Inicio Portadas “Gabino responsable de la crisis del PAN”: Natividad Díaz Jiménez

“Gabino responsable de la crisis del PAN”: Natividad Díaz Jiménez

0
0
39

 

Con su “mal gobierno” y sus “escándalos de corrupción”, el ex gobernador fue el responsable de sumir al Partido Acción Nacional en la crisis política más grave de su historia en Oaxaca, por la que, incluso, ese instituto pasó, en seis años, de ser la tercera fuerza política del estado a convertirse en la quinta, sostiene la actual presidenta del Comité Directivo Estatal; la ex diputada local sale en defensa de antecesor Juan Mendoza Reyes y rechaza que sea el responsable de que las cosas caminen mal en el blanquiazul y niega que sea su padrino político

 

David Méndez

 

Sumido en la peor crisis de su historia en el ámbito local, con múltiples acusaciones de corrupción entre sus líderes y confrontaciones legales y violentas que se tradujeron en que durante más de ocho meses permaneciera sin dirigencia estatal, el Partido Acción Nacional (PAN) se prepara para afrontar, en coalición con el PRD –otra institución con problemas internos–, el proceso electoral de 2018, que habrá de definir al nuevo Presidente de México, pero también 500 diputados federales, 128 senadores, 42 diputados locales y 153 presidentes municipales.

De haberse ostentado en 2001 como la segunda fuerza política del estado, la organización fundada en 1939 por Manuel Gómez Morín cayó el año pasado al quinto lugar de las preferencias electorales de la entidad, tras perder 145 mil 246 votos durante los comicios gubernamentales del 5 de junio.

Acción Nacional es el partido que más capital político perdió durante el último sexenio, al pasar de 316 mil 978 sufragios en 2010 a 171 mil 732, en 2016, según información estadística del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO).

Sin embargo, a pesar de tales resultados, el grupo que encabezan Juan Mendoza Reyes y Natividad Díaz Jiménez, con el respaldo del líder nacional, Ricardo Anaya Cortés, –que busca la candidatura presidencial–, logró mantener el control del comité directivo, aun con la sublevación de las tribus al servicio de Margarita Zavala –que el viernes renunció a su militancia–, José Murat –exgobernador priista que buscaba colocar a dos de sus compadres al frente del PAN y PRD– y Rafael Moreno Valle –ex gobernador de Puebla con aspiraciones presidenciales y cuyo aliado es otro ex mandatario oaxaqueño, Diódoro Carrasco Altamirano–.

 

 Gabino, culpable de crisis

 

Frente a este escenario, la actual presidenta estatal del PAN, Natividad Díaz, culpó de la crisis que actualmente vive su partido al ex mandatario Gabino Cué Monteagudo y al “mal gobierno” que éste encabezó entre 2010 y 2016.

Díaz justificó que Acción Nacional ha recibido, hasta la fecha, “el castigo de las familias oaxaqueñas” tras haber cogobernado en alianza con el PRD y Movimiento Ciudadano (MC), en una administración que ha sido calificada por analistas como la peor de la historia del estado.

“Al final de cuenta, no encabezamos nosotros esa gubernatura, pero esa alianza (con el PRD y MC) fue la que finalmente afectó y es el castigo que nos dieron los hombres y las mujeres”, reconoció la ex diputada local.

En entrevista con Real Politik, admitió que en 2016 el PAN-Oaxaca vivió la peor crisis política de su historia derivada de la baja popularidad de Cué Monteagudo, lo que le costó al PAN-PRD-MC abandonar la gubernatura del estado entre escándalos de corrupción, que hoy tienen a los ex secretarios de Salud, Germán Tenorio, y Finanzas, Gerardo Cajiga y Enrique Arnaud, en prisión, a falta de que, según la Fiscalía General del Estado, se sumen a ellos otros ex funcionarios más.

“¿Cómo puedes defender lo indefendible?”, argumentó.

Sin embargo, la lideresa reparó de inmediato e intentó justificar: “Acción Nacional no fue representado en ese gobierno; no representamos el gobierno pasado, pero sí fuimos en una urna, a una elección, y esa es la parte que nos tocó aceptar, el rechazo de la ciudadanía, y aquí estamos”.

