Inicio Reportajes Despejan fantasma en salud

Despejan fantasma en salud

0
0
41

Funcionarios de primer nivel en los ámbitos federal y estatal advierten que las voces que intentan empañar la funcionalidad del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) que sustituyó al Sistema de Protección Social en Salud, del que depende el Seguro Popular, son los que, en antaño, traficaban con el sector; aún con los tropiezos del arranque del nuevo programa, en la actualidad se tiene abasto de medicamentos y se está garantizando el derecho a la salud

 

Atención hospitalaria

Primer nivel

Acciones de promoción de la salud, prevención de enfermedades, atención ambulatoria, programas de planificación familiar, combate a enfermedades comunes y se aplican inyecciones.

Segundo nivel

Atención a pacientes que requieren internamiento en un hospital, algún tipo de atención de emergencia, como fracturas; partos, medicina interna, pediatría, ginecobstetricia y cirugía

Tercer nivel

Pacientes que padecen enfermedades cuyos cuidados y medicamentos requieren atención muy especializada como son: insuficiencia renal crónica, diversos tipos de cáncer, trasplantes, enfermedades del hígado, páncreas o riñón, enfermedades hematológicas como leucemia, síndromes mieloproliferativos crónicos, linfoma de Hodgkin, hemofilia, hemodiálisis, cirugía cardiovascular.

 

 

 

Daniela CHAO

 

La creación del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) provocó incertidumbre entre los usuarios del extinto Seguro Popular y desazón entre quienes eran sus trabajadores. El pánico provocado los primeros días ante las noticias de que se estaban cobrando cuotas altísimas por recuperación y de que faltaban medicamentos para atender a enfermos de cáncer, finalmente se solventó.

En Oaxaca, el director del hospital de la Niñez Oaxaqueña, Efrén Emmanuel Jarquín González, apuntó que ya se tiene la dotación a la unidad pediátrica de ocho claves de medicinas.

Medicamentos como vincristina, metotrexato, ciclofosfamida, fluorouracilo, doxorrubicina, ifosfamida, gemcitabina y Asparaginasa, todos ellos necesarios para la atención médica de quimioterapias.

Apuntó que la aplicación de tratamientos se había espaciado pero el servicio no se suspendió y los pacientes recibían atención médica.

En tanto, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de la Secretaría de Salud, del Gobierno de México, Hugo López-Gatell Ramírez, ha sido insistente en rechazar que con el arranque del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) se incrementaran las cuotas en los servicios que se dan a pacientes sin seguridad social.

 

SIN CUOTAS NUEVAS

 

El funcionario federal precisó que las cuotas se cobran desde hace al menos 12 años y, mientras se garantice la gratuidad, las cuotas de recuperación para los institutos nacionales de salud deben de ser las mismas que en 2019 y que en todos los años previos.

Advirtió que actualmente el Insabi ofrece atención gratuita de primero y segundo nivel (centros de salud y hospitales generales), pero en el tercer nivel (institutos nacionales de salud y en los hospitales de alta especialidad) sí se cobran las cuotas de recuperación “que se han manejado desde siempre”.

“No existe indicación para que los institutos nacionales de salud y hospitales federales de alta especialidad incrementen sus cuotas de recuperación. En este momento se rigen por la Ley de los Institutos Nacionales de Salud y en la misma se contemplan cuotas de recuperación, esto no es nuevo, esto siempre ha sido siempre así, pero para este año no está autorizado aumento alguno”, advirtió.

Ante las denuncias solicitó el apoyo de la ciudadanía para denunciar cobros excesivos a la Línea Insabi al 800-76-78-527

“Nadie tiene una justificación legal para aumentar los costos y pedimos a la ciudadanía que nos ayuden a denunciar; en la medida que nosotros tengamos denuncias bien documentadas, podremos combatir los abusos por corrupción o por ignorancia”, indicó

Explicó que el gobierno mexicano tiene un plan a mediano plazo para que toda la atención médica sea sin costo para el paciente o su familia a finales de 2020.

“Esos servicios especializados no están disponibles de manera gratuita, y el plazo máximo es que para finales de 2020 todos los servicios especializados que se dan en las unidades de salud ya sea primer, segundo o tercer nivel, para la población no asegurada, sean garantizados de manera gratuita”, afirmó.

Agregó que para ofrecer la gratuidad en todos los niveles se deberá hacer una modificación a la ley de los institutos nacionales de salud y hacer transferencias de financiamiento “para que estos institutos puedan tener solvencia en el día a día y puedan cubrir las necesidades”.

Detalló que las 66 enfermedades que representan un alto costo para los pacientes y sus familias, y que tenían una cobertura con recursos del extinto Seguro Popular, seguirán siendo atendidas por el Insabi, con la gratuidad, que el programa ahora extinto no garantizaba.

 

DESCONOCEN EL PROYECTO

 

Hugo López-Gatell Ramírez advirtió que algunos gobernadores no han estado de acuerdo con la implementación del Insabi en sus entidades, en la mayoría de los casos “por desconocimiento”.

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que, aunque no es obligatorio, la mayoría de los gobernadores está de acuerdo con que el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) opere en sus entidades.

Adelantó que se tiene el presupuesto para la implementación del Insabi, el cual será suficiente, pues antes no alcanzaba “porque se robaban el dinero de las medicinas”.

El presidente López Obrador dijo que, a partir del 1 de diciembre de este año, ya no se cobrarán cuotas de recuperación por los servicios de salud y medicamentos, incluidos los tratamientos especializados y las intervenciones quirúrgicas.

