Inicio Portadas Caen aportaciones y crecen necesidades de la Cruz Roja

Caen aportaciones y crecen necesidades de la Cruz Roja

0
0
176

 

En medio de una severa crisis económica que azota al país, la Benemérita institución arrancó su colecta estatal, que este año busca superar los dos millones de pesos que se captaron en 2016, dice su presidenta y delegada estatal, Aura Guadalupe Borges

 

José HANNAN ROBLES

 

En presencia de la presidenta y delegada estatal de la Cruz Roja Mexicana en Oaxaca, Aura Guadalupe Borges, y de la presidenta honoraria del DIF estatal, Ivette Morán de Murat, dio inicio la colecta estatal de la Cruz Roja, que espera superar los dos millones de pesos que logró el año pasado.

Al acto realizado el pasado martes, estuvieron presentes  la secretaria de Salud, Gabriela Vásquez Rosas, la presidente del DIF Municipal, Lorena Córdova Brena, el teniente coronel médico cirujano, Jorge Palacios Arévalo, director del Hospital Militar de Zona de Santa María Ixcotel, la coordinadora estatal de Damas Voluntarias de la Cruz Roja Mexicana, María Elena Hampshire y el director del Monte de Piedad, Eduardo Alejandro Aguilar Escobar.

En entrevista, Aura Guadalupe Borges señaló que cada vez son más las necesidades de la institución, mientras disminuyen las aportaciones.

El monto logrado en la colecta del año pasado  en el estado fue de dos millones de pesos, la cifra contrasta con la obtenida en otros años. Los gastos de operación superan los 36 millones de pesos anuales en la entidad, explicó.

Borges atribuyó a la situación económica que se vive en el país y en el estado, así como a la inseguridad que prevalecía el año pasado en Oaxaca, que la colecta fuera tan baja.

“La situación económica se percibe difícil, aun así hay una gran expectativa de que la ciudadanía se sume y aporte con generosidad, porque se trata de una institución de asistencia privada, es decir, que no recibe ningún subsidio por parte del gobierno, no somos pagados por el gobierno estatal, ni federal y menos por el municipal”, puso en claro.

Recalcó que la delegación de la Cruz Roja, paga con recursos propios la energía eléctrica que consume, el agua, teléfono, medicamentos, material de primeros auxilios, gasolina, refacciones, mantenimiento de las ambulancias y del equipo médico, computadoras, todo lo que conforma y se encuentra dentro de las instalaciones. Reiteró que ni el gobierno cubre los gastos de la institución ni la Secretaría de Salud proporciona los medicamentos que se requieren.

La colecta abarcará las 11 delegaciones de la Cruz Roja que funcionan en el estado. Se trabaja en la integración del Consejo Directivo Nacional de la próxima delegación que se abrirá en Pinotepa Nacional, contándose con el  terreno donado y escriturado  a nombre de la benemérita institución.

La Cruz Roja prestó en 2016, alrededor de 27 mil servicios de emergencia.

La presidenta de la Cruz Roja lamentó que vaya en aumento el número de llamadas falsas, y lo peor, dijo, es que ahora reportan volcaduras que supuestamente suceden a muchos kilómetros de esta ciudad, teniendo las ambulancias que recorrer dos o más horas para llegar al lugar, lo que representa una importante erogación económica, ya que también se traslada al falso sitio del accidente una unidad de rescate humano, pues en estos casos suelen quedar personas prensadas entre los fierros retorcidos que hay que cortar.

“Da mucha tristeza que porque las ambulancias estén atendiendo un accidente inexistente, se tenga que decir que no hay ambulancias para atender otras emergencias, porque están todas en servicio”.

La delegada de la Cruz Roja en Oaxaca, estimó que cuando menos se requieren cinco ambulancias por delegación, pues son unidades que laboran los 365 días del año, sufriendo desgaste importante que reclama constante mantenimiento.

Se necesita también una unidad de rescate urbano, otra para movimientos administrativos, siendo indispensable un transporte de carga para el traslado de ayuda cuando se presenta un desastre. La Cruz Roja carece de una unidad para estas actividades.

No es raro que una o dos unidades permanezcan en los talleres mecánicos para su afinación, servicio, cambio de llantas y reparaciones mayores, “es prioritario tener las ambulancias en buen estado, porque una unidad que no funciona bien representa un peligro para el personal y los pacientes que son trasladados, comentó.

Las unidades requieren operadores calificados, que hayan llevado el curso de Conductores de Vehículos de Emergencia (Cove).

Las ambulancias son programadas para trabajar turnos durante el día y por la noche, unas más se destinan a traslados programados. Estos servicios se caracterizan en transferir a personas que han sufrido accidentes o se encuentran enfermas a recibir atención especializada a hospitales de Puebla o de la Ciudad de México, por ejemplo.

A los familiares de los pacientes se les cotiza lo que cuesta el traslado, el uso de oxígeno, el acompañamiento de un médico especialista o si viaja bajo la responsabilidad de los paramédicos de la Cruz Roja.

También se realizan traslados programados denominados de máximo beneficio de personas desahuciadas que se llevan a sus comunidades para que ahí mueran.

 

 

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Portadas

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

Compruebe también

Estar informados es indispensable para evitar embarazos no planeados

Oaxaca de Juárez, Oaxaca.- Tras el anuncio de una jornada de lucha en contra de la despena…