Inicio Reportajes Oaxaca, al traste en inversión extranjera

Oaxaca, al traste en inversión extranjera

0
0
10

A la falta de capacitación de sus trabajadores, el bajo nivel educativo de la población y la poca infraestructura en la entidad, se suman las marchas, manifestaciones, bloqueos callejeros y carreteros, factores que generan incertidumbre, ahuyenta la inversión y frenan el desarrollo económico, advierte especialista

 

Alonso PÉREZ AVENDAÑO

 

Oaxaca es uno de los estados que menos Inversión Extranjera Directa recibe en México. A la falta de capacitación de sus trabajadores, el bajo nivel educativo de la población y la poca infraestructura, se suma un factor determinante que aleja la inversión de empresas extranjeras: la incertidumbre. En el estado, asegura el economista Martín Brindis, una empresa no sabe a qué condiciones se va a enfrentar, si este año le van a cobrar 300 pesos por derecho al agua y al siguiente 3,000 o si el ayuntamiento va a generar nuevos impuestos una vez que se instale.

“En Oaxaca no hay un sector empresarial fuerte, consolidado, precisamente porque no se ha sometido a la competencia de la inversión extranjera directa. En el 2016, del 100% de inversión extranjera directa que entró a México, Oaxaca captó el 0.68% del total del país, no hay inversión, son 45 dólares por oaxaqueño al año”, explica.

En 2016, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía federal, a México llegaron 27 mil 447 millones de dólares de inversión extranjera directa (IED), de los cuales 5 mil 756 los atrajo la Ciudad de México, el primer lugar en esta lista; 2 mil 742 fueron para Nuevo León; mil 947 para Estado de México. Oaxaca obtuvo 181 millones de dólares, sólo superando a cuatro entidades: Tlaxcala, Colima, Nayarit y Yucatán.

En el primer trimestre de 2017, la cifra de IED fue de 7 mil 946 millones de dólares, de los cuales 101 vinieron al estado, que en este periodo obtuvo resultados mejores que los de 13 entidades.

El bajo nivel de desarrollo económico de Oaxaca ha sido expuesto en documentos internacionales, uno de los principales el Doing business del Banco Mundial, que mide el potencial de más de 100 ciudades del mundo y 32 de México para hacer negocios. La ciudad de Oaxaca se coloca en lugares poco apreciables. Para la apertura de un negocio es la número 27; para el manejo de permisos de construcción, 31; para el registro de propiedades, 31; en el cumplimiento de contratos, 26.

El último rubro, las garantías de que un contrato firmado entre el gobierno, ya sea estatal o municipal, y una empresa se cumpla es uno de los que más preocupa, asegura Brindis.

De acuerdo con el documento del Banco de México, elaborado con datos de 2016, la capital oaxaqueña es uno de los lugares en donde mayor tiempo se requiere para interponer, resolver y ejecutar una demanda por incumplimiento de contrato, 229 días; en la ciudad mejor posicionada en este rubro, Tlanepantla, Estado de México, son 191. Respecto al costo de la demanda, en Oaxaca se requiere pagar hasta el 34% del total del monto afectado, mientras que en la ciudad mexiquense, es el 24%. Los índices de calidad de los procesos judiciales recibieron 8.5 puntos de 18 posibles en el primer caso y 15 en el segundo.

Para abrir un negocio en Oaxaca de Juárez se requieren en promedio 23 días; en Monterrey, la ciudad mejor preparada en este rubro, son ocho, aunque el costo es relativamente menor, de aproximadamente 10 mil pesos en la capital oaxaqueña, respecto a 15 mil 800 en la capital de Nuevo León.

 

Síntomas

 

Para Brindis, director de Investigación de la Universidad Anáhuac, las marchas, manifestaciones, bloqueos callejeros y carreteros no son más que el síntoma de un problema mucho más grave que afecta a Oaxaca: la falta de desarrollo económico.

El especialista señala que la gran concentración de trabajadores en organizaciones como el magisterio de la Sección 22, en la Confederación de Trabajadores de México o el Sindicato Libertad, además de en ocupaciones como taxistas, mototaxistas o constructores obedece a que el estado no ha generado un sector empresarial fuerte, que oferte empleo y se vuelva una alternativa que aminore a los grupos de presión.

“Si hubiera un sistema empresarial desarrollado, que ofrezca buenas prestaciones, las personas dejarían el incentivo de manifestarse porque sabrían que si como taxistas no están obteniendo las ganancias suficientes, pueden buscar trabajo en otra empresa que les ofrezca buenas prestaciones”, asegura.

No obstante, uno de los obstáculos que impide un mayor desarrollo empresarial y el pago de mejores salarios es la falta de conocimientos y el bajo nivel educativo de los pobladores, que causan que las empresas deban absorber costos por capacitación para sus prospectos de empleados, destinando a ello recursos que en otros sitios capitalizan directamente como sueldos.

 

Alta informalidad,

baja complejidad

 

El Instituto Mexicano de la Competitividad es otra organización que ha investigado el estado en que se encuentran las entidades federativas al momento de hacer negocios y ha encontrado hallazgos importantes sobre Oaxaca: a diferencia de Querétaro, que tiene 23 empresas registradas ante el IMSS por cada mil habitantes, aquí hay cuatro.

El IMCO utiliza la complejidad de la economía para conocer qué tan diferenciado está un lugar productivo de otro. Una ciudad compleja puede ofrecer mayor cantidad de productos sofisticados que otra gracias a la tecnificación de su industria, a su capacidad para la transformación de materia prima o incluso a su posición geoestratégica. En este sistema de medición, si una ciudad puede fabricar un auto, obtiene 1.8 puntos; por aparatos de rayos equis, 4.6 puntos; por azúcar, -2.5; producir salsas, cables, lechuga o botones tiene un valor cercano a cero, pues son productos que se pueden fabricar en cualquier parte del mundo.

El nivel de complejidad de la economía estatal es cercano a cero. Sus tres principales exportaciones son petróleo refinado, cerveza y productos del campo; las de Aguascalientes son autos, autopartes y vehículos para mercancías; las de la Ciudad de México son aeronaves, autos y billetes. La entidad se encuentra entre las 14 que generaron solo el 7% de las exportaciones nacionales en 2014, el año más reciente de la medición del IMCO.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Reportajes

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

Compruebe también

Sí queremos la reforma educativa, dicen padres de familia en Oaxaca a AMLO

La dirigente del Consejo Estatal de Participación Social en la Educación, Luisa García Cru…