Inicio Reportajes Inmolan la esencia de la Guelaguetza

Inmolan la esencia de la Guelaguetza

0
0
78

La edición 2019 de lo que se considera la máxima fiesta de los oaxaqueños está marcada por la soberbia y ambición de funcionarios y políticos y por el reclamo a un Comité de Autenticidad que sirve, para premiar o castigar por motivos políticos a las delegaciones que participan tradicionalmente en los Lunes del Cerro

 

Daniela CHAO

 

La Guelaguetza más cara de la historia. Una ofrenda a la cultura de Oaxaca degradada como un negocio turbulento para beneficio de unos pocos; ahora, en lugar de unir, divide a los pueblos de Oaxaca y terminó como una cuestión de premio y castigo político, cuando era una fiesta de hermandad.

Los escándalos iniciaron desde el primer día; apenas unas horas después del anuncio de la venta oficial de boletos para la Guelaguetza 2019 a realizarse los días 22 y el 29 de julio, con la participación de la actriz Yalitza Aparicio, se avisó que ya se habían agotado.

En ese momento, a través de páginas de internet, los boletos llegaron a precios exorbitantes.

Páginas web como Viagogo y StubHub ofrecen boletos para las cuatro ediciones de la Guelaguetza 2019 con precios que superan los 40 mil pesos. Los ofrecieron incluso en mensualidades, con pagos de cuatro mil pesos por 12 meses, lo que aumenta el costo del boleto hasta 48 mil 936 pesos, cuando el costo original de las entradas es de mil 175 pesos la Sección “A” y 951 pesos la Sección B. Lo peor, con ese pretexto, el gobernador analiza “un tercer lunes del cerro”.

Tras el alboroto, Yalitza Aparicio, desmintió que fuera a participar, “He visto que distintos medios de comunicación están difundiendo información sobre la reventa de boletos de la Guelaguetza para verme bailar. Yo no voy a bailar en la Guelaguetza”. Ahora se publica, incluso, que condicionó su asistencia a no sentarse junto al gobernador, argumentando que no quiere verse relacionada en algún partido político que pueda afectar su imagen.

El siguiente problema, lo generó el Comité de Autenticidad de las fiestas de la Guelaguetza en Oaxaca, encargados de elegir a los que participan en los Lunes del Cerro.

Esta edición 2019 decidieron dejar fuera a delegaciones representativas como Pochutla, Salina Cruz, Villa Hidalgo Yalalag, Tlacolula de Matamoros, Santo Domingo Tehuantepec, Juchitán de Zaragoza, Santa Catarina Juquila, San Melchor Betaza y otras más.

La primera reacción es que el comité “politizó” su decisión al excluir a delegaciones tradicionalmente protagonistas de las fiestas de los Lunes del Cerro, en el caso de Juchitán y Tehuantepec, municipios gobernados por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). Un mensaje claro de las rivalidades partidistas y futuros procesos electorales.

“…. Juchitán no necesita ir a la Guelaguetza… Juchitán no tiene necesidad de asistir a un evento escénico, falso, cosmético y de coreografías frívolas importadas, ajenas y alejadas de la autenticidad de las etnias oaxaqueñas organizadas desde las frías e inocuas oficinas gubernamentales…”, una de las primeras reacciones.

En Tehuantepec se generó la misma molestia y las autoridades alistan una protesta o analizan hasta participar en la Guelaguetza Popular y Magisterial.

Tlacolula acusó que esta celebración ha sufrido una transformación completa actualmente con actos de corrupción, discriminación y tráfico de influencias.

No descartó la posibilidad de realizar una “Guelaguetza alterna” en Tlacolula, donde se den cita las delegaciones excluidas.

Betaza fue más contundente. “La Guelaguetza no es del gobierno y no nos van a excluir de nuestra fiesta (la Guelaguetza)”, advirtió esta comunidad zapoteca al tiempo que manifestaban que “no somos un pueblo sumiso. ¡No aceptamos su veto!”.

Le advirtieron al gobernador que “usted se va pronto con sus aprendices, nuestros pueblos persistirán”, al traducir un mensaje racista.

“Están tan inseguros de sí mismos que necesitan demostrarnos que son superiores. Es también un mensaje de ignorancia y desprecio”, indicaron al preguntar si sabrán “estos honorables personajes”, lo que es un tequio o servicio de cargo gratuito, si alguna vez caminaron valles y montañas para saber del significado de las ceremonias sagradas de nuestros pueblos.

“Y qué decir del ‘Comitecito de autenticidad’ que con sus manitas sedosas y perfumadas llegan a nuestras comunidades levantando polvo en lujosas camionetas, según a calificar las tradiciones y cultura de nuestros milenarios pueblos, ¿Quién los autentifica a ellos?”, cuestionaron.

Esta edición puso en práctica una política racista, excluyente, que ofende y lastima a los pueblos. Exhibe el desconocimiento de la vida comunitaria y el valor genuino que representa para los indígenas cada expresión de su cultura.

Una tradición que año con año se comercializa en mayor medida, cambiando fechas, duplicando horarios, reacomodando delegaciones, suprimiendo bailes y añadiendo nuevos. Un festín para un reducido grupo que poco a poco mata la esencia de la Guelaguetza.

 

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Reportajes

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

Compruebe también

AMLO no modificará estrategia de seguridad

Andrés Manuel López Obrador descartó modificar la estrategia de seguridad, luego de que no…