Inicio Portadas La burbuja millonaria de Alejandro Murat

La burbuja millonaria de Alejandro Murat

0
0
174

Son jóvenes egresados de costosas universidades particulares, que poseen millonarias propiedades y autos de lujo, pero cuyos conocimientos adquiridos en el extranjero resultan poco aplicables para resolver los problemas de Oaxaca. Todos acompañan al gobernador, desde el Infonavit

 

Flor HERNÁNDEZ

 

La nueva generación del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que encierra a la burbuja del gobernador Alejandro Murat, está compuesta por un grupo de egresados de costosas universidades particulares que poseen millonarias propiedades y autos de lujo, cuyos conocimientos académicos adquiridos en el extranjero, resultan poco aplicables para resolver los problemas de pobreza y marginación de Oaxaca.

El cercano círculo del gobernante está integrado por los secretarios de Desarrollo Social y Humano (Sedesoh), Raúl Bolaños Cacho Cué y el de Finanzas, Jorge Gallardo Casas; el coordinador de Comunicación Social, Alfonso Martínez Córdoba y y el director de la Comisión Estatal del Agua (CEA), Benjamín Fernando Hernández Ramírez; así como su secretario particular adjunto, Enrique Stacpoole Madrigal.

 

3 de 3

 

De acuerdo a su declaración 3 de 3, el responsable de la política de combate a la pobreza en la entidad –la tercera con el menor índice de Desarrollo Humano en el país–, cuenta con dos propiedades: una en la ciudad de México y otra más en Oaxaca, valuadas en 10 millones 370 mil pesos.

La vivienda de mayor costo, ubicada en la delegación Cuajimalpa de la Ciudad de México, está edificada en un terreno de 189 metros cuadrados, adquirida en 2015, a un precio de ocho millones de pesos; mientras que la ubicada en Oaxaca de Juárez, es un predio obtenido bajo permuta en 2016, de casi una hectárea.

Bolaños Cacho Cué también declaró poseer dos vehículos: un Mini Cooper y una Grand Cherokee, comprados de contado en 2013 y 2016, respectivamente, los cuales en su conjunto le costaron 937 mil pesos.

El “menaje de casa”, es decir, utensilios que sirven para uso diario, están valuados en 220 mil pesos.

El licenciado en derecho por la Universidad Iberoamericana, cuya cédula profesional fue expedida en 2011, se desempeñó como secretario particular del entonces director del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), Alejandro Murat, de marzo de 2013 a diciembre de 2015, con un ingreso anual de cuatro millones 46 mil pesos, es decir, 337 mil pesos mensuales, monto que duplica las percepciones del presidente Enrique Peña Nieto, quien, de acuerdo al portal de transparencia tiene una remuneración total neta de 142 mil 256 pesos.

El secretario de Finanzas, Jorge Gallardo Casas, declaró poseer cuatro propiedades, todas ubicadas en la Ciudad de México, adquiridas entre 2015 y 2016.  La más costosa, con una construcción de 286 metros, la compró a crédito en 2016 por un monto de 12 millones 860 mil pesos.  En ese mismo año le fue donado un departamento también en la delegación Cuajimalpa, con un costo de un millón 711 mil pesos.

En 2015, el funcionario compró un departamento de contado por un millón 759 mil pesos, localizado en Cuajimalpa y a crédito en la delegación Miguel Hidalgo, obtuvo un departamento de 88 metros cuadrados por un importe de tres millones 625 mil pesos.

El licenciado en Economía egresado del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM),  cuya cédula profesional fue tramitada en 2001, compró de contado en 2015 un auto BMW con valor de 650 mil pesos, así como obras de arte en ese mismo año, por 216 mil 750 pesos.

Además, declaró contar con joyas adquiridas en 2008, que en su conjunto tienen un costo de 200 mil pesos, un “menaje de casa” por un monto de dos millones 250 mil pesos, mismo que adquirió entre 2010 y 2016.

El servidor público tiene una larga trayectoria en la administración pública.  De 2011 a 2012 se desempeñó como director general de Gas LP en la Secretaría de Energía, con una percepción anual de un millón 886 mil pesos.

Gallardo Casas también fue director general adjunto de la Comisión Federal para la Prevención de Riesgos Sanitarios (Cofepris) de febrero a septiembre de 2012, cuando obtuvo ingresos por un millón 663 mil pesos.

De agosto de 2013 a abril de 2016, el economista laboró como subdirector general de crédito del Infonavit, institución en la que percibió ingresos anuales por cuatro millones 514 mil pesos, casi tres veces más que en su encargo anterior.

