Inicio Reportajes No hay marcha atrás; aviadores, a la calle, reitera Díaz Pimentel

No hay marcha atrás; aviadores, a la calle, reitera Díaz Pimentel

0
0
118

 

En los Servicios de Salud de Oaxaca hay dos mil 300 personas que fueron contratadas de manera irregular, cuyos salarios han generado una deuda de seis mil millones de pesos con la Secretaría de Hacienda, denunció el nuevo titular de la dependencia, quien reveló que en los dos últimos sexenios la nómina creció “de manera exponencial” a 18 mil trabajadores

 

 David Méndez

 

Mientras las protestas y el paro parcial de actividades en los Servicios de Salud de Oaxaca estaban a punto de cumplir dos semanas, el titular de la dependencia, Juan Díaz Pimentel, descartó dar marcha atrás con el despido de mil presuntos aviadores y 2 mil 300 trabajadores contratados, según el gobierno, de manera irregular.

Haber mantenido en nómina durante 12 años a ese grupo de 3 mil 300 personas, dijo, le ha generado a la entidad una deuda de 6 mil millones de pesos con la Secretaría de Hacienda, debido a que esos sueldos eran pagados con las aportaciones al ISSSTE hechas por el personal de base y que fueron malversadas durante los sexenios de Ulises Ruiz y Gabino Cué.

A ello, apuntó Díaz, a través de una videograbación difundida por el gobierno estatal, se suma un déficit de mil 700 millones de pesos que las autoridades deberían subsanar para continuar manteniendo esos puestos de trabajo.

El funcionario, que desempeñó el mismo cargo durante las administraciones de Diódoro Carrasco y José Murat, padre del actual gobernador, Alejandro Murat, agregó, además, que no ejecutar ningún tipo de acción ante esas irregularidades provocaría que el pasivo por nómina crezca durante los próximos cinco años hasta 15 mil millones de pesos.

“En los dos últimos sexenios, hubo desvíos millonarios, creciendo la nómina de manera exponencial hasta llegar a 18 mil trabajadores; 2 mil 300 contratados de manera irregular. Estas nóminas se pagaban usando dinero de las obligaciones que tenían que entregarse al ISSSTE, dejando en la indefensión a los trabajadores de base e incumpliendo con los compromisos a la Secretaría de Hacienda”, dijo.

Asimismo, Díaz sostuvo que durante los encuentros sostenidos con las dirigencias de las secciones 35, 73 y 94 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA), las autoridades acordaron cubrir el pago correspondiente a la primera quincena de enero de 2018; sin embargo, no aclaró si la liberación de recursos también había incluido las 2 mil 300 plazas irregularidades, sin contar aviadores, que denunció previamente.

Luego, reiteró la existencia de mil puestos que eran cubiertos por personas que no acudían a sus centros de trabajo, pero reconoció que, a la fecha, estos ciudadanos no han sido identificados plenamente.

“(Se acordó) a partir del viernes (pasado) establecer reuniones de trabajo en las que participarán funcionarios de la Secretaría federal, una representación de la dirigencia nacional, dirigencias locales y los representantes institucionales de los SSO con el fin de revisar las nóminas de manera escrupulosa y llegar a conclusiones y, también, ubicar a más de mil trabajadores que cobran pero que no se presentan, cancelando (además) los 2 mil 300 contratos eventuales por no tener soporte presupuestal”.

Asimismo, advirtió que los comisionados –personas que cobran como trabajadores pero que fungen tareas encomendadas por su dirigencia sindical–que no cuenten con una autorización por escrito de la Secretaría de Salud federal serán reubicados de manera inmediata en sus centros laborales.

Las medidas anteriores, resaltó, permitirán al Gobierno de Oaxaca un ahorro de 120 millones de pesos al mes, que “equivale al costo de 400 mil consultas de medicina general y 170 mil de especialidades”.

Además, Díaz Pimentel prometió a los trabajadores de base que “contarán con la certeza de su jubilación, se pagarán puntualmente sus créditos y todas las unidades médicas contarán con el personal necesario para los servicios que necesita la población y se acabará con el millonario desvío de recursos”.

 

Sindicato rechaza propuesta

 

Tales acuerdos, sin embargo, fueron rechazados por la base del SNTSA, que el viernes cumplió su onceavo día de protestas callejeras y en paro parcial de labores en hospitales y clínicas adscritas a los SSO en las ocho regiones del estado.

Los sindicalistas exigieron la destitución de Díaz Pimentel y la recontratación de las 2 mil 300 personas señaladas por las actuales autoridades como irregulares, pues argumentaron que cubren plazas que permanecían acéfalas antes de su llegada.

Sobre los presuntos aviadores, la dirigencia del SNTSA sostuvo que se trata de personal comisionado.

Asimismo, la semana pasada, médicos adscritos al hospital de San Miguel Soyaltepec, en la región de la Cuenca del Papaloapan, difundieron un video mientras atendían un alumbramiento; esto, a pesar de que ya habían sido despedidos por los SSO.

Con ello, los trabajadores intentaron comprobar que su estancia en la dependencia era necesaria.

“Y seguimos aquí atendiendo, atendiendo las urgencias obstétricas de los SSO, a pesar de que no tenemos contrato, y aquí seguimos, compañeros, al pie del cañón”, se escucha decir a uno de los profesionistas, que realiza diversas tomas con un teléfono celular.

“Seguiremos atendiendo las urgencias, a pesar de que el doctor Juan Díaz Pimentel nos haya dicho que estamos desempleados”, agregó.

El viernes, médicos, enfermeras y trabajadores administrativos continuaron sus jornadas de protesta y un grupo de ellos tomó las instalaciones de la caseta de peaje de San Pablo Huitzo, donde permitieron el libre paso tanto a los vehículos que arribaban como a los que salían de la entidad.

 

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Reportajes

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

Compruebe también

Inseguridad no se resolverá de la noche a la mañana: Durazo

El próximo secretario de Seguridad Pública federal, Alfonso Durazo, dijo en el foro de pac…