Inicio Reportajes Lluvias exhiben parálisis del Gobierno ante emergencias

Lluvias exhiben parálisis del Gobierno ante emergencias

0
0
15

Otra vez un fenómeno natural desnuda la tardanza, desconocimiento e indolencia del gobierno estatal, que ante más de 180 municipios afectados por las lluvias ha sido incapaz de elaborar una estrategia eficaz de auxilio; en el estado se contabilizan 17 personas fallecidas a consecuencia de deslaves o crecidas de ríos, que han afectado principalmente a la Sierra Norte, un territorio que como en el caso de los sismos de 2017, ha resultado intransitable para las autoridades

 

Alonso PÉREZ AVENDAÑO

 

Los daños causados por la tormenta tropical Vicente en la Sierra Norte traen a la memoria los que ocasionaron los sismos, de los cuales gran parte de la población afectada aún no se ha recuperado. En esta región se han registrado 16 de las 17 personas fallecidas por las lluvias –cuatro están oficialmente reportadas como desaparecidas- y durante 10 días se han reportado deslaves, bloqueos carreteros, escasez de víveres y falta de apoyo.

El 21 de octubre el gobernador Alejandro Murat Hinojosa anunció en una reunión de gabinete que puso en marcha el Plan DN-III, con apoyo de 5 mil elementos del Ejército, 3 mil de la Marina y 2 mil 200 de la Policía Estatal. 10 mil hombres en total y aun así los reclamos por la falta de apoyo se extendieron en decenas de rincones de la Sierra Norte.

A su lado, el coordinador de Protección Civil, Heliodoro Díaz Escárraga, señaló que el Gobierno del Estado había “desplegado apoyos a toda la población”. David Mayrén, titular de Caminos y Aeropistas de Oaxaca, informó que había 69 municipios con afectaciones por 119 cortes en tramos carreteros. Ninguno de los funcionarios detalló la grave realidad. Antes del reporte oficial se contabilizaban ocho personas fallecidas a causa de las lluvias y al final de ese día sumarían 11. También había más de 30 localidades incomunicadas. Ningún funcionario se refirió a ellas.

 

San Pedro Ocotepec, las primeras víctimas

 

Las afectaciones de vidas humanas por las lluvias comenzaron el pasado 18 de octubre, cuando un alud cayó sobre dos viviendas en San Pedro Ocotepec. Seis personas –dos mujeres y cuatro niños- fallecieron en este municipio localizado a 158 kilómetros de la capital del estado.

Fallecieron Susana Juárez Martínez, de 45 años de edad; Florencia Salazar Santiago, 30 años; los hermanos Floriberto y Leopoldo Pérez Juárez, de 13 y 10 años; Jesús Antonio y Arlete Pérez Salazar, ambos menores de edad.

Desde entonces iniciaron los testimonios que se repiten hasta hoy. “El pueblo sacó pala y pico, desde el deslave de la ladera, desde las cuatro de la mañana hasta las 12:30 del día”, expresó Iván Montes, secretario de Bienes Comunales de Ocotepec. Su testimonio daba cuenta de que las tareas de rescate las realizaron manos de hombres del pueblo.

Además de pedir ayuda para retirar los deslaves carreteros, los pobladores expresaron su temor porque empezaran a escasear los víveres.

“El pueblo es solidario, pero hacen falta alimentos de la canasta básica, se tiene que sondear el lugar para saber si se debe desalojar a otras familias”, expresó el representante del comisariado.

El domingo 21 de octubre de 2018 tres personas más fallecieron a causa de las lluvias: Nadia AR, de 15 años; Salvador RR, de dos años de edad, ambos en Jacaxtepec, Totontepec Villa de Morelos, Sierra Norte; y de Nancy JR, en Reforma Mixtepec, en la región Costa.

 

Localidades incomunicadas

 

Juan Pérez Luna, presidente de la Unión de Organizaciones de la Sierra Juárez de Oaxaca (UNOSJO), reportó que al menos 30 localidades estaban incomunicadas. Los nombres iban acompañados de informes sobre la falta de apoyo. Desde San Pedro Cajonos, Talea de Castro, Yagila, Teotlasco, Santa Cruz Yagavila, Santa María Zogocho, San Pedro Yaneri, Tepanzacoalcos y Tiltepec hasta Choápam, Cotzocón, Zacatepec, Tontotepec. Se agravaba una catástrofe que no era advertida aún por las autoridades estatales.