En su 3 de 3, el director general de la CEA, Benjamín Fernando Hernández Ramírez declaró ser propietario de cuatro inmuebles: una casa adquirida de contado en 2003, ubicada en la delegación Benito Juárez de la Ciudad de México, con un valor de dos millones de pesos; un terreno en Santa María Huatulco, con una extensión de 765 metros, comprado en una sola exhibición por un monto de 400 mil pesos.

Así también, el licenciado en Derecho por el ITAM, cuya cédula profesional fue tramitada en 2009, dijo contar con una oficina comprada de contado en 2012 a un costo de un millón 360 mil pesos y un departamento valuado en tres millones 313 mil pesos, obtenido de contado en 2016, ambos ubicados en la delegación Benito Juárez de la ciudad de México.

El responsable del saneamiento del agua en el estado, tiene un auto Jeep que obtuvo en financiamiento en 2014, por un monto de 434 mil 900 pesos y un “menaje de casa” por 350 mil pesos.

De marzo de 2011 a agosto de 2012 se desempeñó como asesor del Secretario General del Partido Revolucionario Institucional (PRI), con un ingreso anual de 240 mil pesos. Entre septiembre de 2012 y febrero de 2013, laboró como asesor del Grupo Parlamentario en la Cámara de Diputados, con percepciones al año de 360 mil pesos.

Hernández Ramírez, al igual que los secretarios de Desarrollo Social y de Finanzas, fue parte del grupo de trabajo de Alejandro Murat durante su periodo como director del Infonavit, al desempeñarse como secretario particular adjunto de la dependencia entre marzo de 2013 y diciembre de 2015, reportando ingresos anuales por dos millones 769 mil pesos.

 

Opacidad

 

Por su parte, el coordinador de Comunicación Social del Gobierno del estado, Alfonso Martínez Córdoba, pese a ostentar un cargo público, no ha presentado su declaración 3 de 3, mientras que en el portal de transparencia del gobierno de Oaxaca, su nombre aparece en la lista de trabajadores de la Gubernatura, pero no así sus remuneraciones mensuales, ni tampoco su tipo de contrato.

El originario de la ciudad de México, obtuvo su título de licenciado en periodismo por convenio 286, signado por la Secretaría de Educación Pública (SEP) con instituciones dedicadas a impartir esta carrera, de acuerdo a su cédula profesional tramitada en 2011, es decir, no curso de manera regular la licenciatura.

El responsable de la relación medios- gobierno, fue candidato plurinominal del Partido Nueva Alianza a la Asamblea Legislativa del entonces Distrito Federal, en 2012, cuando contendió por la jefatura del gobierno Rosario Guerra Díaz.

También se desempeñó como coordinador de Comunicación y Apoyo en el Infonavit, cuando se encontraba al frente el actual gobernador de Oaxaca.

El servidor público se ha caracterizado por entorpecer el trabajo periodístico, al haber centralizado la información en el área que encabeza, e impedir que los titulares de las oficinas de comunicación de las dependencias y entes públicos de la administración, puedan emitir comunicados y gestionar entrevistas.

El férreo control que ejerce sobre la totalidad de las áreas de relación entre medios y autoridades, ha multiplicado la opacidad en la que se maneja el Gobierno del estado, además de evitar cualquier tipo de relación con los reporteros de medios locales.

Por su parte, el secretario Particular Adjunto del gobernador, Enrique Stacpoole Madrigal, está también dentro de la cercana burbuja que recubre al mandatario estatal y proviene, al igual que el selecto grupo, del Infonavit.

De acuerdo con su perfil de linked in, tiene estudios de doctorado en “Problemas contemporáneos en la sociedad de la información”, efectuados en el Instituto de Investigaciones “Ortega y Gasset” de la Universidad Complutense de Madrid.

El egresado en Derecho de la Universidad Anáhuac Sur, se desempeñó como secretario particular y privado en el Sistema de Radio y Televisión Mexiquense, así como en Relaciones de Gobierno en Efekto TV y delegado Regional Metropolitano del Infonavit en el Valle de México del 2013 al 2016.

Y aunque su 3 de 3 estuvo disponible en línea, fue dado de baja.  Al igual de Martínez Córdoba, su nombre aparece en el organigrama de la Gubernatura, pero no así su remuneración mensual, ni tipo de contrato.

La cerrada burbuja del gobernador Alejandro Murat, se ha mantenido compacta en los últimos cinco años, cuando se encontraba al frente de la dirección del Infonavit y permanece en Oaxaca, en un grupo de trabajo que pareciera no terminar de adaptarse a nuestro sureño estado.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Portadas

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

Compruebe también

CIMO no podrá ser utilizado por deficiencias estructurales

Agencias Oaxaca, Oax.- El edificio  del Centro de Iniciación Musical de Oaxaca (CIMO), con…