente de Arquitectos de Oaxaca, Gerardo Corres Tenorio.

A prácticamente dos meses del terremoto de 8.2 grados del 7 de septiembre, que devastó la región del Istmo de Tehuantepec y que causó afectaciones en diversos edificios históricos de la capital y Valles Centrales, las obras de rehabilitación en el camposanto más antiguo de Oaxaca, que data de 1829, no han comenzado y no tienen una fecha específica para hacerlo, por lo que las autoridades debieron haber restringido el acceso de manera total, sentenció el experto.

Muros con desplome, bóvedas fracturadas, pilares semiderrumbados, arcos prácticamente colapsados, innumerables grietas, aplanados desprendidos y al menos 100 tumbas que requieren ser reconstruidas,

son las condiciones en que permanece este inmueble, según pudo constatar Real Politik en un recorrido hecho por la zona.

 

***

En la actualidad, el Panteón General es conformado por una superficie de seis hectáreas en las que –según datos oficiales– se distribuyen 22 mil tumbas a lo largo y ancho de cuatro secciones.

De acuerdo con Gerardo Corres, ex miembro del Consejo Consultivo Temático de las Culturas para el 30 Aniversario de Oaxaca como Ciudad Patrimonio de la Humanidad, el punto crítico se sitúa en la zona más antigua, que fue habilitada como cementerio desde 1829 y que más tarde, en 1844, fue bautizada oficialmente como panteón San Miguel.

En el interior de esta construcción de estilo toscano, permanecen alrededor de 2 mil tumbas, varias de ellas con más de dos siglos de antigüedad, además de 2 mil 300 nichos que guardan las cenizas de hombres ilustres y ciudadanos convencionales.

El general Gregorio “N” Chávez; el ex gobernador de Oaxaca, Mariano Jiménez; el ex diputado federal Jorge Meixueiro Hernández, quien el 18 de agosto de 1943 se suicidó en la tribuna de la Cámara de Diputados federal tras denunciar un fraude electoral; el doctor Ramón Pardo y Alfonso Martínez Berges, descubridor del uranio en México, son otros de los nombres de los personajes que encontraron su última morada en este lugar.

La riqueza cultural, sin embargo, contrasta con la devastación documentada en la zona.

Los muros de la capilla inconclusa, obra que quedó trunca tras el extravío en 1839 de los planos originales y que hoy acoge la cruz del Muerto Olvidado, están al borde del colapso.

De acuerdo con Corres, una combinación de factores, como pueden ser una vibración ocasionada por una muchedumbre y un nuevo sismo de mediana intensidad, podría propiciar su derrumbe total.

En teoría, el acceso a esta área está totalmente restringido; sin embargo, la cuadrilla de 32 trabajadores que todos los días se hacen cargo de las labores de mantenimiento ingresa una y otra vez, sin ningún tipo de protección. Este medio también pudo ingresar y fotografiar el sitio.

En las mismas condiciones de deterioro se encuentra la barda perimetral que divide a la Calzada del Panteón con el cementerio San Miguel; tras el terremoto, varios pilares se separaron del muro principal, que hoy yace sin ningún tipo de soporte.

Los marcos y las torres que sostienen las galerías que albergan 2 mil 300 nichos, también están a punto de sucumbir.

“Hicimos una recomendación de que no hubiera visitas durante este tiempo y que, además, no pusieran juegos mecánicos, ruido, porque la vibración puede causar una desgracia”, señaló Corres Tenorio.

 

–¿Se puede terminar de derrumbar este panteón?, preguntó Real Politik.

–Si hubiera tanta vibración, tanta gente y, de malas, hubiera un movimiento, se pueden colapsar secciones. No se cae todo, pero se pueden colapsar secciones y, especialmente, la capilla inconclusa.

>Lo ideal es que se tomara una medida integral, que el Ayuntamiento puede declarar patrimonio en peligro y por tal motivo no haya visitas.

 

–¿El espacio debería estar totalmente cerrado?

—Es necesario proteger, primero, la vida de los visitantes. O restringes o no restringes (el paso), y si no restringes estás poniendo en riesgo (a los usuarios).

>Lo ideal hubiera sido la protección de la zona y, además, presentar un proyecto, presentar técnicamente las condiciones (del inmueble) para que la gente lo entienda (y acate la restricción).

El especialista acusó que, a casi dos meses del terremoto, ni el gobierno municipal ni el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) han comenzado los trabajos de rehabilitación o, al menos, de prevención para que los muros no terminen de precipitarse.

