Inicio Portadas De Adicto a ADICTO

De Adicto a ADICTO

Comentarios desactivados en De Adicto a ADICTO
0
852

Por Teo Luna

Borracho_con_michelada El que siembra vientos, cosecha tempestades

El Huracán Rugiente

El otro día, tuve la oportunidad de compartir en un grupo de Alanon, una plática relacionada con la familia y el alcohol, misma que titulé, EL Huracán Rugiente, cuyo título corresponde a un artículo del contenido de mi libro, Ayer y Hoy, que  no es otra cosa, más que hablar de mí, de ese cavernícola que fui y que sigue estando ahí, por ahora dormido, y que de repente quiere despertar y hacerme daño, y dañar a quién se me ponga enfrente, yo, soy ese huracán, el macho típico mexicano, autoritario, déspota, agresivo, de mecha corta, criticón, hostigador humillador, denigrador, devaluador, soy, ese tipo egocéntrico que solo piensa en él, carezco de auto control emocional, soy de corto impulsó me enciendo a la primera, no sé hablar, mucho menos escucharte, creo y lo manifiesto que la razón es mía, no permito el debate ni la crítica, no acepto mis errores, soy Gabino Barrera, porque no entiendo razones, borracho menos….

 

Hablar del huracán, es hablar del hogar disfuncional

Una familia disfuncional es una familia en la que los conflictos, la mala conducta, y muchas veces el abuso por parte de los miembros individuales se produce continuamente y regularmente, lo que lleva a otros miembros a acomodarse a tales acciones. A veces los niños crecen en tales familias con el entendimiento de que tal disposición es normal. Las familias disfuncionales son principalmente el resultado de adultos codependientes, y también pueden verse afectados por las adicciones, como el abuso de sustancias como alcohol, drogas, etc. Otros orígenes son las enfermedades mentales no tratadas, y padres que emulan o intentan corregir excesivamente a sus propios padres disfuncionales. En algunos casos, un padre inmaduro permitirá que el padre dominante abuse de sus hijos. Un error común de las familias disfuncionales es la creencia errónea de que los padres están al borde de la separación y el divorcio. Si bien esto es cierto en algunos casos, a menudo el vínculo matrimonial es muy fuerte ya que las faltas de los padres en realidad se complementan entre sí. En resumen, no tienen otro lugar a dónde ir. Sin embargo, esto no significa necesariamente que la situación familiar es estable. Cualquier factor de estrés importante, como un traslado, el desempleo, una enfermedad, desastres naturales, la inflación, etc., puede causar que los conflictos existentes que afectan a los niños empeoren mucho más. Las familias disfuncionales no tienen ningún límite social, ni financiero, ni intelectual. Sin embargo, hasta décadas recientes, el concepto de una familia disfuncional no fue tomada en serio por los profesionales (terapeutas, trabajadores sociales, maestros, consejeros, clérigos, médicos,  especialmente entre las clases media y alta. Cualquier intervención habría sido vista como una violación de la santidad del matrimonio y un aumento en la probabilidad de divorcio (que era socialmente inaceptable en la época). Se esperaba que los niños obedecieran a sus padres (en última instancia, al padre), e hicieran frente a la situación solos, históricamente.

De mal en peor

Las consecuencias de un matrimonio mal formado, son severas, drásticas y dañan principalmente a los niños, muchos borrachos empedernidos, como yo, muchos neuróticos, como yo, machos típicos huracanes rugientes, secuestran a su pareja, se adueñan de sus vida, de sus pensamientos controlan su manera de vestir, su manera de hablar cuidan también con que amigas se juntará y gritando, marcan con las qué no deben de ir ni a la esquina, éste neurótico, mantiene el control a base de amenazas y de miedo, es  malo para respetar y  aplicar  los valores a su relación aplicar los valores como ejempló, en muchos casos es un barbaján un tipo vulgar grosero, soberbio que quiere demostrar su poder constantemente y así  en un abrir y cerrar de ojos, el  matrimonio, la secuestrada por un neurótico puede soportar el martirio por 30 años o más y ahí es dónde digo no tiene la culpa el indio, sino el que la hace compadre y digo también que el valiente dura, hasta qué el cobarde quiere.

