Inicio Reportajes Dependencias, ligadas a fraudes inmobiliarios

Dependencias, ligadas a fraudes inmobiliarios

0
0
43

Las direcciones del Registro Público de la Propiedad, de Catastro y de Notarías Públicas, han sido utilizadas para que políticos y funcionarios se apropien de tierras o inmuebles, muchos de ellos abandonados y cuyos registros documentales se perdieron durante la quema de las oficinas del Tribunal Superior de Justicia, en 2006

 

Alonso PÉREZ AVENDAÑO

 

La quema del edificio que albergaba las oficinas del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Oaxaca en 2006 ha generado beneficios inadvertidos para grupos de poder y políticos oaxaqueños, que ante la pérdida de diversos registros documentales han aprovechado para apoderarse de propiedades inmobiliarias.

Haciendo uso de dependencias del gobierno estatal como el Registro Público de la Propiedad, del Catastro y de la Dirección de Notarías Públicas, funcionarios públicos y políticos se han dedicado a “expropiar” tierras ilegalmente, sin contrapesos ni una ley actualizada.

La quema del edificio localizado en el Centro Histórico, en las calles de Independencia y Avenida Juárez, se realizó como parte de las protestas de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca en contra del gobernador Ulises Ruiz Ortiz. La quema de este inmueble se realizó el 25 de noviembre de 2006, día en el que fueron incendiadas por los manifestantes otras sedes de gobierno, como la del Poder Judicial Federal y la Secretaría de Turismo.

Esta situación, explica el arquitecto especialista en valuación, Gilberto Santiago Venegas, ha causado que, al carecer del respaldo documental de una sentencia sobre la propiedad de un inmueble, éste quede al arbitrio de cualquier persona que pretende pelearla.

Para ejemplificar, el especialista señala la zona de la Costa. “Imagínate que todo lo que teníamos registrado en la zona de la Costa, de desarrollos, de las tierras que se han ido adquiriendo, cuando se expropió el fundo legal de Puerto Escondido, en 1970, toda esa información en 2006 desapareció, ¿a quién le convendrá? No hay registros del año 2006 hacia atrás, todos los que había en Juquila, que es el distrito, desapareció, todo lo que quieras buscar de un terreno de 2006 hacia atrás en la zona, no existe”, explica.

“Esta situación ha afectado igualmente zonas de alta plusvalía, como el Centro Histórico de Oaxaca, donde casas abandonadas o que carecen de un propietario claro, han sido apropiadas haciendo uso de un aparato burocrático corrupto”.

Al preguntársele sobre el papel que desempeñan los notarios públicos en este escenario, señala que son, por ley, las principales figuras involucradas. “Ellos hacen esto, ellos son los fedatarios, los que el Gobierno del Estado acredita, si lo hacen con dolo o sin él, ellos son los que lo hacen. Hasta 2001 eran escrituras privadas, lo hacían los juzgados, después surgió la figura de los notarios como fedatarios públicos”, señala.

Asimismo, apunta que la falta de registros documentales propicia casos en donde se encuentran dobles o triples cuentas, es decir, dos o tres personas tienen escrituras o documentos probatorios de la propiedad de un mismo inmueble. El curso judicial queda entonces entrampado y al arbitrio de quien tenga una mejor defensa.

Lo único que queda, expresa, es apostar a una buena defensa jurídica y a una aplicación de la justicia imparcial.

La poca certeza jurídica sobre las propiedades, apunta, se agrava en Oaxaca ante la falta de una ley actualizada y diversas irregularidades, que debieron haberse erradicado desde hace por lo menos una década, entre ellas la vigencia de la figura de los alcaldes municipales.

“Ellos manifiestan la clasificación de los trámites, la figura del alcalde municipal tiene la capacidad jurídica para acreditar la propiedad de un predio, cuando no es ni un notario ni un comisariado ejidal”, asegura.

Otra de las situaciones irregulares que se ha erradicado en entidades con un avance adecuado en la consolidación del Registro Público de la Propiedad y el Catastro es que los avalúos de propiedades los realiza aún el gobierno estatal, sin instrumentos actualizados ni personal debidamente capacitado.

Los avalúos en Oaxaca los realiza el Catastro, no obstante “ellos no acuden a la inspección física, cómo van a hacer una inspección física con una cartografía digital que tienen de un vuelo del año 2012, el predio de la casa a lo mejor ni se construye, a lo mejor había un terreno y ahorita ya hay un hotel, un desarrollo inmobiliario, hablemos de Bahías de Huatulco, de Puerto Escondido, de Pinotepa, que hay grandes desarrollos que han detonado en los últimos años, puede haber hasta dolo de transmitir una propiedad y aquí aparece que es un terreno, pese a que haya una construcción, no hay manera de averiguarlo”.

 

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Reportajes

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

Compruebe también

Investigan corrupción en Cobao

La compra de un boleto de avión para el presidente estatal del PRI, quien resulta ser el p…