“El proceso de consolidación no ha iniciado, no han hecho nada”, criticó.

Pero la parte antigua no es la única dañada. Real Politik pudo constatar que las bardas que rodean el resto de las secciones permanecen colapsadas y a punto de precipitarse.

Hay pilares que se recostaron sobre los muros y que hoy lucen únicamente como piedras apiladas.

“Todo está así; esto se puede caer en cualquier momento”, confía un grupo de trabajadores.

 

 Autoridades estaban

advertidas sobre riesgo

 

 

Gerardo Corres responsabilizó de los graves daños estructurales que sufrió el Panteón General a la indolencia de las autoridades, pues afirmó que, desde enero pasado, éstas fueron enteradas por un grupo de expertos de los riesgos que corría el inmueble en caso de no recibir una rehabilitación inmediata y adecuada.

Incluso, afirmó que los especialistas plantearon al municipio capitalino la posibilidad de inscribir al inmueble dentro de un programa de rescate que, en aquel entonces, promovía la World Monument Foundation, lo que le hubiera dado la posibilidad de aterrizar recursos de organizaciones internacionales por 30 millones de pesos.

 

El proyecto, sin embargo, fue rechazado.

 

“Desgraciadamente, no le hicieron caso (a la propuesta), y los recursos no se aprovecharon porque sintieron que no se necesitaban.

“(El proyecto de restauración) se presentó en el Consejo Temático de Cultura con motivo del 30 aniversario de Oaxaca como Ciudad Patrimonio; hubo una reunión y se les explicó la importancia del cementerio y todo su entorno.

“Tras el sismo (del 7 de septiembre), hicimos una visita técnica y vimos con mucha pena que a la capilla inconclusa se le habían caído muchas piezas. Los daños se habían acentuado por falta de atención.

“El deterioro realmente no lo hizo el sismo, sino el descuido acrecentó el problema”, sentenció.

 

Inmueble cumple con

seguridad, revira edil

 

No obstante, el presidente municipal de la ciudad de Oaxaca, José Antonio Hernández Fraguas, descartó que el panteón San Miguel pueda ser considerado como una “trampa mortal”.

El funcionario, emanado del Partido Revolucionario Institucional (PRI), aseguró que el Ayuntamiento cuenta con los dictámenes técnicos respectivos que avalan que el inmueble puede ser utilizado, salvo el polígono más antiguo, el que comprende el mercado San Miguel.

El resto de secciones que conforman el Panteón General, donde yacen alrededor de 19 mil tumbas, pueden ser utilizadas, comentó, en entrevista.

“Tengo el dictamen del Colegio de Ingenieros con la firma del Director Responsable de Obra (DRO), que es la máxima seguridad en este caso, y el dictamen de Protección Civil.

“Lo que está cerrado es el panteón San Miguel y cerrado de manera definitiva”, sostuvo, al término de la Sesión de Cabildo del jueves pasado.

Real Politik pudo ingresar sin ninguna restricción al panteón San Miguel.

El municipio refirió que de las 22 mil tumbas que existen en aquel cementerio, “19 mil van a ser posibles que se visiten con restricciones y en menos de 2 mil está totalmente impedido el acceso”.

 

–¿Cuándo comenzarán las labores de reconstrucción?

–Eso no depende de nosotros. En el caso del panteón San Miguel eso depende de los estudios y esfuerzos que haga el INHA.

 

–¿Habrá que esperar hasta 2018?

—No lo sé. Quienes llevan sus ritmos presupuestales para la cuestión de contingencias son ellos.

 

–Un grupo de arquitectos afirma que en enero pusieron en sus manos un proyecto para rescatar al Panteón General con fondos internacionales.

–No conozco ese dictamen… yo no recuerdo.

 

–Dicen que se lo entregaron en sus manos.

–Están mintiendo porque yo no recuerdo haberlo recibido y nosotros tenemos los dictámenes correspondientes firmados por un DRO. Si alguna organización o colegio o algo tiene interés en participar, bienvenido.

 

–Aseveran que usted rechazó el apoyo, que era a fondo perdido.

–De ninguna manera; no sé a qué se refieran… lo niego categóricamente

Al cierre de edición, este medio contactó nuevamente a Gerardo Corres, quien reiteró que el proyecto fue puesto a disposición de las autoridades y que no obtuvieron respuesta alguna.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Portadas

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

Compruebe también

Establece UTVCO y SE Centros de Innovación

Flor Hernández La Secretaría de Economía y la Universidad Tecnológica de los Valles Centra…