Inicio Reportajes Luis Castañeda Guzmán, un notable historiador oaxaqueño

Luis Castañeda Guzmán, un notable historiador oaxaqueño

0
0
83

 

 

Carlos CERVANTES

 

El licenciado Luis Castañeda Guzmán fue uno de los notables historiadores de Oaxaca, llegó a contar con una biblioteca de las más completas, así como un archivo fotográfico de gran mérito. Universitario talentoso que participó activamente en aquel movimiento que terminó con la salida de los dos gobernadores más nocivos que tuvo la entidad (aparte de Gabino Cué). Fue un convencido panista, lo cual le valió que fuera excluido por los gobiernos revolucionarios. A uno de los gobernadores de Oaxaca le llegamos escuchar que don Luis gozaba de méritos indiscutibles, pero “lástima que sea del PAN”. Sin embargo, llegó a ser diputado federal por su partido y candidato a la gubernatura de Oaxaca en tiempos cuando el PRI era partido “aplanadora”.

 

Desde siempre su afición por los libros     

 

Desde temprana edad comenzó a coleccionar los libros de historia de Oaxaca, mismos que leía con mucho interés como fue aquel volumen histórico que editó el escritor Andrés Portillo Oaxaca en el Centenario de la Independencia que contiene una descripción de los nombres que tenían y tienen las calles de nuestra ciudad, así como la semblanza de cada uno de esos personajes o de los sucesos a que se refiere la denominación como “Avenida Independencia” o Avenida Juárez.

En 1929 visitó por primera vez la ciudad de México la cual lo dejó gratamente impresionado y pudo observar mucho de lo que había leído en los libros, como la plaza mayor, el Palacio Nacional, la catedral de México y otros de los edificios históricos. En ese viaje conoció a don José de J. Núñez y Domínguez, director del Museo Nacional de quien quedó impactado por su personalidad y conocimiento de la historia de México. Sin embargo, también supo que era difícil la vida en la capital y retornó a Oaxaca.

 

Lecturas de diversas tendencias

 

Don Luis contaba en las entrevistas que su vida fue de cambios y que mucho contribuyeron a esos cambios sus lecturas, como fue La Vida de Jesús de Ernest Renan, a partir de lo cual su vida tuvo como inspiración la figura humana de Jesús Cristo. Su retorno fue con Giovani Papini, dos cosas absolutamente distintas: uno el pensamiento liberal y el otro, el socialista converso.

Sus lecturas fueron múltiples por lo que él mismo se consideró como maniático compulsivo de la letra impresa y de todo lo escrito. Por ello leyó a Malatesta, a Kropotikn y otros: el anarquismo y socialismo utópico fueron parte de su formación en los años 30. Desde luego que también abrevó en las ideas de José Vasconcelos y Rodó, lecturas que influyeron en su formación ideológica. Sin dejar de leer a Carlos Marx.

En lo que respecta a literatura mexicana, el joven Castañeda Guzmán se nutrió de las lecturas de las obras de Luis G. Inclán, Vicente Riva Palacio, leyó obras como Martín Garatusa, Monja y Casada, Virgen y Mártir; Las memorias de Pancho Villa, de la autoría de Martín Luis Guzmán y otras.

 

Oaxaca recobró su identidad perdida

 

Don Luis Castañeda recordaba que fue durante el gobierno del culto licenciado Genaro V. Vásquez, cuando éste le devolvió a Oaxaca una identidad que había sido negada y que fue entonces cuando en la música, poco a poco se fue dando marcha atrás con los valses de Strauss para comenzar a dar cabida a la música oaxaqueña de Samuel Mondragón, Alberto Vargas, de José López Alavés, Juan G. Vasconcelos y otros que dejaron un recuerdo vivo para que Oaxaca acentuara su identidad. El Lic. Castañeda mencionaba que en su juventud lo hacían vibrar melodías como Mañanitas Oaxaqueñas, Sarape Oaxaqueño cuyo autor fue don Genaro V. Vásquez o Cuando Bajas a la Fuente. Le tocó la época del socialismo impulsado por el presidente Cárdenas y recordaba aquel Himno Regional Socialista cuyos autores fueron el doctor Alberto Vargas y el profesor Heriberto Sánchez, el cual era cantado en las escuelas primarias como parte del civismo. Tiempos triunfales de la revolución. Por esas épocas estaba en Oaxaca el joven José Muñoz Cota quien también tuvo que ver con la formación de don Luis.

 

El homenaje racial a la ciudad

 

Le tocó ver de cerca en 1932 cuando él contaba con 19 años de edad, el Homenaje Racial a la ciudad de Oaxaca con motivo de que cumplía 400 años de haber sido elevada al rango de ciudad por cédula real. En ese año también tuvo lugar en Oaxaca el Primer Congreso de Historia. Tiempo aquel en que don Guillermo Reimers era todo un personaje en la ciudad de Oaxaca con quien el joven Luis compartió sus vivencias y escuchó a don Memo disertar sobre historia de Oaxaca, de lo cual era un erudito con sus propias teorías y conclusiones. Luis era estudiante de Leyes en el Instituto de Ciencias y Artes del Estado. Asistía a los “sábados rojos” en el teatro que hoy es el “Alcalá” donde se pronunciaban discursos y se leían poemas, pero también concursos de oratoria con temas como los que se referían a la forma como debería influir el elemento intelectual en el progreso del Estado.