Se estima que para que el Insabi atienda a la población sin seguridad social se requieren 792 mil 620 millones de pesos; una cantidad que es siete veces superior al presupuesto actual, de acuerdo al informe del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), publicado en el último trimestre de 2019.

El presupuesto ideal se dividiría en tres partes: 251 mil 99 millones de pesos para atender enfermedades infecciosas; 67 mil 508 millones de pesos para prevenir enfermedades en todas las edades; y 473 mil 117 millones de pesos para atender temas de salud reproductiva, enfermedades no transmisibles (diabetes, hipertensión) e infecciosas (como el paludismo).

 

PROMESAS DEL INSABI

 

Al formalizar la creación del Insabi se explicó que los tres pilares para regir su funcionamiento serían que no falten medicamentos, basificar a los trabajadores y tener comunicación interinstitucional con los gobiernos de los estados.

La Secretaría de Salud aclaró que el Insabi brinda servicios médicos en el primer y segundo nivel de atención para todas las personas que no tienen seguridad social en Centros de Salud con Servicios Ampliados, unidades médicas de IMSS Bienestar, Unidades de Especialidades Médicas y en hospitales generales, rurales y comunitarios que ofrezcan servicios de primer nivel.

Explicó que, de acuerdo con el artículo 36 de la Ley General de Salud, los Institutos Nacionales de Salud y hospitales federales están sujetos a obtener cuotas de recuperación para la prestación de servicios de tercer nivel.

No obstante, se debe cumplir el artículo transitorio décimo primero de la reforma a la Ley General de Salud y respetar los derechos de las personas que a la entrada en vigor del decreto tengan afiliación vigente al Sistema de Protección Social en Salud.

Es decir, quienes tienen póliza de Seguro Popular no verán afectada su validez ni se interrumpirán los servicios, las citas o tratamientos continuarán, no se suspenderán partos u operaciones programadas, y los pacientes con padecimientos considerados catastróficos recibirán sus tratamientos en tiempo y forma regular.

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que a más tardar el 1 de diciembre el Insabi operará al cien por ciento para ofrecer servicios médicos y medicinas de manera gratuita al 50 por ciento de la población que no tiene acceso seguridad social.

“Se está llevando a cabo toda una reorganización en el sistema de salud pública. El propósito es que este mandato constitucional se convierta en realidad a más tardar el 1 de diciembre de este año; desde luego, ya inició. Tenemos presupuesto, el presupuesto de salud este año va a incrementarse en 40 mil millones de pesos para que mejoren las instalaciones de salud, unidades médicas, centros de salud, hospitales, que no falte el equipo médico indispensable, que se puedan hacer análisis, que haya abasto suficiente de medicamentos, no sólo el cuadro básico, sino todos los medicamentos, y que la atención médica sea gratuita en todos los niveles de atención”, aseveró.

“Es un compromiso que se tiene que cumplir. Pueden decir algunos que no se va a lograr, que es la utopía, pero el sueño se va a convertir en realidad y la utopía es lo que nos hace caminar hacia los ideales. Y ya inició este proceso”.

 

EL TERROR DEL CÁNCER

 

El subsecretario de Prevención, Hugo López-Gatell, acusó que el boicot contra el Gobierno de México, mediante los medicamentos oncológicos, se repetirá y agudizará al llegar al sector privado.

Acusó a Laboratorios Pisa, la cual tiene la hegemonía en la fabricación de éstos, dejó de producirlos como represalia a una sanción que le impuso la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris).

“Esta compañía, que fue sujeta de una sanción sanitaria por no tener las prácticas adecuadas de manufactura, tiene hoy cerradas algunas líneas de producción, precisamente de fármacos oncológicos.

“¿Qué es lo que está haciendo esta compañía? Precisamente seguir chantajeando, amenazando con que no va a distribuir los medicamentos, no solamente en el sector público. También ya empezó a chantajear a entidades privadas de que no les va a dar medicamentos porque por culpa del Gobierno, según esta compañía, no se pueden liberar estas líneas de producción”, expresó.

Actualmente, el hospital de la Niñez Oaxaqueña “Doctor Guillermo Zárate Mijangos”, recibió la primera remesa de medicamentos oncológicos, con lo que se normaliza la administración de tratamientos a los más de 300 pacientes que se atienden en este servicio.

El gobernador Alejandro Murat pidió dar un voto de confianza al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, para trabajar en equipo y se pueda consolidar el programa del Insabi.

En el caso específico del Hospital de la Niñez Oaxaqueña, indicó que ya se pudo contactar a una fundación para lograr el abasto total de medicamentos oncológicos.

“No tenemos un desabasto de medicinas en Oaxaca, en ningún hospital, tenemos ya asegurado el abasto y nos estamos coordinando para que así siga todo el año, al menos en lo que respecta a las claves más necesarias y de alta prioridad”.

 

Las cifras:

69

millones de mexicanos sin seguridad social atenderá el Insabi

50

por ciento de la población no tiene seguridad social

2

millones 601 mil 038 oaxaqueños estaban afiliados al Seguro Popular

566

trabajadores tenía el Seguro Popular en Oaxaca

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Reportajes

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

Compruebe también

Cumplen cuatro días de protesta empleados de salud

Oaxaca de Juárez. Trabajadores de Regulación y Fomento Sanitario de los Servicios de Salud…