Díaz, quien hace dos meses fue ratificada en el puesto por la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), omitió hablar de los puestos que le fueron entregados al PAN en el sexenio pasado, como la Secretaría de Vialidad y Transporte (Sevitra), cuyo extitular, Carlos Moreno Alcántara, ha sido acusado de entregar concesiones sin respetar los procedimientos legales, o el de la Secretaría de la Contraloría, donde Perla Woolrich Fernández permaneció durante cinco años, en los que no investigó las acusaciones por presunta malversación de recursos que insistentemente fueron hechas en contra de varios ex secretarios; entre ellos, el de las Infraestructuras, Netzahualcóyotl Salvatierra; el de Turismo, José Zorrilla de San Martín, o el ex representante del gobierno de Oaxaca en la Ciudad de México, Jorge Castillo.

Hoy, todos esos personajes tienen abiertos expedientes en su contra.

Este medio contactó a Woolrich y le solicitó su punto de vista sobre los actuales procesos penales que se siguen en contra de funcionarios de la pasada administración estatal; sin embargo, se negó a responder bajo el argumento de que “ya no doy entrevistas”.

 

Pleitos internos

 

A la crisis política que agobia al panismo oaxaqueño, se añaden los problemas internos que arrastra desde hace dos años y que han derivado tanto en actos violentos, como el incendio de su sede estatal, la mañana del 21 de diciembre de 2016 en pleno proceso electivo interno, o la sublevación de diputados a su dirigencia estatal, como ocurrió en agosto del mismo año, cuando un grupo de seis legisladores desconoció a la propia Natividad Díaz como coordinadora del PAN en la 62 legislatura del Congreso del Estado, al acusarla de incurrir en actos de corrupción y de ser una imposición del entonces dirigente, Juan Mendoza Reyes.

Los diputados Dulce Alejandra García Morlán, Leslie Jiménez Valencia, Remedios Sonia López Cruz, Alejandro Martínez Ramírez, Enrique Zárate Ortega y Víctor Cruz Vásquez, enviaron una carta a la Junta de Coordinación Política (Jucopo) en la que se deslindaron de Díaz y reconocieron como su líder a Gerardo García Henestroza, quien, a su vez, fue señalado, meses después, de haber incurrido en prácticas de malversación de recursos en contubernio con el líder priista, hoy delegado de Sedesol, Alejandro Avilés Álvarez.

El grupo de García Henestroza denunció reiteradamente que Juan Mendoza Reyes había impuesto un cacicazgo en el Comité Directivo Estatal y buscaba la continuidad de éste a través de Díaz Jiménez.

A las voces críticas, se sumó Luis de Guadalupe Martínez, ex presidente municipal de Huajuapan de León y compadre del ex gobernador, José Murat Casab –padre del actual mandatario, Alejandro Murat–, quien aseguró que Mendoza Reyes había sumido al partido en el descrédito y la mediocridad.

En diciembre pasado, en medio de una confrontación mediática, Luis de Guadalupe se inscribió en el proceso interno como candidato a la presidencia estatal, al igual que Natividad Díaz y José Manuel Vásquez Córdoba; éste, con el supuesto respaldo del ex gobernador Diódoro Carrasco y de los diputados que meses antes habían desconocido a Natividad Díaz en el Congreso.

El proceso fue marcado por actos violentos, pues la mañana del 21 de diciembre, cuando se realizaba el recuento de votos, un grupo de choque ingresó a la sede estatal del PAN y prendió fuego a la sala donde se realizaba la contabilidad.

Natividad Díaz y Luis de Guadalupe cruzaron acusaciones sobre la autoría intelectual de la agresión y, desde ese momento, ambos se declararon ganadores, lo que dio pie a un proceso legal que se prolongó hasta agosto, con la victoria de la ex diputada.

 

–¿No teme que haya fuego amigo contra su dirigencia?

—Todo se vale en la política. Yo siempre lo he dicho, y si lo hay, obviamente, nos lo vamos a encontrar en todos los partidos políticos.

 

 –Acción Nacional perdió la compostura durante la elección interna.

–No pasó nada; las cosas avanzan. Yo creo que estamos en escenarios competitivos.

 

 –Hay dos grupos que llegaron a estar verdaderamente confrontados. ¿Se podría esperar la salida de alguno?

–Voy  a reconocer a los liderazgos, voy a reconocer el trabajo de cada figura política de Acción Nacional; no hay vetos.

 

–Los procesos de expulsión contra los militantes que la desconocieron como coordinadora de los diputados, ¿se van a reactivar?

–El momento de los pleitos lo vamos a dejar por un momento en el cajón; no vengo a expulsar gente. Esa parte hace falta en Acción Nacional, que la gente se una al propósito que tenemos, la Presidencia de la República.