El 21 de octubre por la noche, el representante de la organización denunció que a pesar de que había una declaratoria de emergencia para el estado por parte de la Segob, el auxilio no llegaba a las comunidades.

“Aunque el 20 de octubre pasado la Segob emitió una declaratoria de emergencia en 15 municipios de Oaxaca, hasta ahora la ayuda en alimentos, abrigo, salud y vivienda aún no ha llegado a la región”, informó.

 

Desaparecidos

 

La situación empeoró cuando el lunes 22, autoridades de Santiago Zacatepec, Mixe, reportaron la desaparición de cuatro integrantes de una familia que intentó trasladarse de la agencia de Metaltepec a Tamazulápam del Espíritu Santo pero que nunca llegaron a su destino, desde entonces comenzó la búsqueda que también se acompañó con denuncias por la falta de apoyo del gobierno estatal.

“Reportamos con el ministerio público que trabaja en Zacatepec, la familia ya no va a aparecer, quién sabe dónde está el cuerpo, si está bajo la carretera o a lo mejor bajo la carretera, fue grande el derrumbe.

“Ya fallecieron porque iban ayer a Tamazulápam, los padres iban a tener reunión de escuela secundaria, llevaban dos chamacos, uno de ocho y uno de 14, hay señal, dejó ahí sus tenis la persona, entró en el lodo descalzo, pero ya no llegó, el lunes como a eso de las 7, 8 de la noche consultamos en Tamazulápam, pero nunca llegó. Son dos adultos, un hombre y una mujer, de 32 y 39 años, dos menores”, informó José Albino Galindo Rafael, síndico del municipio de Santiago Zacatepec, Mixe.

Para ese entonces, también se reportó el derrumbe del puente que comunica a Zacatepec con Metaltepec, el cual fue retirado hasta el pasado jueves, cuando se logró el acceso de vehículos pequeños a la agencia.

 

Tequio es la única ayuda

 

“Los que han trabajado son los pobladores con tequio, las autoridades de la Sierra reportan que no ha habido apoyo ni del Gobierno del Estado ni del Ejército”, reportó Sofía Robles, directora de Servicios del Pueblo Mixe (SER-Mixe).

Robles señala que las afectaciones en la región Sierra Norte han sido mucho más graves de lo que se ha reportado hasta el momento.

El pasado jueves los primeros apoyos de víveres llegaron a Zacatepec, Mixe. 200 bolsas que fueron repartidas entre tres comunidades: las dos agencias de este municipio, La Candelaria y Metaltepec, y la agencia de Choápam Santa María Yahuivé.

Pese al gesto de apoyo, éste resultó insuficiente. Los víveres que correspondieron tanto a La Candelaria como a Yahuivé se quedaron resguardados en la cabecera, Zacatepec, pues el paso a sus comunidades estaba bloqueado. Para trasladarlos al primer poblado se requiere una hora de camino y para el segundo ocho.

“Por la magnitud de los fondos que maneja el gobierno, que son millones, debería ser ayuda suficiente para el pueblo en necesidades tan básicas como la alimentación. Las autoridades quizá más adelante aparezcan, alguna reconstrucción posible, pero dada la experiencia del año pasado en la Sierra Mixe y en todo el estado, si los daños de los sismos no han sido reconstruidos menos le harían caso a algo ahora, el que está logrando el paso es el pueblo organizado, de paisanas y paisanos mixes”, señaló Álvaro Vargas, oriundo de la agencia municipal de Metaltepec, Santiago Zacatepec.

Vargas ha denunciado que a pesar de los múltiples llamados de auxilio, la respuesta tanto de Protección Civil como de Seguridad Pública y del Ejército ha sido tardía.

 

En Cotzocón se rompió la comunidad

 

A las afectaciones de estos municipios por las lluvias se han sumado conflictos políticos que impiden la organización comunitaria, como en el caso de San Juan Cotzocón, que también se encuentra incomunicado.

