Inicio Reportajes Jara, peso muerto para Morena rumbo al 2021

Jara, peso muerto para Morena rumbo al 2021

0
0
12

El senador de la República se ha convertido en un activo tóxico para el partido de Andrés Manuel López Obrador; además de la imposición de candidatos que como autoridades son investigados por nexos con cárteles de la droga, las figuras que ha elegido están señalados por casos de corrupción y hostigamiento contra sus críticos; cacicazgos como el de Jara llevarán al Movimiento de Regeneración Nacional a ser solo un partido más, advierte Gibrán Ramírez, aspirante a la dirigencia nacional de ese instituto político

 

“Tenemos que alzar la voz y volver a ser un partido que se construya desde abajo y no desde jefaturas políticas, donde caciques que están en el movimiento ponen candidatos a presidentes municipales y regidores porque están pensando en sus planes para ser gobernadores, sí, estoy hablando de Salomón Jara, y así hay en todos los estados de la República, firmar esa dinámica de liderazgos caciquiles implica firmar el desencanto, asumir que Morena sea lo mismo que todos los partidos”

Gibrán Ramírez

candidato a la presidencia de Morena

 

Alonso PÉREZ AVENDAÑO

 

Salomón Jara Cruz se ha convertido en uno de los problemas principales que Morena debe resolver antes de las elecciones de 2021, en las que se renovará la Cámara de Diputados federal y el Congreso oaxaqueño. Sus imposiciones, iniciativas legales fallidas, la protección de presidentes municipales con presuntos vínculos con el crimen organizado y el cacicazgo que representa en diversas regiones ha provocado no solamente el cansancio de las bases, sino incluso derrotas electorales. Las manifestaciones no han hecho más que agudizarse y las denuncias ya se han presentado ante candidatos a la dirigencia nacional del partido.

De cara a la elección de la nueva dirigencia nacional morenista, que se decidirá la última semana de septiembre de 2020 mediante una encuesta, las bases han denunciado que, si el partido es nuevamente cooptado por personajes como Jara, el apoyo a Morena en las urnas de Oaxaca estará en riesgo. El pasado 4 de septiembre, la inconformidad con la decisión sobre las candidaturas de 2018 en el estado fue expresada ante uno de los candidatos a la presidencia nacional, Gibrán Ramírez.

Ramírez, doctor en Ciencias Políticas y analista en medios de comunicación como Foro Tv y Milenio, reconoció que Morena se encuentra frente a la oportunidad de despertar en el escenario nacional y para ello deben evitarse errores como los que dominaron la selección de candidatos en los pasados comicios.

“Tenemos que alzar la voz y volver a ser un partido que se construya desde abajo y no desde jefaturas políticas, donde caciques que están en el movimiento ponen candidatos a presidentes municipales y regidores porque están pensando en sus planes para ser gobernadores, sí, estoy hablando de Salomón Jara, y así hay en todos los estados de la República, firmar esa dinámica de liderazgos caciquiles implica firmar el desencanto, asumir que Morena sea lo mismo que todos los partidos, eso significa claudicar y yo no estoy dispuesto a eso”, expresó ante las bases morenistas que se reunieron en el municipio de San Francisco Tutla.

Comitivas provenientes principalmente de las regiones Istmo, Valles Centrales y Mixteca se pronunciaron en contra del manejo que ha hecho Jara de las posiciones políticas de Morena. Los candidatos que impuso no solo carecen de congruencia con las propuestas del partido, sino que incluso han generado actos de corrupción y hostigamiento contra sus críticos.

Uno de los casos denunciados fue el de Juanita Cruz Cruz, que fue diputada local por el PRD y que de la mano de Jara Cruz fue impuesta como candidata a la presidencia municipal de Huajuapan de León.

“A los militantes se nos ocultó la información, de repente supimos que ya había comprado la candidatura y que Salomón Jara le había dado ese lugar, nos sentimos muy frustrados porque no se ha construido un método confiable para tomar decisiones1”, denunció Antonio Francisco Meza, poblador del municipio mixteco y militante morenista.

En Huajuapan, prosiguió, “hay muchos morenistas frustrados, nos impusieron a una perredista. El esposo de la presidenta ya se dio el lujo de hablar en la radio y anunciar que ansía relevar a su esposa en la presidencia, él tiene que terminar de construir el lienzo charro, donde tiene más de 200 lotes que seguramente incrementarán su precio, con ese descaro al rato a Salomón Jara le ofrece dinero y lo hace candidato, las bases necesitamos respeto, estamos muy resentidas, Jara y Sesul Bolaños, que es su pelele, están solo detrás del dinero”, denunció en representación de decenas de morenistas que denunciaron esta situación.

El esposo de Cruz Cruz es Pedro Silva Salazar, quien fungió como director de la Comisión de Transporte de Oaxaca en el sexenio de Gabino Cué y fue denunciado por su participación en la venta ilegal de concesiones. Asimismo, es señalado por promover el taxismo pirata en Huajuapan. Cruz Cruz y Silva están promoviendo la ejecución de un parque con una inversión de entre nueve y 15 millones de pesos, sobre la cual no han transparentado el origen de los recursos, la propiedad de los predios donde se construirá ni las empresas a las que, sin licitación, se adjudicó.

 

EDILES VINCULADOS CON

EL CRIMEN ORGANIZADO

 

No solo son las imposiciones de candidatos de Jara Cruz, sino los presuntos vínculos con el crimen organizado de los personajes que ha elegido. El más reciente de los casos se reportó en junio pasado, cuando las cuentas bancarias del presidente municipal de San Blas Atempa, Antonio Morales Toledo, fueron congeladas por la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda. La razón de esta acción fue que al edil istmeño se le vincula con el Cártel Jalisco Nueva Generación.