 

–¿No cree que los que han manifestado públicamente su rechazo hacia usted, operen en su contra?

–Si ellos no buscan el beneficio a través del PAN, hay un portón grande para el que no le guste la forma de trabajar, la política de Acción Nacional.

 

–¿Si llegaran nuevamente a confabularse serían expulsados?

—Con las pruebas en mano, en su momento, se estarían llevando a cabo los procesos internos, de acuerdo con las pruebas. No puedo analizar algo que no existe.

 

 –Sus compañeros en la 62 legislatura incurrieron en presuntos actos de corrupción y siguen en el PAN.

–Que la ciudadanía juzgue. Lo vimos claro con Sergio Bello en una derrota en una campaña federal. Creo que ahí se van dando los costos para cada uno. No seré yo sino será la ciudadanía la que los califique.

 

 –¿Así como a la alianza PAN-PRD le pegó el descrédito del gobierno de Gabino Cué, a usted le pega haber participado en la legislatura más corrupta o, al menos, la que más cuestionamientos tiene al respecto?

—No. Yo no me considero ni la más corrupta ni (que estuve) en la peor legislatura. Cuando tu trabajo lo haces bien, puedes resaltarlo en donde sea.

 

—Dicen que el ex presidente, Juan Mendoza, es un cacique y usted su representante; afirman que son nocivos para el PAN.

–Tomo las cosas de quien vienen… puedo decir que los malos comentarios los desecho; al final de cuenta a aquí a lo que se viene es a trabajar.

> A Juan Mendoza, no lo veo como un cacicazgo, lo veo como una parte fuerte. La diferencia entre yo y cualquier personaje dentro de Acción Nacional, es que yo no traigo padrino político. Juan Mendoza no es su padrino, es un compañero con el que vamos, en este momento, con la misma línea de Acción Nacional.

 

 –¿Hubo negociaciones con Juan Mendoza?

–No hay compromisos con nadie,  y eso es lo que me puede diferenciar.

 

–La han acusado de actos de corrupción, que estuvo involucrada en  el cobro de comisiones, cochupos (en la 62 Legislatura).

–Yo siempre dije que iba a auditar al Congreso y nunca me dejaron… su servidora fue amenazada de que le iba a suceder lo que le sucedió a una persona que asesinaron (Rafael Pérez Gavilán) afuera de su casa por tener información de la Secretaría de Salud.

 

 –¿Quién la amenazó?

–No recuerdo quién me lo dijo… venía del mismo gobierno. Yo insistí con esta auditoría, pero sin el apoyo de tu bancada, sin el apoyo de las otras bancadas es imposible caminar contra corriente… me desconocen como presidenta de la Jucopo porque yo no me presté a los juegos de la corrupción

 

 –¿Las auditorías se suspendieron por esas amenazas?

–En el momento en que ya estábamos entrando a la Tesorería, a requerir todos los documentos, me desconocen como Presidenta de la Junta y terminan corriendo a todo el personal.

 

 –¿Encontró algo relevante?

–No pudimos encontrar nada dentro del Congreso… sí, aviadores, nóminas infladas, pero nada que pudiera comprometer (seriamente a las bancadas).

 

Natividad Díaz Jiménez, quien hace dos meses fue ratificada por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación como presidenta del Comité Estatal del PAN atribuye la grave crisis que enfrenta ese partido en la entidad al “mal gobierno” de Gabino Cué y los casos de corrupción que envuelven a esa administración, de la que Acción Nacional fue co-gobierno.

Pese a fracaso, repiten alianza PAN-PRD

 

Hoy, con la derrota en 2016 aún fresca, las dirigencias nacionales del PAN, PRD y MC pactaron competir en conjunto en el proceso electoral de 2018 a través del Frente Ciudadano por México, en busca de arrebatarle a Andrés Manuel López Obrador, el primer lugar de las preferencias.

En lo que compete al ámbito local, será la tercera alianza entre esos institutos políticos, con saldo de dos derrotas, en los comicios gubernamentales de 2004 y 2016, y una victoria, en las votaciones de 2010.

Este pacto se concretó en medio de una crisis interna al interior de los comités nacionales tanto del blanquiazul como del Sol Azteca.

En el caso del PAN, se vivieron meses de tensión entre los aspirantes a la candidatura presidencial, Margarita Zavala y Rafael Moreno Valle, y el líder nacional Ricardo Anaya Cortés, a quien acusaron de valerse de su puesto para delinear su postulación y explotar en su beneficio el tiempo que, por disposiciones del Instituto Nacional Electoral (INE), le corresponde a aquel instituto en radio y televisión.