Las costumbres se hacen leyes

¿Qué haces ahí? Ya le rompió la nariz de un puñetazo, el otro día la agarró a patadas, seguido la agarra de sparring y ni una sola vez ha ido a denunciarlo, la castiga con el dinero, le ha puesto el cuerno una y mil veces, ahí sigue, no le hace el amor si así se le puede llamar en una eternidad, que es la que está durmiendo con el enemigo o con el pingüino, la humilla, la denigra le ha hecho un daño emocional tremendo, el huracán se gasta una fortuna en cocaína y en la fiesta y ella está esperando que algún día el tipo cambie, ya sus hijos adolescentes les están cobrando las facturas dos hombrecitos, son marihuanitos por diversión y la niña de 14 años salió con su domingo 7 y El Huracán Rugiente, le eché la culpa a su esposa, lo peor del caso, es que ella en verdad lo creé, cree que todo lo que sucede es por su culpa…

Maldita enfermedad perversa del alma

Trato con infinidad de casos todos los días estoy en contactó con mi enfermedad  en todo lo que hago, y todos los casos que trato día a día, los compartimientos que tengo en los grupos de auto ayuda, en las dinámicas y terapias que hago en los centros de rehabilitación, los temas qué manejo en medios de comunicación y sobre todo, el contacto con personas que están en crisis por depresión, adicciones, mala relación de pareja o por cualquier otro factor emocional, no hacen más qué recordarme de dónde vengo y me dan la oportunidad de trabajar en mí, de ver mis defectos de carácter mis cortos impulsos, mi personalidad, reflexionar sobre mi pensamiento alcohólico, cacharme si ando en borrachera seca o me la ando haciendo de tos con mis celos mis miedos o cualquier otra cosita de la gran lista qué caracteriza a mi enfermedad y cada vez más comprendo que es una enfermedad compleja demasiado complicada qué si me descuido me puede tirar  y dejarme en  lonas.

¿Con qué derecho te sientes el dueño o la dueña de tu pareja, quién te dio el mando para controlar su manera de pensar, checar su tiempo, controlar sus horarios, disponer de esa persona a tu antojo y si las cosas no se hacen como tu mandas, insultas, denigras, humillas, explotas, quien te dio el derecho de adueñarte de las finanzas, del dinero, con qué derecho intimidas, ridiculizas, comparas y usas las emociones  y sentimientos de los demás a tu antojo, quién te hizo tan soberbio que no respetas a nadie, gritas neuróticamente, te intoleras, sacas a todos de quicio, todo el mundo te aborrece por tus nefastas actitudes, dueño de nadie, mediocre, enfermo, codependiente, enano, enana, déspota que te adueñaste de la vida de seres que creyeron ingenuamente que ésta relación, era por amor?.- ¿Quién te crees que eres, SINO ERES MAS QUE UN ENFERMO, UNA ENFERMA MAS.- Quién esté libre de culpa, que aviente la primera piedra.-  ¿Quién te crees que eres? Gracias por leerme y más por escribirme, siempre estoy a tus órdenes.- [email protected] Twitter teo_luna.- Sintonizarme en www.canal28.tv todos los miércoles a las 14:30 horas de Chihuahua, Chihuahua,, México, jueves y sábado a las 11 de la mañana. Mis libros están a tu disposición en: www.crisiscreces.com

 

 

 

 

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Portadas
Los comentarios están cerrados.

Compruebe también

Emite SSO y Cofepris Alerta Sanitaria de producto engaño Prostalif

Oaxaca de Juárez.- Los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) informan que tras un proceso de …