Inicio Reportajes Desastroso arranque de la Guardia Nacional

Desastroso arranque de la Guardia Nacional

0
0
35

Sin una estrategia integral ni capacitación, sin infraestructura adecuada como cuarteles, armamento y equipo sofisticado, con condiciones laborales inciertas, los efectivos del nuevo cuerpo policiaco ya fueron lanzados al ruego para combatir la violencia, homicidios, secuestros, extorsiones y, sobre todo, al crimen organizado

 

Daniela CHAO

 

Un desastre el inicio de la Guardia Nacional. Malas condiciones, dudosa preparación, protestas de la Policía Federal y advertencias del narcotráfico.

Apenas inició y ya vive una crisis. Comenzó el despliegue de más de 70 mil elementos en el país con la encomienda de enfrentar a la delincuencia, al crimen organizado y pacificar al país.

Enfrentan pésimas circunstancias laborales. Ni siquiera tienen cuarteles y donde les dieron cobijo, duermen en cartones y amontonados, los uniformes no son de su talla y los vehículos no tienen blindaje.

El primer fiasco fue al recibir sus uniformes. Son talla extra grande.  Los superiores les indicaron que ellos “tendrán que ajustarlos”.

Uniformes nuevos pero leyes viejas o reprobadas. El poder legislativo no modificó el Código Nacional de Procedimientos Penales y no se amplió el catálogo de delitos que ameriten prisión preventiva.

Su misión es enfrentar al poder del narcotráfico que tiene armamento de última tecnología, vehículos altamente equipados y millones de dólares, además de recibir entrenamiento de grupos extranjeros de Colombia e Israel.

 

Los mandan al matadero

 

Lanzacohetes, AK-47, ametralladoras Uzi, fusiles Galil, granadas de fragmentación, fusiles Barret, fusiles AR-15 son algunas de las armas en manos del narcotráfico en México

Todavía se recuerda cuando el Cártel de Jalisco Nueva Generación derribó un helicóptero de la Fuerza Aérea Mexicana con un lanzacohetes de fabricación rusa diseñado para destruir tanques.

Tienen la capacidad para planificar, coordinar y llevar a cabo operaciones militares. Es capaz de definir una estrategia militar unificada.

En un país acorralado por la violencia del crimen organizado, a las fuerzas armadas les dieron un marco legal para enfrentar a esa clase de delincuentes, pero desde el discurso presidencial fijaron como prioridad evitar a toda costa la represión y la violación de los Derechos Humanos.

En Tabasco, ya les dejaron un primer aviso. La bienvenida. Con un bloqueo en Villahermosa con autos quemados dejaron una manta con amenazas a la corporación que comenzaba operaciones. “Bienvenidos Guardia Nacional. Sabemos que vienen con todo. Pero haber (…) cuantos salen vivos de aquí… Se alinean o los alineamos”, se lee en la manta.

Y por si fuera poco, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) lanzó una convocatoria dirigida a ex policías federales que, deseen formar parte de las nuevas células de la organización criminal.

“Si eres Ex-Federal de cualquiera de sus Divisiones y te discriminaron por no pasar tus exámenes, ¡¡Ya no te preocupes!! Te invitamos a formar parte de las nuevas células del CJNG”.

Los requisitos indispensables para enfilarse en el cártel, señala, son comprobar el uso de armas y haber sido capacitados en la ex Policía Federal; quienes cumplan con estos, recibirán “alimentación y un excelente sueldo de 30 mil pesos mensuales”. “Aquí si te valoramos”.

“No pierdas esta oportunidad en la que se reforzarán nuestras fuerzas para hacer fuerte a las nuevas amenazas que vienen”, anima el CJNG.

 

Sin cuarteles en Oaxaca

Oaxaca todavía no estaba preparada para la Guardia Nacional. No tienen cuarteles.

Se determinó instalar paulatinamente la Guardia Nacional en 15 regiones de la entidad con 450 elementos por cada zona en que se dividió el territorio, para dar un total de siete mil 250 agentes.

Tendrán como cabecera Ciudad Ixtepec, Juchitán de Zaragoza, Santo Domingo Tehuantepec, Huajuapan de León, Heroica Ciudad de Tlaxiaco, Huautla de Jiménez e Ixtlán de Juárez.

Asimismo, Loma Bonita, Miahuatlán de Porfirio Díaz, Oaxaca de Juárez, Teotitlán de Flores Magón, Tlacolula de Matamoros, Puerto Escondido, Pinotepa Nacional, y San Juan Bautista Tuxtepec.

A nivel estatal, hasta ahora no hay instalaciones adecuadas para 14 de las 15 zonas, Sólo en el caso de Juchitán de Zaragoza se habilitó una antigua terminal de autobuses como su base.

 

Otra burla más

Desde que se anunció la Guardia Nacional se dijo que se formaría con policías militares, policías navales y policías federales. Expertos habían advertido que no sería nada fácil unir cuerpos tan diversos.

Todo indica que los 70 mil elementos que conforman la Guardia Nacional ya estaban desplegados en el territorio. Pertenecían a unidades de las policías militar, naval y federal, con tareas de seguridad pública. Un arranque con los mismos elementos, con el mismo equipo, tácticas y liderazgo. Sólo cambia el uniforme.

Enfrentan, con los pocos recursos que les otorgaron, la difícil responsabilidad de combatir la inseguridad que azota a México.

Ni el ejército completo a combatir a los grupos criminales desde que inició la guerra en su contra.

Los ojos de los mexicanos están puestos en su titánica labor, en la que López Obrador, ve la solución a este flagelo.

Lo que sí es definitivo es que el crimen organizado no se va a combatir con la sola presencia de la Guardia Nacional. Otro autoengaño del gobierno federal.

 

 

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Reportajes

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

Compruebe también

Cae cifra de empleos para Oaxaca en dos meses

Oaxaca registró su segundo mes consecutivo con caída del empleo, aunque un marginal medio …