Morales fue uno de los perredistas que conformó el rebaño que siguió a Jara del PRD a Morena.

El congelamiento de las cuentas bancarias del edil fue parte de la operación Agave Azul, solicitada por la Administración de Control de Drogas (DEA) al gobierno de México. La UIF corroboró que los ingresos en las cuentas bancarias de Morales no coinciden con sus ingresos como presidente municipal. Aunque las cuentas fueron liberadas 48 horas después, las investigaciones no han concluido. Previo a esta denuncia, Morales había sido denunciado como presunto participante en bandas de robo de combustible de ductos de Pemex.

Información de la UIF señaló que en esta operación también eran observados los movimientos financieros del edil de Salina Cruz, Juan Carlos Atecas. Este munícipe fue exhibido en abril pasado por pagar a Jara Cruz 150 mil pesos en viáticos para asistir como invitado a un foro en el puerto. En la red de ediles corruptos también participan los de municipios como Juchitán y Tehuantepec.

 

LE ARREGLAN LA PLANA EN EL SENADO

 

Como legislador, en el Senado Jara Cruz ha asumido el juego de la improductividad inversa. Para no ser señalado por la ausencia de iniciativas, apuesta a la multiplicidad de propuestas a pesar de que no tengan la mínima posibilidad de trascender. Hasta ahora ha presentado 49 proyectos para reformar leyes, ninguno de ellos ha pasado de comisiones.

Además de su improductividad en la Cámara Alta, han sido al menos dos veces las que a Jara las mayores figuras del morenismo le han tenido que corregir la plana debido a que sus iniciativas están fuera de la agenda presidencial.

En marzo de 2019, Jara anunció que presentaría una iniciativa para modificar el artículo 304 de la Ley del Mercado de Valores para autorizar que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores pueda limitar o prohibir la operación de instituciones calificadoras cuyos diagnósticos carezcan de objetividad.

En medio de revisiones a la baja de la deuda de Pemex y de crecimiento del PIB del país, tanto el coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal Ávila, como la presidenta nacional, Yeidckol Polevnsky, deslindaron al presidente y al partido de la propuesta de Jara.

“Ayer y hoy se ha estado hablando mucho de la propuesta de un senador sobre las calificadoras, quiero dejar muy claro que: Esa iniciativa NO es de #Morena”, escribió Polevnsky en su cuenta de twitter.

“Los acuerdos los tomamos por mayoría y actuamos en unidad. Las calificadoras nacionales e internacionales seguirán haciendo su trabajo de evaluación, sin contratiempos ni obstáculos”, sentenció Monreal.

Nuevamente, a inicios de septiembre, Jara Cruz se montó en las iniciativas que buscan limitar el consumo de bebidas azucaradas y comida chatarra en menores de edad, proponiendo incrementar el Impuesto Especial a la Producción y Servicios a 5 pesos por litro de refrescos y jugos y 25% a los alimentos con alta densidad calórica.

Esta vez fue el propio presidente Andrés Manuel López Obrador el que descartó de inmediato la propuesta del experredista.

“En el caso de los refrescos y productos industrializados, refrescos, cigarros, alcohol, siempre se ha establecido como norma el aumentar los impuestos para que el gobierno tenga de esa forma dinero y pueda llevar a cabo campañas contra el alcoholismo, tabaquismo, contra los alimentos chatarra. No estoy de acuerdo con eso, porque no se puede traficar con la salud del pueblo, no es ‘dame y así ya puedes vender tus productos’”, expresó el presidente.

 

ANTE LA RENOVACIÓN,

HAY QUE CERRARLE EL PASO

 

El pasado 8 de septiembre, el Instituto Nacional Electoral cerró el periodo de inscripción para candidatos a las presidencias y secretarías generales de Morena a nivel nacional y estatales. En Oaxaca, el grupo de Jara Cruz pretende mantener cooptado al partido a través de personajes afines, el principal de ellos, Flavio Sosa Villavicencio, aliado de Jara quien aspira a ser secretario general de la junta local de Oaxaca.

Ante estas intenciones para seguir tomando decisiones cupulares en Morena, resulta indispensable que se establezcan mecanismos para permitir que las bases sean las que realmente decidan sobre el futuro del partido, advierte Gibrán Ramírez.

“En San Pedro Huamelula, el municipio de mi padre, y en otros municipios he recibido quejas de Salomón Jara, sobre la imposición de candidatos. Hay algo que ha generado descontento y hasta derrotas electorales. Desde la dirigencia nacional no hay que aspirar a meterse en conflicto con cacicazgos, lo único que hay que hacer es aspirar a poner las reglas claras, por ejemplo, la encuesta es inmune a los cacicazgos, porque las muestras son aleatorias, no se pueden manejar clientelarmente, hay otros mecanismos como la evaluación cualitativa que se puede hacer para elegir candidatos, entrevistar a sus vecinos, a sus compañeros de trabajo, a gente que está cerca en la comunidad.

“Los cacicazgos se nutren de poder presente y poder futuro, que son las candidaturas, si recortamos esas vías de financiamiento vamos a reducir notablemente su capacidad de operar”, señala el aspirante a la dirigencia nacional.

 

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Reportajes

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

Compruebe también

Ejecutan a un hombre a plena luz del día en un restaurante de León

En un video difundido en redes sociales se aprecia como la víctima está sentada con acompa…