 

Su paso por el Instituto de Ciencias

 

En el Instituto conoció a Gustavo Díaz Ordaz y a su hermano quienes estudiaban derecho, pero emigraron de Oaxaca después del sismo de 1932. Castañeda Guzmán presentó su examen profesional en 1942 con la tesis: El Conflicto Religioso en México. Fue en 1948 cuando el gobierno del estado le otorgó el permiso para ejercer como notario público y a partir de entonces fue cuando se dedicó a rescatar documentos importantes incluyendo parte del archivo del Gobierno estatal que fue tirado como basura.

A los 23 años de edad inició sus estudios en el Instituto y en 1935 se casó con la señorita Olivia Melgoza. Tuvo que trabajar en un despacho jurídico para hacer frente a los nuevos gastos. Ya desde 1934 impartía clases en el mismo Instituto, pero también en otros colegios como “Verbo Encarnado”, Academia Oaxaqueña, La Corregidora, Colegio Unión y Progreso y finalmente en la Universidad Regional del Sureste, una vez que dejó la UABJO por el conflicto de 1977 cuando la mayoría de docentes emigraron y entonces los porros desestabilizadores se convirtieron en maestros universitarios.

 

Siempre en las filas de la oposición

 

Respecto a su carrera política siempre estuvo en las filas de la oposición siendo miembro del Partido Revolucionario de Unificación Nacional, de tendencia derechista y posteriormente fue fundador en Oaxaca del Partido Acción Nacional, desde el cual fue candidato para todos los cargos de elección popular incluyendo el de Gobernador del Estado, cuando a los panistas se les decía que eran “los deportistas de la política, porque siempre participaban, pero nunca ganaban”. Fue diputado federal de 1979 a 1982, cuando con la Reforma de Jesús Reyes Heroles permitió que los partidos de oposición al PRI estuvieran representados en los congresos. Entonces nadie soñaba que algún día un panista llegara a la Presidencia de la República.

En 1982 fue candidato a senador y precandidato a la Presidencia de la República. Continuó como miembro emérito del PAN.

Desde 1945 se inició como notario público ejerciendo hasta 1984.

 

Su trabajo editorial

 

En cuanto a su labor editorial, Don Luis elaboró diversas obras unas publicadas en libros y otras en artículos periodísticos como Cabeza de Puente Yanqui en Tehuantepec, La estancia de Cortés en Oaxaca, Fray Sebastián de San Felipe Betlemita (arquitecto guatemalteco de las iglesias de Guadalupe y La -soledad); Tomás de Sigüenza, arquitecto del templo de San Agustín y su libro publicado en 1993: Templo de los Príncipes y Monasterio de Nuestra Señora de los Ángeles; Testamento Público Cerrado del Señor General don Antonio de León; Cordilleras Eclesiásticas de Oaxaca. También editó diversas antologías e historias de nuestra entidad, como Estudios Históricos de Oaxaca, y Semblanza del Insigne Canónigo Florencio del Castillo, todo lo cual ha sido fuente para los investigadores de nuestra historia local. Las obras de don Luis siguen siendo un referente.

El 5 de julio de 1995 en la ciudad de México, CONACULTA y el gobierno del Estado le entregaron la medalla “Andrés Henestrosa” por sus méritos como escritor, historiador y docente. Fue uno de los historiadores más informados sobre Oaxaca en todas sus etapas y por ello se le recuerda.

Don Luis nació en el barrio de Jalatlaco en el mes de marzo de 1913 y falleció el día 30 de octubre de 2003. Se recuerda que fue director del Instituto de Ciencias y Artes del Estado precisamente al inicio del gobierno de Edmundo Sánchez Cano, pero eso no fue impedimento para que después participara activamente en contra del gobernador de marras, hasta que el tirano se fue de Oaxaca. Pocos años después también participó denodadamente en la lucha contra el gobernador Manuel Mayoral Heredia, quien se tuvo que ir por donde vino.

Finalmente, en 1977 tomó parte activa en el conflicto universitario que provocó la salida del gobernador Manuel Zárate Aquino. En esta ocasión Castañeda Guzmán no estuvo en contra del gobernador, sino haciendo causa común con los verdaderos docentes, así como los estudiantes que sí querían estudiar, que no estaban de acuerdo con la agitación y que finalmente emigraron hacia la nueva universidad que formaba: la URSE. A don Luis le tocó sufrir el baño que les dieron los bomberos con chorros a presión en pleno zócalo cuando los dos grupos antagónicos iban a realizar un mitin, a la misma hora, en el zócalo y el gobierno presidido por el general Eliseo Jiménez Ruiz, ordenó disolver los dos grupos en previsión de un enfrentamiento entre ellos, lo cual no podía ocurrir puesto que unos eran los violentos y otros los institucionales que defendían la docencia y la estabilidad de la Universidad. Entre éstos se encontraba don Luis Castañeda Guzmán.

 

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Reportajes

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

Compruebe también

Mientras sigue la ‘guerra’ del Poder Judicial con AMLO, Sánchez Cordero pone el ejemplo y renuncia a su salario en el Gabinete

De acuerdo a Sin Embargo, la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero anunció que h…