Aurelio, poblador de la cabecera, ha reportado que los básicos –tomate, maíz, frijol, calabaza- comienzan a escasear, lo que ha causado una subida de precios. Esta semana regresó la energía eléctrica después. “Aquí no hay nada de apoyo, ya todo se está acabando, ya no hay verduras, ya no hay frutas, chile, huevo, eso ya de plano se acabó, fruta no hay nada, algunos traen naranjas de los ranchos, pero está muy lejos, son cuatro o cinco horas, en las escuelas los niños están comiendo nada más tostada con frijolitos”.

La única vía para salir de la comunidad es caminando. “Ahorita nos hacemos dos horas hacia donde está el derrumbe, hasta Alotepec, de ahí para Ayutla ya está abierto el paso. Hay otro acceso, pero son como 20 horas caminando. La energía llegó lunes o martes, no había”.

En Cotzocón, donde las lluvias se llevaron un tramo carretero, a diferencia de otros municipios como Tontotepec o Zacatepec, el tequio no ha sido un recurso, las autoridades municipales no han logrado conjuntar a los pobladores para ir a retirar el bloqueo que impide el acceso a vehículos a esta zona.

 

Cuando el gobierno despertó

 

Trabajo “oportuno”, así calificó el coordinador de Protección Civil, Heliódoro Díaz Escárraga el trabajo del gobierno, ocho días después de registrados los primeros fallecimientos a causa de las lluvias. Pese a las denuncias de autoridades, fue hasta el viernes 26 cuando la dependencia atinó a dar una cifra de 30 localidades incomunicadas.

Entre los tramos carreteros que se mantenían aún señaló los de San Martín Soyolápam;  Mixistlán de la Reforma-Santo Domingo Albarradas por colapso de puente;  Santiago Yaveo-Arroyo Venado; Santa María Yacochi-Santiago Zacatepec; Santa María Yacochi-Santiago Choápam; Ayozintepec-La Chachalaca.

Asimismo el entronque carretero La Chachalaca a San Mateo Éxodo;  San Gaspar Yagalaxi-San Francisco Yovego; Santo Domingo Roayaga-Santa María Tanaguia; así como afectaciones en el tramo que recorre las localidades: El Portillo, San Juan Yagila, Santiago Teotlaxco, Santa Cruz Yagavila, Santa María Zoogochi, San Pedro Yaneri, San Juan Tepanzacoalco y los ramales a Santa María Josaa y a San Miguel Tiltepec.

En la Cuenca del Papaloápam se contabilizaron al menos 10 bloqueos carreteros; tres más en la Sierra Sur, donde San Marcial Ozolotepec,  Barranca Nueva y  Santa Cruz Ozolotepec carecen de acceso para vehículos; tres en la Cañada y 19 en la Costa. En la Mixteca está incomunicada la población de Unión de los Ángeles, Juxtlahuaca.

La VIII Región Militar de la Sedena reportó también que envió apoyo a comunidades afectadas, principalmente en la Cuenca, donde elementos participaron en la evacuación de 100 casas de Tuxtepec; en la Sierra Norte trasladó medicamentos y colchonetas a San Pedro Ocotepec, donde también apoyó en la remoción de tierra y escombro.

De acuerdo con la información proporcionada por la Sedena, entre las localidades de la Sierra Norte apoyadas con despensas, colchonetas, cobijas y kits de aseo personal se encuentran solo San Pedro y San Pablo Ayutla, Totontepec Villa de Morelos, Tanetze de Zaragoza y San Juan Metaltepec. Hasta el viernes pasado se alistaba la entrega de ayuda también en Santa Cruz Tepetotutla y San Miguel Yotao.

 

Colofón: interviene el gobierno electo

La tardanza en las acciones de apoyo causaron el llamado del próximo director del Instituto de Atención a Pueblos Indígenas, Adelfo Regino, que a través de su cuenta de twitter pidió a la SCT y al Gobierno de Oaxaca “procedan a quitar los derrumbes y reconstruyan los caminos en la región mixe, pues es grande la devastación y hay total incomunicación”. El mensaje fue compartido con el próximo titular de la SCT, Javier Jiménez Espriú, y con el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

 

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Reportajes

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

Compruebe también

Arde conflicto en la Franja de Gaza

Un nuevo estallido de violencia sacudió este lunes la Franja de Gaza, donde el ejército is…