Esta pugna se tradujo el viernes pasado en la renuncia de Margarita Zavala a su militancia panista y la posibilidad de que busque llegar a Los Pinos a través de la vía independiente.

En el PRD, la lideresa Alejandra Barrales se sumó al cuerdo en medio de una desbandada de militantes y congresistas que decidieron sumarse al proyecto de López Obrador, en Morena.

“Estamos en una tercia; estamos tres: PRI Morena y el Frente Amplio Ciudadano; nos sentimos capaces de salir en este 2018 con la frente en alto”, comentó, al respecto, Natividad Díaz.

“Sí nos tocan momentos difíciles, momentos donde nada es fácil, pero es una plataforma para todos. No creo que la tenga muy fácil el PRD, hablando del mismo Morena o del propio PRI”, refirió, consultada sobre las posibilidades de Acción Nacional de revertir la imagen negativa que posee entre la población y, con ello, abonar votos a la contienda federal.

Según analistas, de participar de manera individual en las próximas elecciones, ni el PAN ni el PRD tendrían posibilidades de llegar a la Presidencia.

“Un deporte muy practicado en Oaxaca es el rechazo al funcionario, el rechazo a la política, y es pareja, no le ven colores; no le ven rojo, verde o azul; entonces, va a ser la capacidad de cada partido político para poder convencer que somos la mejor opción.

 

 –¿Le dará tiempo de recuperar lo perdido?

—En Oaxaca hay esperanza; hemos visto un gobierno (priista) sin capacidad, un gobierno que no ha hecho nada… yo no puedo avalar algún logro de (Alejandro) Murat…

>Claro que los tiempos nunca son los suficientes para llegar a las metas deseadas, pero tenemos capacidad.

 

De acuerdo con la dirigente, el comité directivo estatal se ha planteado como meta obtener 400 mil sufragios en las elecciones del próximo año; es decir, 228 mil 268 votos más que en el 2016.

Díaz sostuvo que tal cantidad de votos ha sido el punto máximo obtenido por su partido en esta entidad, por lo que la consideró como una meta “idónea”.

Sin embargo, contrario al dicho de la dirigente, el Instituto Estatal Electoral reportó que la votación máxima lograda por el PAN en Oaxaca es de 316 mil 978, durante los sufragios de 2010.

 

 –Morena ha anunciado que buscará obtener un millón de votos, eso es mucho más de lo que pretende el PAN.

–Los números históricos de Oaxaca siempre han sido de 400 mil (votos). En todo su apogeo, Morena, en 2012, recibió 465 mil votos.

>Bastante es que voten (el día de la elección) un millón 200 mil ciudadanos oaxaqueños porque, repito, el deporte más practicado actualmente en Oaxaca es el rechazo; entonces, nuestra meta no es muy alta, pero es la idónea.

 

 –¿Son irreales los números que plantea Morena?

–Sí, claro. Estamos hablando de fantasías. Tenemos que ver la realidad de Oaxaca, no caminar por pisos que no existen.

 

 –En el caso de la alianza entre el PAN-PRD y MC, ¿cuál va a ser la ruta de repartición de candidaturas?

—No hemos hablando sobre las candidaturas. Estamos esperando los tiempos; en cuanto nosotros definamos cómo se hará, sin ningún titubeo daremos la información correcta.

 

 –¿Cuál es la pretensión del PAN, qué porcentaje de candidaturas, al menos, en Oaxaca busca tener?

–Entraremos en un diálogo con los perredistas, con los de MC. Todavía no hemos llegado al tema de una coalición formal, hablamos de un frente amplio, donde tomemos en cuenta a las organizaciones y a la ciudadanía.

>Cuando lleguen los tiempos electoreros, tomaremos ese tipo de decisiones.

 

 –¿Cuándo podrían definirse las candidaturas?

—En diciembre podremos definir esta parte política.

Por el momento, la presidenta refirió que representantes del Comité Directivo Estatal comenzarán una gira por el interior del estado para reunirse con los integrantes de los comités municipales y presentarles el proyecto del Frente Amplio Ciudadano, en busca de delinear una agenda de trabajo.

 

 

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Portadas

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

Compruebe también

Podría recuperar Oaxaca cerca de mil mdp que exfuncionarios han robado

Oaxaca.- Jorge Emilio Iruegas Álvarez, fiscal Especializado en materia de Combate a la Cor…